El CB Breogán eligió su nuevo consejo de administración en una plácida asamblea

Carmen Lence, Narciso Fernández, Tito Díaz y Alfonso Orol continúan en el órgano que dirige al club celeste. La fundación Breogán, cuyo director es Salva Arco, fue proclamada también por unanimidad como nuevo miembro
Carmen Lence, accionista mayoritario, habla con Arco y los Quintela, entre otros, tras la junta. XESÚS PONTE
photo_camera Carmen Lence, accionista mayoritario, habla con Arco y los Quintela, entre otros, tras la junta. XESÚS PONTE

Como una balsa de aceite. Así se desarrolló la junta general de accionistas del Club Baloncesto Breogán SAD, la más tranquila de su historia reciente, que tuvo lugar este lunes en el salón de actos de la Diputación Provincial de Lugo. Lo más relevante de la misma fue la elección de los nuevos miembros del consejo de administración de la entidad, la aprobación de las cuentas anuales correspondientes al ejercicio social 2022-23 y la aceptación del presupuesto para la temporada actual. La presidencia del club, tras la marcha de José Antonio Caneda, se determinará en los próximos días.

Cuatro de los consejeros, María del Carmen Lence Ferreiro, Narciso Fernández Iturrospe, Jose Antonio, Tito, Díaz López y Alfonso Orol Castro –José Antonio Caneda Goyanes había comunicado su renuncia–, se postularon de nuevo para el cargo y fueron elegidos por unanimidad. La novedad residió en que la Fundación Breogán solicitó el quinto sillón del consejo e igualmente su demanda fue aceptada por todos los accionistas presentes.

De izquierda a derecha, Tito Díaz, Carmen Lence, Narciso Fernández y Alfonso Orol, reelegidos miembros del consejo del CB Breogán SAD.  XESÚS PONTE
De izquierda a derecha, Tito Díaz, Carmen Lence, Narciso Fernández y Alfonso Orol, reelegidos miembros del consejo del CB Breogán SAD. XESÚS PONTE

La distribución de cargos será acordada en una próxima reunión del consejo. ¿Quién ocupará la presidencia? Ninguno de los consejeros expresó su voluntad de tomar tal relevancia, aunque todas las opciones estarían abiertas. El hecho en sí mismo que la fundación Breogán haya sido elegida como componente del consejo de administración abre la posibilidad de que la cabecera la pueda ocupar quien elija este ente.

Tras la renuncia de Caneda también a la fundación, Narciso Fernández (presidente), Carmen Lence (vocal) y Alfonso Orol (secretario) son los tres patronos de la fundación en la actualidad, pero podrían llegar más, tal y como comentó el propio Fernández.

La fundación está dirigida hoy en día por el exjugador del Breogán Salva Arco, una figura muy bien considerada por todo el breoganismo, que bien podría ser el elegido por el ente para ocupar el lugar que le corresponde en el consejo del CB Breogán y, ¿por qué no?, la futura presidencia.

Además, según reconoció Tito Díaz, el modelo de gestión del club "ha funcionado perfectamente" y, en consecuencia, se podría reeditar la estructura actual del club, con un presidente con una función representativa y no ejecutiva, como la que ocupó José Antonio Caneda.

En la asamblea estuvo representado "el 56,32% del capital social" del CB Breogán, "más de 92.000 acciones", como informó Alfonso Orol al empezar la misma. En el primer punto del orden del día, Javier Morandeira –asesor de la entidad en temas jurídicos– fue el encargado de leer el informe ante la ausencia de la figura de presidente. En términos generales, destacó que se habían cumplido las expectativas del club en todos los ámbitos y dio las gracias tanto a los accionistas como a los socios y aficionados.

Narciso Fernández fue el encargado de hacer un breve repaso a las cuentas anuales, esto es, memoria, balance y cuenta de pérdidas y ganancias –correspondientes al ejercicio social cerrado el 30 de junio de 2023–. Fueron aprobadas por la asamblea con una única abstención. Fernández quiso expresar públicamente su agradecimiento al expresidente José Antonio Caneda.

Presupuesto 2023-24

Tito Díaz, por su parte, detalló el presupuesto breoganista para la actual campaña 2023-24, con unos ingresos previstos de 3.940.000 euros. Un dato reseñable es que de los casi dos millones de euros que corresponden a los patrocinadores, casi el 70% son privados y en torno al 30% públicos –Diputación, Concello y Xunta–, algo que no había acontecido nunca.

En el capítulo de gastos previstos para este curso, sobre 3.300.00 euros, la partida más importante corresponde a los costes salariales de la plantilla, seguridad social incluida; seguida por el coste salarial de los empleados del club, desplazamientos y gastos financieros. Lo más relevante serían los 640.000 euros que se espera de resultado positivo, que se emplearían –no es su totalidad– para pagar la tercera cuota del valor de participación en la Liga Endesa. Todos los presentes dieron el sí a los presupuestos.

No hubo ruegos y preguntas y, en consecuencia, la asamblea se desarrolló con suma fluidez. Los nuevos consejeros expresaron tras la misma su "satisfacción" por cómo se había desarrollado todo. Carmen Lence mostró su complacencia porque la sociedad "había cerrado el ejercicio anterior con casi un millón de euros de beneficio".

Narciso Fernández, por su parte, no pudo ocultar su satisfacción por la marcha del club en todos los ámbitos: deportivo, social y económico.

Balance económico del ejercicio 2022-23

Narciso Fernández fue el encargado de explicar las cuentas anuales del CB Breogán correspondientes al ejercicio anterior, que de manera detallada el club ya había publicado en su página web.

Obligaciones

A nivel de gestión corriente, la sociedad lucense expuso que está al día en todas sus obligaciones. Las deudas que se mantienen con las entidades financieras están vinculadas en su mayoría a patrocinios pendientes de cobro que se han refrendado durante los años 2022 y 2023. Estas se irán liquidando a medida que se vayan cobrando.

Deudas a largo plazo

Las deudas a largo plazo de la entidad, asociadas a accionistas y patrocinadores del club, se cancelarán a medida que las posibilidades de tesorería así lo permitan.

Activo

El Breogán dispone de un activo de 977.000 euros, que corresponde a las dos primeras cuotas del valor de participación que ya fueron abonadas. La primera de ellas mediante un préstamo de accionistas y patrocinadores –la deuda a largo plazo a la que se alude– y la segunda con cargo al presupuesto de la presente campaña. En caso de un hipotético descenso, esta se convertiría en un valioso activo líquido que la entidad cobraría.

184.000 euros

Quedarían pendientes del plan de viabilidad puesto en marcha por la entidad breoganista en el año 2020. El importe inicial del mismo fue de 790.000 euros.

Comentarios