La caza no fue menor

Los aficionados al deporte de la escopeta se cobraron perdices y liebres en el arranque este domingo de la temporada, en una jornada que estuvo marcada por la inestabilidad meteorológica
photo_camera La jornada estuvo marcada por las lluvias. VICTORIA RODRÍGUEZ

Pese a que las expectativas no eran buenas, por una parte, debido a las consecuencias de la prolongada sequía y, por otra parte, porque el día amaneció lluvioso, la temporada de caza menor arrancó este domingo con piezas cobradas.

En el tecor de Portomarín, por ejemplo, hubo cazadores que cubrieron su cupo de dos perdices y una liebre. Su directiva establece ese límite para que todos los asociados se puedan hacer con alguna pieza.

Las perdices cobradas eran tanto autóctonas como alguna de las repobladas en agosto, buen síntoma de que estas salieron adelante pese a la sequía, que se augura que condicionará la temporada.

"La prolongada sequía no es buena para ninguna especie. Si bien el calor sí lo es para los conejos, para frenar la mixomatosis que se suele registrar ahora en otoño", afirmaba ayer el secretario de la Federación de Caza de Lugo, José Manuel Vidal.

                      Varios lances en los montes lucenses del inicio de la temporada de caza menor.
El inicio de la temporada de caza menor en los montes de Lugo. VICTORIA RODRÍGUEZ

En esta primera jornada las condiciones meteorológicas tuvieron su cuota de protagonismo. Hubo de todo. Salió la niebla, llovió y hasta lució el sol tímidamente.

El período hábil general para ejercer la actividad se prolongará hasta el próximo 6 de enero, tal y como recoge el Diario Oficial de Galicia.

Se consideran días hábiles de caza con carácter general los jueves, domingos y festivos de carácter estatal y autonómico. Del mismo modo, la jornada, al ser una actividad que solo se puede practicar en el período comprendido entre una hora antes de la salida del sol y una hora después del atardecer, vendrá determinada por las horas oficiales que se publiquen en la web de Meteogalicia.

En el caso de la arcea y la agachadiza el período podrá ampliarse hasta el 11 de febrero en terrenos de régimen cinegético especial (RCE) que lo soliciten, los jueves, domingos y festivos.

Para la liebre, la actividad cinegética se permitirá solo hasta el 26 de noviembre, los jueves, domingos y festivos en terrenos de RCE. Con respecto al zorro, el período general de la batida permanecerá abierto desde el 7 de enero hasta el 11 de febrero del año que viene, los jueves, sábados, domingos y festivos.

Es necesario recordar que en la práctica de la caza menor en los terrenos de aprovechamiento cinegético común, no se podrán usar más de cuatro perros por cazador. En el caso de los grupos, que no podrán estar conformados por más de seis personas, el máximo de perros será de 12.

Un grupo de cazadores en una de las batidas de este domingo. VICTORIA RODRÍGUEZ
Un grupo de cazadores en una de las batidas de este domingo. VICTORIA RODRÍGUEZ

Caza mayor

El pasado sábado hubo cazadores que abatieron jabalís en la provincia de Lugo. Aún así, el presidente de la Federación de Caza de Galicia, el lucense Francisco López, reiteraba el domingo que este no abunda y que "está donde no se puede cazar", en el entorno de las ciudades, no en los montes, debido a la actuación de sus dos predadores, el lobo y el cazador. Precisaba además este directivo que "los perros no trabajan como consecuencia de la sequía".

Comentarios