miércoles. 03.06.2020 |
El tiempo
miércoles. 03.06.2020
El tiempo

CAMBIOS NO MANDO

Curro Torres y Mere, juventud y ambición en los banquillos de Lugo y Fuenlabrada

Mere y Curro Torres. EP
Mere y Curro Torres. EP
Ambos se verán las caras del domingo en un encuentro decisivo

Les une la ambición, en el buen sentido. También su juventud, su corta carrera como entrenadores. Incluso la humildad de los equipos. Lugo y Fuenlabrada se medirán el próximo domingo (12.00 horas) en el estadio Fernando Torres, en la localidad madrileña, con el objetivo de sumar tres puntos vitales en sus respectivos objetivos; los azules de Baldomero Hermoso, Mere, (15-3-1975, El Puerto de Santa María) porque confían en mejorar aún más su plaza en la zona cabecera de la clasificación en la que vive desde el comienzo de la temporada por más que el equipo es neófito en Segunda División; los rojiblancos de Curro Torres (27-12-1976, Ahien, Alemania) aspiran a comenzar una racha que les salve del descenso, situación en la que el equipo del Ángel Carro está situado en este momento.

Nada menos que doce puntos separan en este momento a Fuenlabrada (séptimo con 38 puntos) y Lugo (vigésimo primero y penúltimo con 26) o, lo que es lo mismo, la lucha por el ascenso y por la permanencia.

El equipo madrileño comenzó la temporada con el único objetivo de aparecer en agosto de 2020 en la lista de equipos de Segunda División

La superioridad del Fuenlabrada es clara. La trayectoria le delata. No siempre fue así. El equipo madrileño comenzó con el único objetivo de aparecer en agosto de 2020 en la lista de los equipos que arrancarán la Liga de Segunda División. Todo era una incógnita, empezando por Mere Hermoso, el entrenador, un hombre joven y apenas conocido más allá de su zona del Puerto de Santa María, su pueblo natal, y Cádiz.

Pero ya había conseguido éxitos desde el banquillo. Por ejemplo, dos ascensos en tres temporadas con dos equipos diferentes. Porque Mere condujo al Cádiz B a Tercera División en su primera campaña y a punto estuvo de desembarcarlo hasta Segunda B —solo le frenó la derrota en la última eliminatoria por el ascenso—. Y con el Fuenlabrada, en la temporada 2018-19, repitó la jugada: ascenso a Segunda División, por primera vez en la historia para el equipo madrileño. Si el fútbol fuese matemática, y lógica, todo apunta a que este año toca luchar por los play off de ascenso a Primera. Pero, ya se sabe, fútbol, lógica y matemática se repelen.

La carrera de Torres como futbolista tuvo su colofón su presencia en el Mundial 2002

No ha tenido hasta ahora tanta fortuna por el mundo de los banquillos Curro Torres, cuyo currículum vitae como futbolista es espléndido. Mientras que Mere se fajó por numerosos equipos (desde 1993 hasta 2005 en Cádiz, Algeciras, Motril, Granada, Mensajero, Jerez Industrial, Portuense...), casi siempre en Segunda B, Torres conoció la gloria. El que fuera durante seis años, de 2001 a 2007, dueño absoluto de la banda derecha de la defensa de un Valencia de época, ganó Ligas (dos, con el Valencia, claro, en 2002 y 2004), una Copa de la Uefa y una Supercopa de Europa (ambas en 2004), siempre con Rafael Benítez como guía y faro, al que todavía se le venera por Mestalla; y tuvo como colofón su participación con España en el Mundial de Corea y Japón en el año 2002.

Tras sus trabajos fallidos por el Lorca y el Córdoba, Curro Torres fue destituido en ambos (dos equipos que al final de la temporada perdieron la categoría, la Segunda División), tiene ahora el objetivo de mantener al Lugo donde vive desde el año 2012, la categoría de plata del fútbol español. Una labor hercúlea le espera al entrenador nacido en Alemania, cuyo papel parece que ha cambiado con Mere Hermoso, modesto como futbolista y ganador como entrenador.

Curro Torres y Mere, juventud y ambición en los banquillos de Lugo...
Comentarios