El CD Lugo, en busca de la identidad

El Lugo de Hernán Pérez Cuesta ha enseñado distintas caras en su juego en este inicio de Liga, donde ha demostrado su capacidad para los contragolpes y el juego ofensivo, pero también se ha mostrado a merced de sus rivales en la Liga
                      Sebas Moyano gana un balón aéreo en el duelo ante el Oviedo en el Ángel Carro.
photo_camera Sebas Moyano gana un balón aéreo en el duelo ante el Oviedo en el Ángel Carro.

Encontrar una identidad clara sobre la que sostener un rendimiento. Encontrar un estilo claro, que funcione de base sólida para competir por cada punto con los recursos actuales. Absorver los conceptos de un técnico para alcanzar la salvación en una categoría donde hay que rendir durante casi diez meses. Ese es el objetivo de un Lugo todavía por formar bajo las órdenes de Hernán Pérez Cuesta.

Porque todavía no se ha visto con claridad el plan que desea desarrollar el preparador asturiano. El equipo del ovetense no ha tenido una dirección clara y homogénea en este inicio de Liga.

La intención de ser un grupo de presión alta, robo y salida, que no se encuentre a merced del rival en campo propio se vio en Zaragoza, donde cumplió una segunda parte donde la velocidad para transitar, la lectura ofensiva del partido y la capacidad para lanzar rápido a sus jugadores fue la norma a seguir.

Pero apenas se observó ese Lugo. Apareció en retazos en los primeros treinta minutos ante el Leganés y el Alavés, además de quince minutos en Villarreal. Ahí se cumplió la premisa de ser un grupo adelantado, que pudiera provocar el robo alto y partir con el balón desde el suelo.

El conjunto de Hernán Pérez es el segundo que más esféricos ha robado en la División, con 394, aunque la mayoría en zonas alejadas de la portería contraria.

Porque también se pudo ver a un equipo en bloque bajo, con predilección por el juego directo y la descarga del delantero hacia los costados y los centros laterales sin rematador. El cuadro del Ángel Carro es el tercero que menos tiempo tiene el balón de la categoría, con un 42%. Solo el Huesca (41%) y el Rácing de Santander (39%) tienen menos posesión.

El fútbol en largo y la pelea aérea es más la marca de la casa de los lucenses. El Lugo es el que más balones de cabeza gana en la categoría de plata.

El equipo también ha sufrido ante las ofensivas contrarias, ya que es el club de Segunda que más disparos ha permitido a sus rivales: 120, muy lejos del Burgos, segundo en esta clasificación con 99 tiros permitidos.

Mejorar la capacidad de anular a los puntas ajenos será uno de los retos para encontrar una identidad sólida y que permita tomar impulso en la tabla.

Más en Deporte Local Lugo
Comentarios