viernes. 07.05.2021 |
El tiempo
viernes. 07.05.2021
El tiempo

Un buen alumno enfrente

Diego Epifanio da instrucciones a sus jugadores en el partido que enfrentó a Leche Río Breogán y Ourense en el pasado diciembre. VICTORIA RODRÍGUEZ
Diego Epifanio da instrucciones a sus jugadores en un partido. VICTORIA RODRÍGUEZ
El Palma, rival el domingo del Río Breogán, ha apostado esta temporada, lejos de los excesos de la pasada, por una plantilla joven que ha logrado clasificarse en el grupo de los mejores

El Río Breogán visitará el próximo domingo (12.00 horas) al Palmer Alma Mediterranea Palma, una de las revelaciones de la primera fase de la LEB Oro. El conjunto mallorquín no contaba, en principio, entre los favoritos para colarse en el grupo de ascenso y menos después de un mal inicio de Liga, en el que perdió cinco de sus seis primeros partidos.

Una plantilla totalmente renovada, con mayoría de jóvenes jugadores y, salvo excepciones, como Jawara o Ruffington, que no jugó la primera fase, con escaso recorrido en la competición, no transmitía confianza. Sin embargo, su reacción fue contundente y en las doce jornadas finales de su grupo tan solo sufrió dos derrotas, lo que le llevó a finalizar en tercera posición, tras el Tau Castelló y el Covirán Granada, con once triunfos y siete derrotas.

El club mallorquín, tras tocar el cielo con la punta de los dedos en la temporada 2018-19, en la que jugó el último partido de la final a cuatro ante el Bilbao, que fue el que logró el ascenso, se marcó para la temporada siguiente la meta de conseguir una plaza en la Liga Endesa. Para ello, con un presupuesto muy ambicioso, realizó una auténtica selección de los mejores jugadores de la categoría, prácticamente todos con ascensos en su currículum.

Así, además de tres de los jugadores más destacados de los que jugaron la fase final en Bilbao (el base lucense Erik Quintela, Carles Bivia y Álex Hernández), incorporó a jugadores de la categoría de Johan Lofberg, Matt Stainbrook, Chema González, Thomas Bropleh o Alex Lindquist. Pero la apuesta no salió como estaba previsto. El equipo no llegó a dar muestras del potencial que se le presumía y, de hecho, cuando la LEB Oro se suspendió a causa de la pandemia, el Palma ocupaba la séptima plaza de la clasificación, con quince triunfos y nueve derrotas (el mismo bagaje que el Breogán). Incluso, los problemas fueron más allá del aspecto deportivo porque el club, con la suspensión de la Liga, pasó por graves problemas económicos.

Ante esta situación, para afrontar la nueva temporada el club balear cambió por completo. Con un presupuesto mucho más ajustado a su realidad, también reordenó su estructura como club. Con Pepe Laso como coordinador deportivo y la dirección en el banquillo del tándem formado por Álex Pérez y Pau Thomas, la apuesta ahora está basada en una plantilla joven y con cierta proyección. De la plantilla inicial solo un jugador (Jawara) procede de un equipo de primer nivel (el Gipuzkoa). Además, el pívot jamaicano también es el único que supera los 25 años de edad. Ahora, para la segunda fase, también cuentan con Raffington, de 30.

Solo tres jugadores conocían la LEB 
Al margen de Karamo Jawara, solo tres jugadores de la actual plantilla del Palma procedían de equipos de LEB Oro —Pol Figueras (Ourense), Jacobo Díaz (Marín) y Kristian Kullamae, que aunque juega en calidad de cedido por el Burgos, la pasada campaña la jugó en el Canoe—. El resto de los componentes del equipo proceden de la LEB Plata (Mila Suskavcevic y Sean McDonnell) o de la EBA, como los hermanos Alejandro y Diego Rivas o Sergi Huguet. 

El único jugador de la plantilla del Palma que debuta en el baloncesto español es el alero estadounidense Ronnie Harrell, que procede del desconocido Etzella, equipo que participa en la desconocida Liga de Luxemburgo y que se ha convertido en una de las sensaciones de la Liga. De hecho, es el máximo anotador de la categoría, con una media de 17 puntos. El segundo anotador de la competición es su compañero Kristian Kullamae (16 puntos por partido). 

Junta de accionistas 
El CB Breogán celebrará la junta general de accionistas el 28 de abril en el salón de actos de la Diputación de Lugo. La aprobación de las cuentas anuales y del presupuesto para la temporada 2020-21 serán los puntos más destacados en la junta.
 

Un buen alumno enfrente
Comentarios