El Breogán se prepara para un reto mayúsculo ante el mejor equipo de Europa

El conjunto lucense visitará este domingo al Real Madrid actual líder de la ACB y de la Euroliga
Musa, en un partido con el Real Madrid. EFE
photo_camera Musa, en un partido con el Real Madrid. EFE

El Río Breogán afrontará este domingo ante el Real Madrid (Wizink Center, 12.30 horas ) un reto mayúsculo: intentar vencer en su feudo al equipo más en forma de Europa. El conjunto de Chus Mateo lidera tanto la Liga Endesa (su bagaje es de 10 victorias y una derrota)  como la Euroliga (10-0). Solo el Unicaja ha sido capaz de derrotar (93-99) a los madridistas en el presente curso), en el que se han llevado la Supercopa de España a sus vitrinas.

Curiosamente, la plantilla del Real Madrid es la que menos se ha reforzado de toda la Liga Endesa con respecto a la temporada anterior, pero... ¡qué fichaje! El regreso del base argentino Facundo Campazzo, después de su sueño americano en la NBA y su fugaz estancia en el Estrella Roja, ha permitido al cuadro blanco descargar responsabilidades a otros jugadores de la línea exterior y optimizar su juego de ataque. 

Una vez más, se demuestra la tremenda importancia en el baloncesto de un buen director de orquesta. Las estadísticas del argentino reflejan su importancia en el juego de su equipo —en los diez partidos que disputó en la ACB, anota 13,6 puntos, coge 1,5 rebotes, reparte 6,3 asistencias y tiene una valoración de 18,4 créditos de media por encuentro—. Además, con unos porcentajes que sobrecogen (65,7% en tiros de 2, 40,9% en triples y 97,3% desde el tiro libre).

La plantilla madridista ya era formidable; de hecho, es el actual campeón de la Euroliga. Rudy Fernández, Hezonja, Gaby Deck, Vincent Poirier —cuyo rendimiento está siendo exceslo en este arranque de temporada—, Llul, Yabusele —en la actualidad lesionado— o Dzanan Musa.

Al exbreoganista le vino muy bien la llegada de Campazzo y esta temporada se está viendo una mejor versión del inteligente jugador bosnio. La pasada campaña, en ciertos momentos clave, pareció menguar vestido de blanco, tal vez por la excesiva presión que se autoimponía un baloncestista de su nivel en un club colmado de estrellas. Este curso Musa anota una media de 13,3 puntos con unos notables porcentajes de acierto (66,7% en tiros de 2 y 39,5% desde más allá de 6,75 metros) y colabora también con 2,3 rebotes y 2,1 asistencias de media por partido —datos en la Liga Endesa—. 

Chus Mateo, el entrenador madridista, reafirmó su posición llevándose la Euroliga la pasada campaña, en la que tuvo que aguantar muchas críticas a su labor. Este año el Real Madrid le otorgó una nueva oportunidad y esta respondiendo con creces.

El corolario de lo anteriormente expuesto sería que la victoria para el Breogán se antoja inalcanzable  este domingo y tal vez sobre el papel así sea. Además de la diferencia de resultados, algunos  apartados estadísticos también reflejan la desigualdad, como el porcentaje de lanzamiento:
Breogán: 45,3% (lanzamiento de 2), 28,8% (triple) y 76,3% (tiro libre)
R. Madrid: 59,4% (T2), 36,1% (T3) y 82,4% (TL)

El cuadro capitalino es el equipo de la ACB que más puntos anota por choque (91 por 80 los celestes). En puntos encajados (80 y 79), rebotes y pérdidas los números son más parejos. 

Pero, como David contra Goliat en el conocido pasaje bíblico, el Breogán dispone de una honda llamada coraje para hacer frente al coloso blanco. En el deporte nada está escrito a priori y pese a la diferencia de plantel que le otorgan sus recursos tan dispares —del Real Madrid no se sabe su presupuesto, pero para hacerse una idea, perdió el año pasado 27,8 millones de euros—, tal vez haya llegado el momento de hacerle hincar la rodilla... más de dos décadas después. 
 

Antecedentes. Dos victorias en el feudo madridista en 25 encuentros
El Breogán jugó su primer encuentro en la cancha del Real Madrid en la temporada 1970-71, que se saldó con una clara derrota (101-57). Eran tiempos en los que el conjunto blanco, con Luyk, Brabender, Rullán o Paniagua en sus filas, encadenó diez ligas. Aun así, un jugador celeste fue el que más sobresalió en aquel partido:  el mítico Alfredo Pérez, autor de 26 puntos. 

Primer triunfo
Habría que esperar once partidos más —y 22 años— para contemplar el histórico primer triunfo del humilde equipo lucense en el feudo del Madrid. Fue el 1 de febrero de 1992. El entonces DYC Breogán, entrenado por José Antonio Figueroa, logró lo que los diarios de la época tildaron de "gran hazaña". El conjunto celeste, tras una igualada primera parte, encontró los agujeros precisos en la reanudación, y no dio opción a los madridistas (85-91 al final). Brillaron con luz propia tres hombres: los estadounidenses Randy Allen (30 puntos) y Claude Riley (18) y el tercer ‘americano’ del equipo, Manel Sánchez (27).

85 Real Madrid (44+41): Llorente (6), Romay (2), Biriukov (12), Antúnez (11), Brawn (12), Cargol (2), Simpson (16) y Antonio Martín (14).
91 DYC Breogán (41+50): Juanmi Alonso (2), Roca (2), Manel Sánchez (27), Riley (18), Cabezudo (12), Miguel Ángel Fernández y Randy Allen (30).

Temporada singular
El segundo —y último— triunfo del conjunto celeste en la cancha del Madrid se produjo en la campaña 2002-03, cuando se impuso por 77-81 el 9 de noviembre de 2002. Ese curso, el conjunto entonces dirigido por  Andreu Casadevall le ganó también al conjunto blanco en Lugo (88-78) y se clasificó finalmente noveno, con la particularidad de que quedó por delante de los madridistas, décimos. 

En su momento se armó un gran revuelo porque se había invitado al Real Madrid a participar en la Uleb Cup, obviando al cuadro lucense.

77 Real Madrid (39+38): Hawkins (5), Alston (23), Lucio Angulo (7), Victoriano (10), Digbeu (3), Herreros (10), Tarlac (7), Alfonso Reyes, Mumbrú (12) y Hernández-Sonseca (14).
81 L. Río Breogán (43+38): Javi Rodríguez (20), Davis (19), Albert, Sanmartín (8), Racca, Gomis (11), Biota (7), Ricardo González (10) y Garcés.

Más en Deporte Local Lugo
Comentarios