domingo. 07.03.2021 |
El tiempo
domingo. 07.03.2021
El tiempo

77-71. El Leche Río Breogán paga cara su falta de concentración ante el Ourense

Un momento del partido. LA REGIÓN
Un momento del partido. LA REGIÓN
Los de Diego Epifanio fueron a remolque durante todo el partido

El Leche Río Breogán cayó en el derbi gallego ante el penúltimo clasificado del grupo, un Ibereólica Renovables Ourense que fue siempre por delante en el marcador y que no se dejó amilanar en ningún momento ante un equipo lucense que se mostró ausente y no ofreció, ni mucho menos, una buena versión. Todo en un duelo sin consecuencias clasificatorias de cara a la siguiente fase, algo que también se notó.

El Leche Río Breogán llegaba consciente de que, pese a ocupar la penúltima posición de la tabla, el rival no iba a ponérselo nada fácil. Y por si quedaban dudas, los de Diego Epifanio se encontraron de entrada con un equipo local que defendió con uñas y dientes y que en los primeros compases del choque se mostró muy superior en el rebote defensivo, lo que le permitió tomar las primeras ventajas en el luminoso (4-2, minuto 3). No conseguía reaccionar el Breogán, que veía como dos triples consecutivos de Spight elevaba la renta local hasta los 8 puntos (10-2).

Dos tiros libres de Sergio Quintela rompían la sequía breoganista y significaban el pistoletazo de salida para el líder, que parecía por fin entrar en juego con un triple de Kacinas (13-7, a 5.35). Pero lo cierto es que el Breogán sufría mucho para sacudirse la presión defensiva de los ourensanos y que, además, no conseguía frenar el juego exterior de un Ourense que con su cuarto triple colocaba el 16-7 en el marcador mediado el primer cuarto.

Larsen, con dos tiros libres y una canasta daba algo de aire a los visitantes, pero no era suficiente y a falta de 2.11 para el final del cuarto, con 20-11 en el luminoso, Diego Epifanio paró el partido en busca de soluciones. Larsen anotaba a la vuelta, pero ahí acabó todo para los visitantes, que en los dos últimos minutos del cuarto encajaron un parcial de 4-0 y vieron como el rival se iba de 11 puntos (24-13).

No cambiaron las cosas en el inicio del tercer cuarto. Un triple de Van Wijk y una canasta de Diogo Brito elevaron la renta local de nuevo por encima de los diez puntos

Ya en el segundo cuarto, el Breogán trató de meter una marcha más y encontró en los lanzamientos de tiros libres y un triple de Salva Arco un poco de aire (26- 19, minuto 12). Pero el Ourense tampoco bajó el ritmo en defensa y seguía sin dejar maniobrar a su rival (30-19).

Iván Cruz, que estaba siendo de los pocos que se salvaban de la quema en estos primeros minutos, anotó de nuevo para el Breogán, pero su canasta era como una gota de agua en el desierto y a 4.20 para el descanso los de Gonzalo Díaz de Vitoria ganaban de 14 puntos (35-21). Una vez mas, era Larsen, con tres tiros libres, el que conseguía romper la sequía visitante (35-24). El Breogán aprovechó las rotaciones en las filas locales para protagonizar un pequeño arreón y firmar un parcial de 0-8 que le acercaba a solo cinco puntos de Ourense (35- 30, minuto 18). Pero Spight y un triple de Henriquez daban al traste con la reacción visitante y los ourensanos mantenían su ventaja al descanso (40-32).

No cambiaron las cosas en el inicio del tercer cuarto. Un triple de Van Wijk y una canasta de Diogo Brito elevaron la renta local de nuevo por encima de los diez puntos (45-32). A partir de ahí, el Breogán consiguió frenar la escapada de su rival con una defensa presionante en toda la pista que generaba muchos problemas al ataque ourensano. El único problema era que tampoco el ataque de los de Diego Epifanio funcionaba y, aunque conseguían evitar que los locales continuasen ampliando su renta, no acababan de entrar en el partido y el Ourense mantenía su ventaja siempre en torno a los diez puntos (55-42, minuto 27). La dinámica no cambió durante todo el cuarto. La igualdad se había instalado en la pista y eso no jugaba precisamente a favor del Breogán, que pese a todos sus esfuerzos se iba al último cuarto todavía con diez puntos de desventaja respecto a un sorprendente Ourense (59-49).

Sollazzo, con un triple y dos tiros libres, devolvía la esperanza a Breogán (62-54, a 7.20 del final), pero los de Diego Epifanio seguían teniendo problemas y no conseguían acercarse mas. A partir de ahí, volvió el tira y afloja y las idas y venidas, pero el Ourense mantenía su ventaja en el marcador (70-61, minuto 36).

No era una diferencia irrecuperable, pero tal y como había ido el partido, se antojaba complicado que el Breogán remontase, y los malos presagios se confirmaron. En el último cuarto, los pupilos de Diego Epifanio lo intentaron todo y llegaron a situarse a solo cinco puntos (64-59, a 5.28 del final), pero dos triples consecutivos de Henriquez y otro de Mazaira ponían fin a la reacción visitante (73-61, a 3.34). Y de ahí al final, aunque lo intentaron los breoganistas, el Ourense tiró de oficio para certificar su triunfo.

77-71. El Leche Río Breogán paga cara su falta de concentración...
Comentarios