lunes. 21.10.2019 |
El tiempo
lunes. 21.10.2019
El tiempo

LEB ORO

90-76. El Breogán se da de bruces contra la LEB

Soluade y Dani Rodríguez. D. PALENTINO
Soluade y Dani Rodríguez. D. PALENTINO
El conjunto lucense encaja en Palencia su primera derrota de la temporada. Los de Diego Epifanio firmaron una primera parte para el olvido y al descanso ya caían por 19 puntos

El Leche Río Breogán echó el freno en Palencia, como en otras tantas ocasiones. El cuadro lucense encajó su primera derrota de la temporada tras firmar una primera parte para el olvido. Mejoró ligeramente el equipo de Diego Epifanio tras el descanso, pero solo le sirvió para maquillar una merecida derrota.

Los palentinos saltaron a la cancha intentando correr y proponiendo un baloncesto dinámico. El parcial de salida fue 4-0 para los locales, pero rápido salió Olah al rescate con dos tiros en suspensión para empatar el partido. La primera ventaja del cuadro lucense llegó a 6.59 para el final del primer cuarto con un triple de Thaey (6-7). La salida de Dani Rodriguez desde el banquillo agitó a los pupilos de Carles Marco.

El juego eléctrico del catalán desarboló el sistema defensivo y, tras fabricarse una canasta de bella factura, hacía el 17-13. También hizo daño la incursión de Dos Anjos, el reciente fichaje del cuadro palentino, que jugando en el poste bajo puso en jaque el juego interior de los pupilos de Epi. Soluade tuvo la posibilidad de maquillar el resultado con un triple sobre bocina que se perdió en el limbo y el Palencia se fue al final del primer cuarto con 25-17 y muy buenas sensaciones en ataque.

El Palencia acabó el primer cuatro con ventaja de ocho puntos y muy buenas sensaciones

Tras la reanudación, el Palencia no levantó el pie del acelerador e impuso un parcial 4-0 de salida con canasta de Bader. Nuger fue el encargado de romper ese parcial negativo con una canasta que mantenía diez puntos abajo a los celestes (29-19). La escuadra morada estaba tan cómoda que por momentos se permitió un baloncesto de altos quilates en ataque. El carrusel de cambios por parte de Epi que intentó dar con la tecla a base de permutas no funcionó.

La sangría en ataque continuó hasta el descanso. No obstante, a 2.31 del asueto los de Bravo lograban la máxima diferencia hasta el momento con una canasta de Pradilla que puso el 45-25. Esa fue la tónica hasta que se llegó al final de los primeros veinte minutos. El Breogán no mejoró en el tiro de tres y llegó al descanso con un acierto de doce intentos, o lo que es lo mismo, un ocho por ciento de acierto. Por su parte, el Palencia logró hasta ese momento un cincuenta por ciento de acierto desde más allá del 6.75.

El tercer cuarto comenzó con intercambio constante de canastas. Olah hizo la primera para los de Epi, a la que respondió inmediatamente Larsen. A 6.13 para el final del tercer cuarto un triple de Christian Díaz estrechaba a el cerco 56-41. Rápido reaccionó el conjunto local por mediación de Dani Rodríguez desde el 4,60 para evitar que los lucenses se pusieran a rebufo en el luminoso con dos tiros libres que volvían a poner las cosas muy complicadas 60-41. En el último minuto del tercer cuarto y con mas corazón que cabeza, el Breogán intentó reaccionar y Arco ponía el 68-73, pero Jorgensen volvía a enfriar a los de Epi, que se fueron al final del tercer cuarto con una desventaja de 71-53.

El Breogán intentó reaccionar, sin éxito, en el tercer cuarto

El Palencia saltó a la cancha muy concentrado en defensa y sin generar concesiones que pudiesen meter a los lucenses en el partido. La primera canasta fue obra de Pradilla con un tiro a tabla. Rápido contestó Nurger con otra canasta contra el cristal, pero ese intercambio era muy negativo habida cuenta de la ventaja con la que entraban los locales en el último asalto. Lejos de levantar el pie del acelerador y relajarse, los morados siguieron inspirados en ataque.

Un triple de Antúnez a 7.49 del final seguía engordando la diferencia (78-57) de un partido en el que el Breogán estuvo desconocido con respecto a las dos primeras jornadas. Aun así, el gen competitivo salió a relucir para evitar que la diferencia fuese escandalosa al final. Por ejemplo con un mate Thaey a cuatro minutos del final para el 80-64. Lo cierto es que el pescado estaba prácticamente vendido y lo único que entró en juego fue luchar hasta el final para que el average no fuese muy amplio ante un posible empate a final de temporada entre ambos. No obstante Marco pidió tiempo a 3.52 del final tras un triple de Dago Peña que acercó a los visitantes 80-67.

A la salida del tiempo muerto, Bader anotó, pero de nuevo de Quintela dejaba la diferencia en doce puntos. Los palentinos no se pusieron nerviosos y supieron gestionar a la perfección el final del partido para llevarse el gato al agua. Los deberes los habían hecho los primeros 35 minutos y supieron poner el sello al sobre para cerrar la segunda victoria de la temporada y hacer morder el polvo por primera vez al Breogán en el presente ejercicio. El camino será largo. Seguro.

FICHA TÉCNICA
Chocolates Trapa Palencia (90): Jorgensen, Larsen, Grimau, Kacinas, Jasaitis —quinteto inicial—, Bader, Pradilla, Antúnez, Dos Anjos y Rodríguez.

Leche Río Breogán (76): Sánchez, Peña, De Thaey, Díaz, Olah —quinteto inicial—, Soluade, Arco, Nogués, Nurger y Quintela.

Árbitros: Pagan Baro, Martínez Prada y Lázaro Rodríguez.

Incidencias: Partido disputado en el Pabellón Municipal de Palencia.

90-76. El Breogán se da de bruces contra la LEB
Comentarios