martes. 22.06.2021 |
El tiempo
martes. 22.06.2021
El tiempo

El Río Breogán, decidido a evitar el tercer partido

Iván Cruz celebra la victoria ante el Alicante en el Pazo. VICTORIA RODRÍGUEZ
Iván Cruz celebra la victoria ante el Alicante en el Pazo. VICTORIA RODRÍGUEZ
Los lucenses buscarán en Alicante una victoria que le clasificaría para la última eliminatoria antes del ascenso

El Río Breogán podría conseguir este sábado la clasificación para la eliminatoria final de la LEB Oro, en la que se decide el ascenso de categoría. Para ello, los de Diego Epifanio necesitan derrotar esta tarde (20.30 horas) al HLA Alicante en un encuentro, segundo de la serie que enfrenta a estos equipos, que se disputará en el Pabellón Pedro Ferrándiz de Alicante. En caso contrario, es decir si los celestes no logran su objetivo, la clasificación se decidirá el próximo miércoles en el Pazo dos Deportes de Lugo.

En un playoff, y más cuando ya es de semifinales, los pronósticos suelen ser muy poco fiables porque son muchos los factores, y no siempre meramente deportivos, que pueden influir. Los nervios, la presión, la ansiedad no siempre juegan a favor o no siempre los equipos son capaces de encauzar positivamente esas emociones. En este sentido quizá el Río Breogán puede partir hoy con cierta ventaja. A diferencia de lo que ocurrió en el encuentro del pasado miércoles, ahora toda la presión es para el conjunto local. El Alicante afronta el encuentro con la consciencia de que una derrota la aparta de la competición, al Breogán lo hará sabiendo que en el peor de los casos aún tendrá otra opción y además a favor de ambiente. De todas formas, el Alicante ya fue capaz de superar una eliminatoria - la de cuartos de final que le enfrentó al Tau- que empezó perdiendo. Probablemente basándose en ello y también para reforzar anímicamente a sus jugadores, el entrenador del HLA Alicante no dudó en manifestar ayer que «si el Breogán no está al 200% les vamos a ganar seguro». 

 En caso de derrota, habría un partido de desempate, el miércoles, en Lugo

Desde luego no es aventurarse demasiado augurar un partido duro, de máxima exigencia física. El Alicante saldrá a por todas y el equipo lucense necesitará igualar el empuje del rival para ser competitivo. No debería ser un problema. Al fin y al cabo, el Breogán tiene una mayor profundidad de banquillo y físicamente nada que envidiar a su rival.

Otra cosa será que el conjunto lucense sea capaz de corregir los errores, habituales ante el conjunto alicantino, en la defensa del pick and roll desde donde los de Pedro Rivero generan la mayor parte de su juego. No es casualidad que ante el Breogán al Alicante presente un acierto mucho mayor al habitual. En los dos últimos encuentros frente a los de Diego Epifanio los de Rivero estuvieron por encima del 59% en el acierto en los lanzamientos triples - en los diez partidos de la segunda fase apenas superaron el 30%- e incluso en el último partido anotaron más canastas de tres puntos que de dos.

El Breogán afronta el partido sin bajas

La defensa, por lo tanto, será un aspecto clave en el encuentro de este sábado para el Breogán, necesitado de ajustar en su trabajo defensivo para evitar que Txemi Urtasun o como sucedió en el encuentro del pasado miércoles, otros jugadores como Stojan Gjuroski o Rafa Huertas puedan lanzar con comodidad. Posiblemente, el Alicante vuelva a utilizar en algún momento, la defensa zonal de ajustes que exhibió en el segundo cuarto del último partido y que paralizó el ataque de los de Diego Epifanio.

El Breogán hasta ahora se mostró superior a su rival en el juego interior, aunque el pasado miércoles los de Lugo acusaron la escasa aportación de Kacinas. Con todo, hay que esperar un encuentro competido hasta el final. Al fin y al cabo, Breogán y Alicante se han enfrentado en esta temporada en cuatro ocasiones y todos los encuentros se han resuelto en los instantes finales e incluso en la prórroga como en la Copa.

El Río Breogán, decidido a evitar el tercer partido
Comentarios