Ben McLemore queda en libertad provisional tras pagar 50.000 dólares de fianza y podría volver a Lugo

El alero del Breogán está acusado de cuatro delitos sexuales, incluyendo un cargo por violación ► Compareció ante la jueza de forma telemática desde prisión y tras entregarse a las autoridades penitenciarias ► La próxima audiencia judicial quedó programada para el 1 de julio 
Ben McLemore, compareciendo por videoconferencia ante la jueza Katherine Weber. KGW
photo_camera Ben McLemore, compareciendo por videoconferencia ante la jueza Katherine Weber. KGW

El jugador del CB Breogán Ben McLemore ha quedado en libertad provisional tras pagar 50.000 dólares de la fianza después de haber prestado declaración este miércoles ante la jueza del condado de Clackamas, acusado de cuatro delitos sexuales por unos hechos ocurridos en octubre de 2021, cuando jugaba en los Portland Trail Blazers de la NBA. Según OregonLive, sus abogadas pagaron el depósito y el de Misuri fue puesto en libertad esa misma tarde, por lo que podría viajar a España y reincorporarse a la disciplina breoganista en unos días. Además, ABC News y The Athletic indican que la próxima audiencia judicial quedó programada para el 1 de julio.

Pasaban unos minutos de las cuatro de la tarde en Portland (la una de la madrugada en España), cuando el breoganista Ben McLemore comparecía ante un tribunal de Oregon. Unas horas antes, el baloncestista se había entregado a las autoridades penitenciarias de Multhnomah, donde se le requería bajo la acusación de cuatro delitos sexuales: un cargo de violación en primer grado, un cargo de penetración sexual ilegal en primer grado y dos cargos de abuso sexual en segundo grado. Si finalmente es condenado en el proceso -que continúa abierto-, podría enfrentarse a un mínimo de ocho años y cuatro meses de prisión.

La jueza Katherine Weber. KGW
La jueza Katherine Weber. KGW

Tras ser detenido y trasladado a la prisión de Clakamas y fijarse una fianza provisional de medio millón de dólares, McLemore declaró ante la jueza Katherine Weber vestido con una camiseta, sentado en una mesa y con las manos situadas ante su boca. Tal y como señala OregonLive, parte de la causa en la que está implicado el jugador permanece secreta, ya que el tribunal quiere mantener el anonimato de la víctima y, además, la investigación para esclarecer lo sucedido sigue en marcha

Las medidas cautelares

Según informa OregonLive, McLemore acordó someterse a pruebas de muestras de cabello para controlar si cumple con el límite de consumo de alcohol ordenado por la corte. Esta es una de las medidas cautelares que le fueron impuestas por la jueza.

Según explicó la Policía, los hechos que se investigan ocurrieron el 3 de octubre de 2021 en una casa de la ciudad de Lake Oswego, en el condado de Clackamas, en Oregón. Pese a ser identificado McLemore como el supuesto autor de los hechos, la investigación sufrió retrasos por los viajes de trabajo del jugador de baloncesto. 

Finalmente, en febrero de 2024, los investigadores hallaron evidencias que implicaban directamente a McLemore, según el comunicado emitido este miércoles por la Policía. Por eso, cuando este llegó el martes al aeropuerto internacional de Portland, fue arrestado. Los investigadores agradecieron el "coraje" de la víctima para sobrellevar el proceso.

McLemore, relato de una detención

La temporada del Río Breogán da para una serie de ficción. El último episodio ocurrió este miércoles por la noche (mañana en Estados Unidos), cuando el escolta estrella del equipo, el jugador que había venido como fundamental para la salvación, Ben McLemore, era detenido y encarcelado en el estado de Oregon por varios cargos de abusos sexuales y violación.

McLemore había viajado a su país de origen esta semana, en lo que iba a ser un desplazamiento relámpago, con permiso del club, que en la noche de este miércoles señaló que sabía que tenía una cuestión "personal judicial". Tomó un avión el martes y tenía el vuelo de regreso el jueves. La comparecencia iba a ser el miércoles por la mañana, ante el Tribunal del Condado de Clackamass, una zona residencial a las afueras de Portland (Oregon).

Lo que parecía que iba a ser un trámite, o eso pensaban el club y el agente del jugador, acabó con McLemore en la prisión del condado. El juez tiene previsto tomarle declaración por "violación en primer grado con penetración sexual y dos cargos de segundo grado de abuso sexual". Así lo recogen varios medios de comunicación estadounidenses, que alrededor de las nueve y media de la noche del miércoles empezaron a dar la información en cascada. Los agentes del baloncestista explicaron que se trata de un trámite habitual en Estados Unidos: la detención y el encarcelamiento cuando hay una denuncia en contra y una orden de arresto (outstanding warrant), pero confían en que vuelva para España al final del día (mañana de este jueves en España) después de declarar por lo que califican como una "denuncia falsa".

Según esta versión, los hechos habrían ocurrido en casa de un compañero de equipo en Portland, hace dos años, y que hay otros jugadores que ya declararon. La versión de McLemore es que la relación sexual con una chica que estaba en esa fiesta fue consentida. La noticia creó tal expectación que de madrugada (la pasada) fue retransmitida en directo su comparecencia por una web de vistas judiciales.

McLemore estuvo en la temporada 2021-2022 precisamente en los Portland Trail Blazers, donde jugó 64 partidos con buenas actuaciones y porcentajes.

 

Era su cuarto equipo de la NBA tras Sacramento (que lo eligió en el siete del draft), Memphis, Houston y Los Ángeles Lakers. Nada hacía pensar que dejase de ser jugador de la mejor liga del mundo, pero sin embargo decide dar el salto a China y Europa, justo en la temporada en la que se produjo el incidente.

McLemore inicia entonces su exilio en un club chino y después ficha por el AEK de Atenas, donde tampoco cuajó y desde diciembre está en el Río Breogán. 

Un jugador imprescindible para el Breogán

El alero es uno de los jugadores más importantes para el equipo que dirige Veljko Mrsic, que se está jugando la permanencia en la Liga Endesa. En 13 partidos con el Río Breogán promedia 13,7 puntos, 2,8 rebotes y 1,5 asistencias en 25 minutos de juego. Su amenaza desde la línea de tres, con más de dos triples por encuentro, era una de las armas ofensivas del equipo lucense.

El jugador de Misuri de 31 años tiene una amplia trayectoria en la NBA. Fue elegido en séptima posición del draft de 2013 por los Sacramento Kings, donde jugó cuatro temporadas. Después pasó por Memphis Grizzlies, de nuevo Sacramento, Houston RocketsLos Angeles Lakers y Portland.

Un polémico enfrentamiento con la Policía de Lugo

La noticia del arresto de McLemore llega apenas un mes después de que el breoganista protagonizase un enfrentamiento con la Policía Local de Lugo.

Los hechos se produjeron alrededor de las cinco de la madrugada del viernes 8 de marzo, cuando los agentes denunciaron al jugador porque, en estado ebrio, condujo su turismo, a pesar de que le habían advertido que no lo hiciera, y se negó a realizar la prueba de alcoholemia, llegando a ponerse agresivo con los policías.

Tras el incidente, McLemore pidió perdón ese mismo viernes asegurando que había cometido un "error" del que no se sentía "orgulloso" y mostró su compromiso con el equipo: "Mi deseo es seguir ayudando a mis compañeros y al club".

El comunicado completo del escolta del Breogán

"He cometido un error del que no me siento orgulloso. Ahora, más que nunca, mi deseo es es seguir ayudando a mis compañeros y al club, aprender de este fallo y dar el ejemplo adecuado para todos los que creen en mi, especialmente para los más pequeños.

Por ello pido mis sinceras disculpas y pido que nadie dude de que daré lo mejor de mi, en lo personal y en lo profesional, para ayudar a conseguir los objetivos que todos queremos.
#ForzaBreo"

Comentarios