martes. 26.05.2020 |
El tiempo
martes. 26.05.2020
El tiempo

La atípica pretemporada de la monfortina Saleta Fernández durante la cuarentena

Saleta Fernández realiza ejercicios físicos en su domicilio de Monforte
Saleta Fernández realiza ejercicios físicos en su domicilio de Monforte
La saltadoraaprovecha el confinamiento para recuperarse en Monforte de sus lesiones 

Han pasado ocho meses desde que la monfortina Saleta Fernández (15 de julio de 1997) se proclamara campeona de España de salto de altura al aire libre. En aquella final para el recuerdo en la pista de La Nucía (Alicante) la lucense conseguía la mejor marca de su carrera y la tercera española de todos los tiempos.

Aquel salto de 1.90 metros le permitió, a sus entonces 21 años, confirmarse como la mejor de España en su disciplina, algo que venía apuntando años atrás en todas las categorías inferiores. Por algo está en manos de Ramón Torralbo, una eminencia en este deporte y la persona que esculpió los éxitos de la oro olímpica de salto de altura Ruth Beitia.

Pero tras la mayor alegría de su carrera, llegaron las malditas lesiones. Durante un entrenamiento, el tendón de la inserción del isquiotibial de su pierna de batida dijo basta y tuvo que apartarse de la competición entre los meses de septiembre y noviembre. La recuperación no fue fácil, de hecho se alargó más de lo debido porque la lesión acabó afectándole la espalda. "Entre una cosa y otra he estado parada entre septiembre y febrero, por lo que para mí este confinamiento es como una pretemporada. No me corta ninguna progresión porque ni siquiera podía competir por esta mala racha de lesiones", asegura desde Monforte, a donde se desplazó desde Santander -donde vive, estudia y entrena- en cuanto el Gobierno canceló las clases en la universidad.

"En Cantabria estoy sola y con todo esto lo único que quería era estar con mi familia. Además, aquí tengo más posibilidades de entrenar, porque allí vivo en un piso, y aquí tengo un jardín pequeñito", explica.

Y a eso dedica el confinamiento, a intentar mejorar de sus lesiones y recuperar, dentro de lo posible, un tono físico que se acerque al que disfrutaba cuando se proclamó campeona de España. «Hago todo tipo de ejercicios: trabajo el core (área que engloba toda la región abdominal y parte baja de la espalda), hago unas vallas con palos y gomas y hago mucho multisalto», indica.

Existen posibilidades de lograr el billete para Tokio 2021, me puedo acercar, pero no me pongo presión

Por la mañana dedica más de dos horas a un entrenamiento de alta intensidad y, por la tarde -y después de las obligadas clases online-, "otra media horilla, o más, para algún que otro ejercicio y sobre todo estirar".

No lo puede reconocer, pero el parón competitivo le ha beneficiado a la hora de intentar recuperar su mejor versión. "Al final quien sale más favorecido en una situación así es el atleta que mejor material tiene para entrenar", apunta. "Habrá algunos que se las puedan apañar muy bien y será muy bueno para ellos, pero para otros seguro que es muy malo. Yo no estoy ni en la mejor ni en la peor situación, pero me falta material. Al final no es positivo, porque si entrenase con normalidad en Santander, sería todo mucho mejor", concluye.

La monfortina tenía escasas opciones de clasificarse para los Juegos de Tokio que finalmente se disputarán el próximo año, pero no es algo que lo descarte. "Tenía que saltar un 1.96 o puntuar en otras competiciones, pero como estuve parada no lo conseguí. Existen posibilidades durante este año, me puedo acercar, pero no me pongo presión".

Presión no, pero sí es una motivación para la monfortina, que dice que no quiere obsesionarse con ello. "Mi prioridad es el Europeo, que este año tocaba en París. A ver si se celebra. Más allá de eso ya iremos viendo".

Ruth Beitia, un apoyo vital
Saleta Fernández mantiene una relación de amistad muy estrecha con la oro olímpica Ruth Beitia, a pesar de que la cántabra ya no participa en los entrenamientos de Ramón Torralbo como hacía antes. "Viene de vez en cuando, pero lo que sí hacemos es comer juntas una vez cada semana".
Márketing y Publicidad
La atleta cursa el último año de la carrera de Márketing, Publicidad y Relaciones Públicas, pero no sabe cuándo ni cómo se examinará de lo que le falta.

La atípica pretemporada de la monfortina Saleta Fernández durante...
Comentarios