Arranca la Liga Smartbank para el CD Lugo: un año para reiventarse o sufrir

El Lugo inicia su undécima temporada en Segunda División sin emblemas como Pita, Seoane e Iriome y con una plantilla muy renovada
Plantilla CD Lugo 2022-2023. VICTORIA RODRÍGUEZ
photo_camera Plantilla CD Lugo 2022-2023. VICTORIA RODRÍGUEZ

AÑO I después de Carlos Pita, Fernando Seoane e Iriome González. Tres emblemas, tres capitanes, tres banderas del Club Deportivo Lugo en Segunda División. La historia del club rojiblanco en la categoría de plata no se puede contar sin mencionar a tres futbolistas que este año, después de una década ofreciendo alegrías a los albivermellos, no estarán presentes en el vestuario.

Su ausencia no pasa desapercibida para nadie. Lo avisó el último entrenador del equipo, Rubén Albés —hoy en el Albacete— nadamás finalizar la temporada. "El Lugo necesita referentes ahora que se han marchado los tres capitanes. Necesita figuras ejemplares en el vestuario y en el terreno de juego al estilo Pita, Seoane e Iriome González". Un reto mayúsculo, casi imposible para cualquier futbolista, pero que jugadores como Xavi Torres y Manu Barreiro asumen con naturalidad en la A undécima temporada consecutiva del Lugo en Segunda División.

El decano de la categoría de plata tiene el objetivo, un año más, de la permanencia. Un equipo de la entidad del Lugo no aspira a más hoy en día, pero no puede perder el foco y, sobre todo, ese carácter que le ha caracterizado a lo largo de todos estos años: la competitividad y la supervivencia. El Lugo es un equipo rocoso, incómodo para sus rivales y, sobre todo, sabe mantener la calma cuando más quema el balón, cuando la guillotina del descenso asoma por encima de su cabeza.

Esa piel que viste al vestuario ha impregnado a todo el club. Acostumados a Loitar y Espíritu Loitador son los lemas de la actual temporada, dos frases que en Lugo potencian su significado porque nadie ha peleado más en los últimos tiempos por mantenerse en la categoría. Lo ha conseguido de todas las maneras posibles, pero sobre todo con milagros en la última jornada cuando todos los demás le daban por descendido. El Lugo resiste, y quiere resistir un año más.

Ya sin Albés a los mandos, el nuevo responsable del banquillo es Hernán Pérez. El suyo es un perfil repetido desde la dirección deportiva en los últimos años: un entrenador joven pero con experiencia, con ambición, hambre, conocimientos y que desconoce la categoría. Mehdi Nafti y Rubén Albés cumplían estos parámetros y dejaron un gran sabor de boca en la ciudad. El reto de Hernán Pérez es dar continuidad a esa saga y lo hará con la ventaja de contar con una plantilla muy renovada respecto a los últimos años, pero con la desventaja de saber que la presión de la permanencia, este año, es más dura que nunca.

Lo mostrado en pretemporada invita al optimismo. Es cierto que al Lugo le falta gol —llegarán más jugadores en la línea de ataque para paliar este problema—, pero también es cierto que el club rojiblanco ha exhibido una buena imagen en la mayoría de los partidos que ha disputado antes del inicio oficial de Liga, previsto para este lunes ante el Albacete a las 19.30 horas. Sigue siendo ese equipo pedregoso, irritante, que abandera un estilo conservador pero atrevido, que consigue resultados tanto en el Anxo Carro como a domicilio. Sin ir más lejos, viene de ser el equipo que más empates cosechó (20) en la campaña 2021- 22, una cifra que demuestra que el traje de equipo competitivo no se trata de un disfraz.

REFUERZOS . Ocho han sido hasta ahora las incorporaciones que ha firmado el Club Deportivo Lugo en este mercado de verano. Patrick Sequeira en portería; Neyder Lozano, Zé Ricardo, Bruno Pirri, Jordi Calavera y Miguel Loureiro en defensa; Marc Carbó en el centro del campo y Ángel Baena en la delantera.

Ocho refuerzos —llegarán más, posiblemente con la temporada ya empezada— que prometen mejorar cada una de las líneas del equipo sobre el terreno de juego. Sequeira llega para apuntalar la portería ante la salida del joven Fran Vieites y para que Whalley tenga competencia real bajo palos. En defensa, cinco jugadores nuevos llegan para cubrir las bajas de futbolistas que han sido importantes en el club como Campabadal, Ricard Sánchez, Diego Alende, Roberto Canella o Juan Antonio Ros, recientemente traspasado al Albacete. El Lugo, con Carlos Pita y Wagner Molina, ha trabajado a contrarreloj para que su nuevo entrenador tenga una zaga de garantías de cara al inicio de Liga.

En el centro, Carbó se une a una medular que ya se reforzó con Clavería en el pasado mercado de invierno y que podría contar con el mauritano El Hacen, hoy a prueba con el equipo, como guinda del pastel de cara al nuevo curso.

Arriba, a falta de algún que otro retoque que podrían ser un delantero de características diferentes a Barreiro y un extremo capaz de jugar por las dos bandas, el Lugo ha incorporado a Ángel Baena, un futbolista que destaca por su velocidad y habilidad con la pelota. Siguen Manu Barreiro, capitán y emblema del equipo, Chris Ramos, que está ante la temporada de su confirmación como jugador importante, Jaume Cuéllar, que debe dar un paso adelante y Sebas Moyano, un futbolista especial.

Más en Deporte Local Lugo
Comentarios