jueves. 02.12.2021 |
El tiempo
jueves. 02.12.2021
El tiempo

La ambición de Adrián Ben no tiene límites: "Se me han quedado ahí las medallas"

Adrián Ben. JUAN IGNACIO RONCORONI
Adrián Ben. JUAN IGNACIO RONCORONI
El vivariense, tras deslumbrar con su quinto puesto en la final del 800, volvió a mostrar ese inconformismo que lo hace crecer año a año

El vivariense Adrián Ben se regaló en el día de su 23 cumpleaños un quinto puesto en la final olímpica, un presente también para España que por primera vez ve a un atleta rozar el podio de los 800 metros. "Se me han quedado ahí las medallas y nunca sabes cuando vas a volver a unos Juegos y menos en una final", dijo desconforme pero feliz por estar disfrutando de un momento único de su carrera deportiva. 

El atleta se enfrentó a esta final olímpica "preparado para cualquier cosa y correr lo más digno posible".  "Estoy sorprendido porque me esperaba una carrera más rápida por parte de los keniatas, quería dar lo máximo posible, corro para ganar y la ambición me caracteriza", afirmó tras salir de la pista en el Estadio Olímpico de Tokio y haber logrado una marca de 1:45.96.

Un quinto magnífico puesto por detrás del doblete keniano Emmanuel Korir (1.45.06) y Ferguson Rotich (1:45.23), el polaco Patryk Dobek (1:45.39) y el australiano Peter Bol (1:45.92). "He salido a ritmo, un pelín más fuerte porque a tonto el último", explicó risueño de su estrategia a los medios y remarcó: "No quería irme al suelo". 

Cuando faltaban 100 metros de carrera, el gallego reconoció que por un momento vio "medalla" pero a falta de 50 metros, "se me han empezado a hinchar las piernas" y no pudo llegar a puestos de podio.

De la "piña" que se ha dado al llegar se reía y mostraba los moratones a los periodistas, gajes del oficio o como él mismo, afirmó: "Muhammad Ali decía que el sufrimiento es pasajero pero la gloria es para siempre".

Una gloria que lamentó no poder compartir en vivo con sus padres: "Les intentaba buscar, para ir a darles un abrazo, un beso, disfrutarlo con ellos, estar aquí es gracias a ellos e intentaremos estar en París para que ellos estén en Paris y darles la alegría más grande posible". 

De Tokio se lleva el haber aprovechado al máximo la oportunidad y cree que esta pequeña disconformidad le ayudará a seguir entrenando muy duro.

En los Mundiales de Doha 2019 Adrián Ben ya hizo historia al ser el primer ochocentista español en una final desde que lo estuvo Tomás de Teresa, en este mismo estadio de Tokio, hace 30 años.

La ambición de Adrián Ben no tiene límites: "Se me han quedado ahí...
Comentarios