domingo. 27.09.2020 |
El tiempo
domingo. 27.09.2020
El tiempo

Miguel Alvariño confía en seguir con vida en el cuadro individual

Alvariño, durante la fase previa.
Alvariño, durante la fase previa.
El deportista pontés busca un billete para la ronda de dieciseisavos de final en tiro con arco

El pontés Miguel Alvariño busca este martes a las 14.00 hora española, seguir vivo en el cuadro individual de tiro con arco y adquirir un billete para la ronda de dieciseisavos. No será una tarea sencilla. La mala actuación realizada en la ronda clasificatoria, en la que reconoció que le pudo el nerviosismo, le situó en la cuadragésima cuarta posición. Su rival en la primera eliminatoria será el francés Lucas Daniel, que finalizó vigésimo primero.

Visto el rendimiento de ambos en la fase previa, cabría pensar que el galo ostenta claramente el favoritismo ante el gallego, pero no tiene por qué ser así. Si Alvariño logra desquitarse la presión y evitar ponerse nervioso, tiene calidad para solventar el envite. El arquero pontés es noveno en el ránking mundial, mientras que su rival en el día ocupa la vigésima quinta plaza.

Por tanto, el cruce entre Alvariño y Daniel se presenta rodeado de incógnitas. Por sensaciones y por rendimiento en Río, el galo llega mejor a la eliminatoria, pero el gallego ha tenido dos días para mentalizarse y prepararse para el reto.

La concentración, como es lógico, será un aspecto clave, por lo que Alvariño deberá abstraerse, olvidarse del contexto y de las circunstancias que rodean el evento y focalizar sus esfuerzos en lograr tantas dianas como sea posible. Durante la celebración de la fase previa, el pasado viernes, estuvo más desacertado que de costumbre. Explicó posteriormente que la presencia de las cámaras de televisión cerca de los arqueros le impidió sentirse cómodo a la hora de lanzar. Sin embargo, es algo con lo que cualquiera de los deportistas que están en Río tienen que lidiar, forma parte de la competición. No puede dejar que la presión del momento eche por tierra el trabajo de todo un ciclo olímpico.

Ha llegado el momento determinante de la competición: ya no hay espacio para más errores, una mala ronda implica despedirse de los Juegos Olímpicos. Miguel Alvariño sabe que tiene calidad para llegar más allá de treintaidosavos de final. Si consigue recuperarse anímicamente y es capaz de reencontrarse con su precisión habitual, sus posibilidades de vencer aumentarán.

En caso de superar la eliminatoria ante Daniel, a las 14.52 se enfrentará en segunda ronda al vencedor del partido entre el brasileño Rezende y el coreano Lee.

Miguel Alvariño confía en seguir con vida en el cuadro individual
Comentarios