jueves. 06.08.2020 |
El tiempo
jueves. 06.08.2020
El tiempo

Alessandra Aguilar: "Ver cortar la cinta a mi padre fue emocionante"

Aguilar llega a meta. XESÚS PONTE
Aguilar llega a meta. XESÚS PONTE

La lucense recuerda que su función no era ganar, sino "ser liebre y me pidieron que fuera algo más rápido en la primera vuelta"

Alessandra Aguilar vivió una jornada inolvidable y cargada de mociones. Fue madrina del medio maratón El Progreso-Cidade de Lugo, su ciudad natal, pero también corrió de liebre para un grupo de atletas que aspiraba a hacer un tiempo de 1:25 en la competición. Pese a que no era su objetivo principal, se proclamó ganadora de una prueba que no practicó esta temporada, en la que se centró en el cross tras su reciente maternidad.

¿Con qué recuerdo se queda de esta medio maratón?
De todas las sensaciones vividas, la que más ilusión me hizo fue ver a mi padre cortar la cinta inaugural para dar la salida a la prueba. Fue emocionante. Vive mucho el atletismo. Aunque mi función era la de ayudar, no la de ganar, seguro que también está satisfecho de ver inscrito mi nombre en el palmarés de esta carrera. Por eso le dedicó este triunfo.

Hizo un tiempo ligeramente superior al previsto en su función como liebre. ¿Por qué razón llevó su grupo un ritmo un poco mayor? 
La primera vuelta fuimos algo rápido. El grupo que corría conmigo se sentía bien y me pidió que mantuviese esa constante, por lo que hicimos un tiempo de 1:23, por debajo de los 1:25 previstos. Algunos incluso iban hablando en esta primera vuelta, pese a que yo les insistía que guardasen las fuerzas para el final, que siempre hacen falta. Llegamos dos minutos antes de lo previsto y eso contribuyó a mejorar marcas personales de los atletas. Mi función era ayudarles en ese objetivo, no hacer mejor o peor carrera, y casi sin darte cuenta vas un poco más deprisa. El trazado era bastante llano y se prestaba para hacer buenos registros. Es un tiempo que queda bastante por detrás de mi marca personal de una hora y diez minutos en el medio maratón.

¿Hubo algún tramo del recorrido que le pareciese más difícil?
El repecho al entrar en la Praza da Catedral, pero veníamos de hacer una cuesta abajo muy larga y se hace bastante bien. Les aconsejaba a mis acompañantes que se reservasen en esas zonas de cuesta abajo. Es algo que siempre viene bien en este tipo de carreras, en las que hay que aplicar otra forma de correr.

¿Qué impresión le dejó el desarrollo de la carrera?
Todo resultó muy agradable. Tanto por los momentos emotivos de la salida como por el público. Hubo bastante gente a lo largo del trayecto animando a los corredores. Tuvimos un buen ambiente. Quedé muy satisfecha por la experiencia.

Abel Antón, puesto 98 y liebre: "En la primera vuelta nos empujaban los de atrás y fuimos un poco más rápido. Después ya normalizamos el ritmo"

Fermín Cacho, puesto 403: "La homologación del medio maratón abrirá la posibilidad de que acudan unos 1.000 atletas más a esta prueba"

Alessandra Aguilar: "Ver cortar la cinta a mi padre fue emocionante"
Comentarios