domingo. 25.10.2020 |
El tiempo
domingo. 25.10.2020
El tiempo

Un adelantado enfrente del Lugoa

Borja Jiménez (en el centro, con el balón en sus manos), durante una sesión de entrenamiento. FUTBOLCARTAGENA
Borja Jiménez (en el centro, con el balón en sus manos), durante una sesión de entrenamiento. FUTBOLCARTAGENA
El Lugo jugará ante el Cartagena de Borja Jiménez, técnico de élite con solo 35 años

Un técnico que estará en el banquillo de enfrente cuando pudo haber estado en el propio. Un preparador tan joven como experto que estuvo muy cerca de hacer ganar al Lugo, pero que este domingo (20.30 horas) intentará derrotarlo en el Estadio de Cartagonova. Borja Jiménez, que se quedó a un palmo de ser entrenador en la ciudad amurallada se enfrentará ante el carismático Juanfran en un duelo entre dos equipos que pelearán por la permanencia en Segunda División.

Seis meses antes de que el preparador valenciano se sentara en el Ángel Carro para salvar al equipo, el Lugo había negociado con el abulense en Ponferrada para que fuera el sustituto de Eloy Jiménez. Finalmente ambas partes no llegaron a un acuerdo y el club rojiblanco acabó contratando a Curro Torres mientras Borja Jiménez firmó por el Cartagena.

Aquel desencuentro —que acabó por conducir a Juanfran tras el despido de Curro Torres a finales de junio— impidió que el Lugo contara con uno de los técnicos de moda del fútbol español.

Si Juanfran ha contado con una carrera envidiable como futbolista —fue internacional, jugó en clubes como el Levante, el Valencia, el Celta o el Ajax, entre otros—, su oponente del banquillo de este domingo apenas pasó del Ávila y el Colegio Diocesano de la ciudad castellana.

Juanfran acumuló vivencias en los vestuarios y conocimientos de los distintos técnicos que tuvo a lo largo de su dedicación profesional, mientras que Jiménez lo hizo desde lo académico, el fútbol base académico y vallisoletano antes de triunfar en la Segunda B, categoría que pisó por primera vez con treinta años. A esa edad, el actual preparador del Lugo era el lateral izquierdo del Real Zaragoza en Primera División.

Mientras Juanfran cumple su primera experiencia en una categoría profesional, Borja Jiménez entrenó con éxito al Valladolid B, al que salvó del descenso a Tercera División en la 2015-2016; al Izarra, con el que se mantuvo en la categoría de bronce una temporada más tarde; al Rápido de Bouzas, con el que se quedó a dos puntos de jugar el play off de ascenso a Segunda División en la 2016-2017.

Su gran campaña en Vigo le valió un contrato para dirigir al Mirandés. En el club burgalés coincidió con Hugo Rama y Yanis Rahmani para ascender a la categoría de plata. Culo inquieto, volvió a cambiar de aires para marcharse al Asteras Trípoli de la Primera División griega, donde fue despedido antes de acabar la temporada en suúnico fracaso conocido. Con 35 años entrena al Cartagena, club al que llegó en diciembre de 2019 en sustitución de Gustavo Munúa, que se había ido al Nacional de Montevideo. Jiménez subió a Segunda, categoría en la que buscará, como Juanfran, seguir creciendo como técnico.

Dos técnicos versátiles

Si Juanfran ha empleado varios sistemas casi siempre en función del rival, Borja Jiménez tampoco es monocromático en cuanto al diseño de sus equipos. En los tres partidos disputados utilizó un 4-2-3-1 en Leganés y ante el Spórting y un 4-4-2 en Oviedo.

Fútbol posicional y presión alta

El juego de posición y la presión con bloque alto son las señas de identidad de Jiménez. "Tengo una idea muy marcada de cómo me gusta el fútbol, desde el juego posicional, desde ser muy dominadores, desde defender con mucha altura lejos del área", afirmó en Marca en julio.

Un adelantado enfrente del Lugoa
Comentarios