sábado. 08.08.2020 |
El tiempo
sábado. 08.08.2020
El tiempo

87-69. Un Breogán solvente liquida al Tau Castelló

Un lance del Breogán vs TAU. VICTORIA RODRÍGUEZ
Un lance del Breogán vs TAU. VICTORIA RODRÍGUEZ

Un instante del Breogán vs TAU disputado este sábado en el Pazo VICTORIA RODRÍGUEZCon solvencia despachó el Leche Río Breogán la visita del Tau Castelló. Ambos equipos afrontaban el encuentro con secuelas de la pasada jornada, el equipo local porque el disgusto del Almansa la había dejado marcado, incluso en su orgullo y en los valencianos porque tener contra las cuerdas a todo un Mallorca — tuvieron el balón para ganar— era un buen augurio para presentarse en el Pazo dos Deportes. 

Y así el encuentro empezó con buen ritmo y con el Tau demostrando que su mejoría defensiva es un hecho, aunque ayer le faltó continuidad para inquietar a un equipo como el Breogán. Sobre todo porque los locales hicieron un partido serio durante la mayor parte de los minutos. El Tau logró situarse a un solo punto a cuatro minutos del descanso (30-29) pero acto seguido encajó un parcial de 12-0 en tres minutos que le dejó totalmente noqueado. A partir de ahí soltó un par de golpes al inicio del tercer cuarto, pero sin afectar al Breogán que no perdió el absoluto control de la situación. 

En gran medida, y sin perder de vista que por el camino aparecerán rivales de más entidad, ayer se vio lo que puede o debe ser el Breogán de la segunda vuelta. Salvo algún momento puntual, como el ya citado inicio del tercer cuarto, la disposición y la actividad defensiva del conjunto lucense estuvo a buen nivel. Un buen trabajo en general, aunque especialmente reseñable el realizado por Sergi Quintela ante un jugador como Wade Chatman — máximo anotador del Tau— que se fue al descanso con solo dos puntos anotados. 

La colaboración en el rebote también fue mejor que en otros partidos, menos problemas en los rechaces largos y una buena aportación de Powell (7 capturas) y Nogués (6) para equilibrar el trabajo de Olah y Nuger. De estos dos factores, defensa y rebote, se derivó un mayor ritmo, posibilidad de transiciones y alguna que otra penetración. Acciones que propiciaron puntos fáciles, siempre bienvenidos y una mayor presencia en la línea de tiros libres. Este sábado el Breogán tuvo 23 opciones desde la línea de personal, diez más de lo que fue su media en la primera vuelta de competición.

Mantener esta línea sería una magnífica noticia para el futuro del Breogán en esta competición, aunque en el encuentro de ayer hubo algún que otro punto no tan positivo. La contundencia dentro de la zona sigue siendo un factor mejorable aunque es evidente que con la presencia de Powell se ha dado algún paso adelante. Otra faceta deficitaria fueron las pérdidas. Veinte posesiones desperdiciadas son demasiadas y, posiblemente, ante otro rival se habrían convertido en una losa dificil de levantar. Es cierto que no es habitual ni mucho menos que el equipo lucense desperdicie tantas posesiones, pero si se considera que muchas de ellas se produjeron en momentos de falta de concentración entonces sí se entraría en un problema más común en los jugadores de Epifanio. Hay que saber jugar con el marcador a favor y "matar" los partidos.

Como esta dicho, el encuentro tuvo un buen inicio por parte de los dos equipos. El Leche Río Breogán llevando la iniciativa con una buena dirección de Mo Soluade y un Powell que ya se hacía notar. El Tau sorprendía, en cierta medida, por su buen trabajo atrás, con orden lo que le permitía mantenerse en el partido a pesar de que ni Dukanovic ni Wade Chatman, sus principales referencias anotadoras, eran capaces de ver el aro rival.

La igualdad se mantuvo hasta el minuto 16, con el ya citado (30-29) tras dos tiros libres anotados por Joan Faner. En solo tres minutos,  cinco puntos de Ahonen, cuatro de Powell y una triple de Soluade, abrían la primera, y ya definitiva brecha en el marcador (42-29), diferencia que reduciría antes del llegar al descanso la única canasta conseguida por Chatman en la primera mitad, (42-31). 

Un parcial de salida en la reanudación de (2-8) parecía que podría abrir de nuevo la posibilidad de que el partido se igualara. Fue un parcial producido por dos errores claros en la defensa local. Conociendo el mal, el remedio llegó de inmediato, se apretaron las clavijas y un acertado Soluade y Sergi Quintela, con sendas canastas triples, devolvían la tranquilidad y asentaban el golpe definitivo a un Tau Castelló que ya no tuvo capacidad de reacción.

Lo intentó Toni Ten con una defensa zonal cuando el marcador señalaba un (55-41) minuto 24, pero no tuvo el efecto deseado por el técnico. Ni complicó el ataque breoganista, ni igualó la diferencia física ni tampoco le sirvió para asegurar su propio rebote y buscar algún que otro contraataque. Por lo tanto,  las diferencias siguieron creciendo y se llegaba al final del tercer cuarto rondando la veintena de ventaja (70-52). 

En el inicio del último cuarto se produjo otra de esas desconexiones en el equipo lucense. Los desajustes defensivos propiciaron ocho puntos consecutivos de Ignacio Rosa. Una mini reacción que se acabó con una canasta triple, otra vez Soluade, que dio paso de nuevo al Breogán sólido que se vió durante gran parte del partido.
 
 

87-69. Un Breogán solvente liquida al Tau Castelló
Comentarios