viernes. 06.12.2019 |
El tiempo
viernes. 06.12.2019
El tiempo

Los 50 puntos están a tiro de Pucela

Los jugadores del Lugo celebran un gol en el Ángel Carro
Los jugadores del Lugo celebran un gol en el Ángel Carro

De ganar el sábado al Valladolid de Luis César Sampedro, el Lugo  alcanzará la salvación virtual antes que las anteriores seis temporadas en Segunda. Optar al play off de ascenso sería el siguiente objetivo 

El primer objetivo está a tiro de un partido. El reto inicial de la permanencia está a un paso, el que el Lugo puede dar este sábado (16.00 horas, GolTV) en el Ángel Carro ante el Valladolid de Luis César Sampedro. Los tan cacareados 50 puntos pueden ser alcanzados con un triunfo más para pasar a cotas  mayores hasta final de temporada. De lograrse los tres puntos ante los pucelanos sería la temporada donde ese guarismo casi mágico que suele otorgar el mantener la categoría se logra con mayor antelación.

Conseguir un resultado positivo conduciría al club rojiblanco a pensar en otra cosa y dejar de mirar de forma definitiva a la parte baja. El Lugo habría logrado el reto de los 50 puntos diez partidos antes del final de Liga, algo nunca visto al lado del Miño en Segunda División.

«La competición está tan igualada y todo el mundo gana todo que es muy complicado. Todos los equipos están sumando muchísimo. Este año hay más igualdad que nunca y hay equipos que se están preparando para llegar bien al final de campeonato. Nosotros tenemos que seguir a lo nuestro, que es sumar los 50 puntos ante el Valladolid y luego marcarnos otro objetivo, pero por ahora no podemos salirnos de nuestro guión», afirmó el actual entrenador del Lugo, Francisco Rodríguez, tras ganar al Alcorcón.

La vez que más temprano se había conseguido fue hace dos campañas, en la 2015-2016. En aquel curso compartido por Luis Milla y José Durán en el banquillo, el Lugo sumó los 50 puntos en la jornada 35 después de ganar en casa al Mallorca por 2-1. 

También se logró con holgura en la 2013-2014, con Quique Setién en el banquillo. Fue en el partido 37 cuando se sumó la cifra de las cinco decenas. Sin embargo, un mal final de temporada hizo que el Lugo tuviese que esperar hasta el último encuentro de la Liga para confirmar su salvación —con 54 puntos—  ganando a un Mirandés que ocupó posiciones de descenso con 50 puntos. En esas dos campañas el Lugo ocupaba la undécima plaza en el momento de sumar los puntos y estaban a la misma distancia del sexto:  3 puntos.

El curso pasado el Lugo tardó en conseguir la permanencia virtual a pesar de haberla encarrilado con antelación. Con Luis César en el banquillo, el cuadro rojiblanco esperó hasta la jornada 39 para sobrepasar los 49 gracias a su triunfo en Soria ante el Numancia por 0-1. Al cuadro lucense le costó cinco jornadas sumar un triunfo que le permitiera superar el objetivo mínimo, ya que en el partido 34 contaba con 48 puntos.

En las otras dos temporadas desde el retorno a Segunda, el Lugo no llegó a alcanzar los 50 puntos en la temporada 2014-2015, en la que sumó 49 en total —se salvó matemáticamente con dos jornadas de antelación—; mientras que en la 2012-2013 tuvo que esperar hasta el partido 40 para llegar a los 50 puntos.

Con un triunfo ante el Valladolid, el Lugo podría comenzar a pensar en el play off, del que lo separa actualmente 2 puntos y al que se acercaría de alcanzar los tres puntos, ya que hay varios enfrentamientos directos entre equipos que se encuentran por delante en la tabla.

El club rojiblanco tendría entonces que cambiar una dinámica que se cumplió desde la 2012- 2013: que es bajar el rendimiento en cuanto se alcanza la permanencia virtual. Salvo en una de las cinco temporadas anteriores, el Lugo siempre bajó su porcentaje de puntos por partido cuando alcanzó los 50.

Fue en la 12-13 cuando pasó de sumar 1,3 por encuentro a 2, mientras en el resto puntuó menos de lo habitual.

Los 50 puntos están a tiro de Pucela
Comentarios