jueves. 25.02.2021 |
El tiempo
jueves. 25.02.2021
El tiempo

AUGUSTO CÉSAR LENDOIRO

"Tebas es un autoritario; tiene mucho dinero y cree que con eso se soluciona todo"

A Coruña
Augusto César Lendoiro
02/04/2019
Foto: Moncho Fuentes / AGN
Augusto César Lendoiro, durante la entrevista. MONCHO FUENTES (AGN)
Fue el ‘enfant terrible’ del fútbol europeo, un deporte que ha llevado en la sangre desde que con 15 años fundó el Ural. Reconoce que lo echa de menos y ahora ofrece su experiencia al club de su vida, el Deportivo. Lendoiro es un mito y lo sabe.

Sus malabarismos en la mesa de negociaciones esquilmaron a clubes como el Bayern de Múnich o el Manchester United de Alex Ferguson. Hoy, desde la distancia pero con la experiencia de 25 años en la élite del fútbol profesional, Lendoiro recuerda sus años gloriosos, habla de la caída del Deportivo y analiza cómo ha cambiado en las últimas décadas un espectáculo en el que siempre fue cabeza de cartel.

Hace unos días le preguntaron en la radio si el Deportivo puede desaparecer y fue tajante: “No”. ¿Tan claro lo tiene?

Sí y por varios motivos. Siempre supe, creí y aposté por la viabilidad del club, pero hay una ventaja en que ahora exista un accionista mayoritario. En mis tiempos dependíamos de lo que yo llamé el ‘capitalismo popular’, que mandase la afición, los seguidores, porque estamos hablando de 25.000 accionistas. Pero ahora al capitalizar un importe de 35 millones, Abanca pasa a tener casi un 80% del capital social. Si Abanca tiene la capitalización del resto de la deuda, que creo que debería ser el objetivo principal, sería una forma de ayudarse a sí mismos, ellos como entidad financiera y para la valoración del propio club. Dejando todos en manos de Abanca, hablar de viabilidad, en buena lógica, me parece absurdo. No hay problema de ningún tipo. Donde hay que buscar viabilidad es en el aspecto deportivo. Económica no admite ahora ninguna duda.

Hace 20 años nadie se imaginaba ver al Deportivo en Segunda B. ¿Qué le duele más de toda esta situación?

El otro día el Bayern y el Tigres de Mexico jugaron la final del Mundial de Clubes, un campeonato que el Deportivo, precisamente, debió jugar en 2001, hace justo 20 años y que se suspendió. Nunca es fácil jugar un Mundial de Clubes para el que, encima, éramos favoritos con el Real Madrid y Boca Juniors. De aquel momento, que figurábamos en las estadísticas oficiales de la FIFA como cuarto mejor equipo del mundo, hemos pasado a una división que ni siquiera es profesional. Es dolorosísimo. Íbamos a jugar aquel Mundial de Clubes por ser campeones de la Liga española y el Madrid lo jugaba como campeón de Europa. Y así estamos 20 años después. En Segunda B, que es una locura de competición, y no precisamente demasiado bien.

"Estuve desde los 15 años hasta los 68, de manera ininterrumpida, como presidente de un club. O soy muy burro o algo tuve que aprender"

¿No le gusta la Segunda B?

No es que no me guste, es que es una locura, una aberración. Le dije al bueno de Luis Rubiales que se la montó un enemigo. No tiene sentido. Los que entendemos un poco de deporte, y en este caso de fútbol, no entendemos cómo se puede poner en marcha una competición con 102 equipos, con cinco grupos. Al final es todo una locura, porque ni es una Liga, ni es una Copa, más bien diría que es una lotería. Precisamente en un añA CoruñaAugusto César Lendoiro02/04/2019Foto: Moncho Fuentes / AGNo especial para los equipos tradicionales de Segunda B, por la creación de la Segunda B Pro. Es una locura. Si hablamos de la Tercera División, ¿el año que viene será la Cuarta? ¿La Quinta? Ya me explicarás cómo se entiende todo. Está hecha con los pies, intentaron quedar bien con mucha gente, había elecciones por el medio y buscaron una solución para contentar a muchos y les ha salido un bodrio.

¿No ha tenido tentación de volver? En las redes sociales se pide mucho su regreso.

No estoy en redes sociales, eso de las nuevas tecnologías… pero algo me han comentado, sí. Más que nada, lo que sí he hecho es ofrecerme a colaborar en la medida que sea necesario. Pero es cierto que ni Tino Fernández, ni después Paco Zas, ni el propio Fernando Vidal, con el que tengo una relación de cordialidad, me han pedido consejo o me han preguntado por alguna cuestión. Yo estuve desde los 15 años hasta los 68, de manera ininterrumpida, como presidente de un club. O soy muy burro o algo tuve que aprender. Y de esos 53 años, 25 en la élite del fútbol profesional. Extraña que no te pregunten, aunque solo sea porque la experiencia no es más que una suma de errores, y ya que los has cometido, les podría haber aconsejado que no cometiesen algunos que yo ya cometí. Pero es lógico que los que decidan sean los propios presidentes y las juntas directivas.

Entiendo que estaría encantado de ayudar si le llama Antonio Couceiro.

Por supuesto. En ese sentido uno está abierto y no me molestaría. Pero desgraciadamente es verdad que hay trabas, como les pasaba a los leprosos en la prehistoria. Parece que no pueden hablar contigo, que no pueden verte ni consultarte nada. Si llegamos a esos extremos, en pleno siglo XXI, es para echarse a temblar.

E20Y0297Estuvo 25 años al frente del club. Lo cogió en Segunda y lo llevó al máximo nivel. Liga, varios subcampeonatos, dos Copas del Rey con centenariazo en el Bernabéu incluido, semifinal de la Champions y tres Supercopas de España. Alcanzó el cielo.

Sí, y pudimos alcanzar más. Antes hablé de la posibilidad de haber sido campeones del mundo, pero por problemas de la organización nos indemnizaron y no se celebró. Pero pudo ser, porque éramos favoritos. También jugamos una semifinal de la Recopa de Europa, además de estar cinco años en Champions, muchas semifinales de Copa del Rey y muchos segundos y terceros puestos en Liga. Cuartos no fuimos nunca. Y no jugamos más años la Champions porque no existía. En los primeros años del Superdérpor no existía esa competición. Me acuerdo que cuando perdimos la Liga por el famoso penalti de Djukic, el año siguiente jugamos la Uefa. 

Otra gran competición.

La gente tiene mala memoria o desconoce por completo su historia. La Copa de la Uefa era tan difícil como la Copa de Europa. Porque todos los segundos, terceros y cuartos de todas las ligas importantes de Europa jugaban la Uefa. Ahora se quiere equiparar la Europa League con la Uefa. La Europa League es segunda división europea, también muy importante, tiene mucho nivel, pero no deja de ser eso. En aquel momento, el Madrid o el Barcelona, uno de los dos, tenía que jugar sí o sí la Uefa, o algunos años la Recopa. Eso lo traducías a Inglaterra, Francia, Holanda, Francia, Italia, y te quedaba una Uefa dificilísima. Esa era la realidad.

Monchi es hoy el referente de los directores deportivos. ¿Quién fichaba mejor, su Deportivo o el Sevilla de Monchi?

(Risas) He coincidido mucho con Monchi, pero en aquel momento no disponíamos de aparatos importantes de seguimiento de jugadores. Yo me hacía responsable de muchísimas decisiones, tanto en lo bueno como en lo malo. Pero creo que el Dépor iba por delante en esos periodos en los que Monchi ya era el responsable de fichajes en el Sevilla.

Rivaldo, Djalminha, Luque, Valerón, Donato, Mauro Silva, Naibet, Bebeto, Scaloni… la lista es interminable pero tendrá algún fichaje predilecto.

Son todos distintos. Rivaldo era un jugador extraordinario, como goleador, como trabajador, como mediapunta. De hecho fue considerado el mejor del mundo. Mauro Silva como mediocentro, uno de los mejores de la historia. Un cabeza de área, como dicen los brasileños. No le podías pedir goles, pero en todo lo demás era un 10. Djalminha te montaba un sambódromo en Riazor, cada vez que cogía la pelota el estadio hacía ‘ohhh’. Bebeto, como definidor, difícil encontrar uno mejor. Es imposible elegir. Como diría un profesor: “preguntas capciosas no”. Ahora lo pienso y elegir entre un Rivaldo y un Bebeto, o un Mauro Silva o un Djalminha, es imposible.

"Me quedé con muchas ganas de fichar a Cristiano Ronaldo, pero no pudo ser porque me pidieron mucho dinero y él era muy joven"

No tenían grandes equipos de seguimiento y muchas decisiones las tomaba usted. ¿Cómo lo hacían? ¿Le traían un vídeo y decidían?

A mí siempre me gustó el fútbol, pero también tenía mis personajes en el mundo de la representación de jugadores, en la prensa y en la televisión. Yo contrastaba lo que leía, cruzaba información con unos y con otros. Unía mi conocimiento con el de los demás e intentaba sacar conclusiones. A muchos les pedía información de cuatro o cinco jugadores, pero el que me interesaba de verdad era uno solo. Creo que en eso nos adelantamos a muchos equipos. También en la exigencia a las federaciones, o a la FIFA, para recibir dinero por los jugadores que se prestaban, o para buscar alternativas para no quedarnos sin futbolistas como nos pasó en partidos decisivos. Recuerdo un Dépor-Real Madrid en Riazor y a Mauro Silva y Bebeto cogiendo un avión para jugar con Brasil. Cosas que hoy en día no ocurren. O tener que pagar la operación de Mauro Silva, que le hicieron jugar de manera indigna para ganar el Mundial del 94. No había seguros, no había nada. Se ha avanzado mucho hoy en día y el Deportivo fue pionero. Me costó, eso sí, por dar la cara, 18 meses de inhabilitación por parte de la FIFA, que decían que les había llamado mafiosos, y no era verdad. Un periodista lo metió en un titular, no en el texto principal, y aunque lo pudimos demostrar, no me libré de esos 18 meses. Era el ‘enfant terrible’ del fútbol europeo y español.

¿Algún fichaje frustrado?

Entrenador, diría que Luis Aragonés. Jugador… Cristiano Ronaldo. Me quedé con muchas ganas, pero no pudo ser porque me pidieron mucho dinero. Era muy joven y me hablaban muy bien de él, cuando era un crío, con 16 años, pero ya antes de irse al United nos pedían 12 o 14 millones de euros que no podíamos pagar. Y menos por un chaval que sí, parecía que iba a ser un gran jugador, como ha demostrado, pero que no dejaba de ser una grandísima promesa.

Cristiano Ronaldo en el Deportivo. Impensable hoy.

Sí, sí. Beci, exjugador del Deportivo y secretario técnico entonces, fue a ver un partido del Spórting de Lisboa porque nos interesaba un defensa, y volvió asombrado de ver a un Cristiano que ya apuntaba unas condiciones extraordinarias.

¿Tuvo algo que ver Jorge Mendes?

No. No sé si en ese momento, ‘meu afillado’, porque me llama ‘padriño’, estaba ya con Cristiano. Este es un personaje especial, el bueno de Jorge, y se fue quedando con muchos jugadores. Es un gran representante, un gran asesor y un gran trabajador. Se quedó con todo el fútbol portugués (risas).

Empezó con usted.

Por eso me llama ‘padriño’. El primer fichaje que hace él es el de Nuno Espirito Santo, ahora entrenador en Inglaterra. Su primera gran operación de importancia la hizo conmigo.

LENDOIRO-VAZQUEZ27695¿Pagó el Deportivo tanto éxito?

Esto es el fútbol, sobre todo cuando se producen descensos. En aquella época muchos tenían grandes equipos. Me acuerdo del Celta, el propio Compostela en la época de Caneda. Después el Valencia, el Zaragoza, el Atlético de Madrid… eran equipos que siempre estaban en la pelea por los títulos. En aquel momento el problema que tenías, si querías mantener nivel, es que tenías que apostar, pero si en un momento determinado se producía un descenso, te quedabas muy tocado. Yo sufrí dos ‘descensos’, uno: pasar de jugar la Champions a no jugarla, que era un salto de 30-40 millones anuales que ya no tenías. Pero lo que sí tenías eran los gastos y los contratos de aquellas plantillas de jugadores extraordinarios. Por otro lado también sufrimos el descenso a Segunda, y cuando eso pasa los números rompen y la situación es límite.

Hay deportivistas que dicen que todo aquello mereció la pena si el precio es estar en Segunda B. ¿Qué opina?

No tiene nada que ver estar hoy en Segunda B, y de la forma en que estamos menos, con todo aquello. Aquella situación era recuperable a raíz del concurso de acreedores. Por poner un ejemplo, si alguien tiene una hipoteca importante de 300.000 euros, el problema para él no es deber 200.000 euros, el problema es pagar los 1.500 de cada mes. A nosotros nos pasaba lo mismo a partir del concurso de acreedores. El Deportivo pagaba su deuda en 35 años, y el problema no era la deuda en sí, era pagarla mensualmente. Esa fue la realidad. Y luego está la venta conjunta de derechos de televisión, que supone un incremento brutal. Cuando estábamos nosotros cobrábamos 20 millones de euros y éramos de los que más cobrábamos. Hoy, el último de Primera cobra 45. El Deportivo ha tenido presupuestos altísimos, pero no han acertado con los jugadores. Y ha pasado lo que ha pasado. Pero no fue causa-efecto.

¿Pero mereció la pena?

A mayores de eso, que puedo estar de acuerdo, insisto en que nada tuvo que ver. Se puede haber disfrutado de aquello y estar hoy en Primera División. Hay clubes que también debían dinero pero lo han hecho bien. Algunos acertaron, como la Real Sociedad o el Sevilla, que en aquella época no competían con nosotros. Estos equipos son ahora lo que entonces era el Deportivo, pero nosotros éramos mucho más. Éramos lo que es hoy el Atlético de Madrid.

¿Palpa el ‘Lendoirismo’? ¿Se lo dicen por la calle?

Mucho, y cada vez más. Cuando las situaciones son complicadas la gente se acuerda de todo lo que vivimos. No fue flor de un día, fue una década prodigiosa. Desde el 1992, hasta el 2005 o 2006, salvo algún año puntual que no, fue increíble. Es normal que la gente, y ahora más que nunca, se acuerde de aquello. De escuchar la música de la Champions en Riazor, de lo que representaba eso para la ciudad y para Galicia, para la hostelería, el comercio. La gente no se dio cuenta. No tuvimos apoyo institucional desde la ciudad ni apoyos mediáticos. Nadie se dio cuenta que la ciudad, incluso Galicia, notó muchísimo perder todo aquello.

¿Algún crítico?

Sí, pero no por la calle. Por lo que me dicen, están más en redes sociales, aunque ahora parece que está relajado. Pero por la calle nada. Siempre he contado con el cariño y el respeto de todo el mundo.

Alguna vez ha dicho que el fútbol no debe ser una empresa. ¿Qué debe ser si no?

No es que no deba ser una empresa, algunos componentes sí lo son, pero lo que genera de verdad es el propio fútbol. El dinero tiene que estar en el campo. Y eso lo diferencia de una empresa. Escotet comparaba el Deportivo con Pescanova y no tienen nada que ver. Para Pescanova necesitas un patrón que sepa dónde están los caladeros, y en el fútbol tienes que saber de fútbol, y con una diferencia: el caladero seguro que da resultado, pero en fútbol si el balón va al palo, o pierdes una Liga por un penalti, todo cambia. Son factores de suerte que nada tienen que ver con lo que ocurre con una empresa común. El Barcelona perdió dos Ligas porque en una le rompen el tobillo a Maradona y en otra secuestran a Quini, su goleador. En una empresa eso no ocurre, pero en el fútbol se vive de la estrella. Al Madrid le falta Cristiano Ronaldo y le desaparecen 50 goles. Esto es el ABC, como decía aquel, ‘si no entienden esto, cómo le voy a enseñar una raíz cuadrada’. 

¿Tanto ha cambiado el fútbol desde que era presidente?

Los directivos sí, mucho. Y ya no digo nada de la cantidad de clubes que están dirigidos, como el Valencia, con Peter Lim, o el Málaga con el Jeque. Clubes que dependen de una sola persona. Eso impide que la afición pueda manifestar sus ilusiones, cómo les gustaría que fuese el club. Eso provoca que el aficionado deje de sentir el fútbol, de sentirlo como algo propio. Hasta ahora el aficionado estaba en el campo y en el club, ahora como mucho es el dueño de los sentimientos, porque el dueño de las acciones y las decisiones, en algunos clubs, es una sola persona.

"Hay cosas que son muy atractivas, pero la ‘silla eléctrica’, como llamaba al sillón presidencial del estadio, es terrible en los partidos"

¿Qué le parecen Luis Rubiales y Javier Tebas?

Primero que se lleven bien, por el bien de la Liga, para que mejore el fútbol. Ahora está todo más tranquilo, pero he sido testigo en directo y he sido parte de buscar soluciones y era prácticamente imposible. Ojalá cada uno ocupe el lugar que le corresponda y sume. Javier Tebas es una persona muy autoritaria, tiene mucho dinero y se cree que todo se resuelve con dinero y no. Hay que partir de la base de que muchos derechos le pertenecen a la Federación, como organizadora de las competiciones. Que se pongan de acuerdo, porque el ejemplo que dan al seguidor es muy negativo.

¿Echa de menos a aquellas cenas y negociaciones eternas?

Hay cosas que son muy atractivas, pero la ‘silla eléctrica’, como llamaba al sillón presidencial del estadio, es terrible en los partidos. Hay que vivirlo para conocerlo. Un presidente no puede mirar para otro lado, porque para lo bueno como para lo malo, el responsable eres tú. Es terrible, pero fuera de eso, el fútbol, para alguien que con 15 años es presidente y funda el Ural, y estuvo hasta los 68 a pleno rendimiento con el Deportivo, se echa de menos. Pero hay momentos en que necesitas aire, pero cuando pasa el tiempo lo echas en falta.

Nadie se le resistía. Todos, Bayern, United, pasaban por el aro de Lendoiro.

(Risas) Unas veces sí y otras veces no, pero no me puedo quejar de ese rendimiento. A muchos por las noches los dormía (risas), y alguno que otro capoteaba. 

E07M2020¿Le perdona al Barça lo de Rivaldo?

No me quedó más remedio, y además tenían todo el derecho pero no en ese momento. Fue una casualidad, porque no lo querían hacer pero les salió muy bien. Recibieron el dinero de Ronaldo, que se fue al Inter, y nos lo pagaron a nosotros por Rivaldo. ¿Lo malo? Que aquello nos destrozó. Algunos están obsesionados con las ventas en el fútbol. Si yo tenía un buen jugador, trataba de tenerlo hasta el final. Aunque no le sacase rendimiento económico, el rendimiento tenía que ofrecerlo en el campo. Y la gente disfrutaba por tener este tipo de jugadores. En el momento que se va Rivaldo teníamos un equipo para ser campeón y las pasamos canutas para no pasar apuros a final de temporada. También le pasó al Atlético. Un año después les fichamos a Molina, Valerón y Capdevila. Tres fichajes impresionantes. Tenían un equipo para ganar la Liga y descendieron. 

¿Recuerda aquella noche, cuando se confirmó que Rivaldo dejaba el Deportivo el último día del mercado?

Sí, pero procuro olvidarme de los peores momentos. También de los mejores. Qué le vamos a hacer, fue así y hay que mirar para adelante. Fue un golpe duro porque no nos permitió levantar cabeza.

La deuda del Deportivo era de 34 millones. La del Barcelona, a corto plazo, es de 730. ¿Le parecen normales estas cantidades?

El tema del covid ha sido un golpe durísimo. En un club pequeño los socios son importantes y se puede maquillar, pero en un club grande el golpe es durísimo, mucho mayor. Esa dificultad de no poder abrir el estadio supone ya 300 millones de euros, por ejemplo, y es un golpe muy duro. El Barça es verdad que tiene salarios muy altos y ha cometido errores como la salida de Luis Suárez, en la que incluso paga. Son cosas que llaman la atención pero hay que estar en el sitio para poder opinar, porque muchas veces las cosas son distintas a cómo se ven desde fuera.

"A Florentino Pérez le tengo mucho cariño y gratitud, pero es verdad que aquello era un consejo de ministros"

¿Merece Messi los 500 millones?

Messi genera muchísimo dinero y no es el problema de la economía del Barcelona. Sí lo son los Coutinho, los Dembelé, aunque ahora despunta, los fichajes que no han dado resultado. Eso es el mundo del fútbol, no es algo matemático. Mira el Madrid con Eden Hazard, aunque Florentino es algo más cauto en tema salarios. Es una situación compleja, negociar día a día con unos y con otros, jugadores, representantes. En el caso de Messi no sé si merece esa cantidad, desde luego yo no se la discutiría, pero si por desgracia se va de la Liga quien lo va sufrir será Hacienda, porque es el primer contribuyente. Esos políticos que dicen que es una locura lo que cobra Messi, ¡cállense!, este señor aporta una barbaridad a las arcas del estado, casi por encima del 50% de su salario. Ojalá muchos más así. 

¿Y Florentino? ¿Tanto poder tiene el palco del Bernabéu?

Recuerdo algunas comidas previas a partido en ese palco que parecían consejos de ministros. Tengo una gran relación de amistad con Florentino, nos apreciamos mucho. Nos ayudó en momentos difíciles, jugaron gratis un Teresa Herrera. Le tengo mucho cariño y gratitud, pero es verdad que aquello era un consejo de ministros, seis o siete directivos que eran presidentes de empresas del IBEX sentados en la mesa. Era espectacular. Lo que ha hecho Florentino… es verdad que su fuerte no está en el tema de fichajes, ahí debería darle alguna vuelta, pero en todo lo demás es un espectáculo. Lo que ha conseguido... con apoyos políticos y lo que quieras, pero lo que hizo con las cuatro torres, lo de Valdebebas y ahora lo del Bernabéu, es espectacular. Si encima llega a saber de fútbol, imagínate (risas).

¿La liga es del Atlético?

La liga es muy larga y teniendo detrás al Barça y al Madrid tiene que andar con mucho cuidado. Recuerdo la de 1994, cuando la victoria valía dos puntos. Teníamos una diferencia de siete u ocho puntos con el Barcelona y al final llegamos igualados y la perdimos por el gol average. Cuidado, porque ahora tiene partidos muy decisivos. Igual un empate contra el Madrid o el Barcelona le puede valer, pero si pierde son seis puntos para dos rivales directos. Los partidos entre ellos van a ser cruciales. Es el gran favorito pero vamos a disfrutar hasta el final.

"Tino Saqués tiene un gatillo fácil. No sé si es cosa de los Tinos, porque Tino Fernández también lo tenía"

¿El mejor Dépor sería campeón este año?

Le ganamos el centenariazo al Real Madrid en 2002, a los galácticos, el equipo de Zidane y Ronaldo. Ganamos esa Copa, se la ganamos bien e incluso pudimos hasta golear. Nada teníamos que envidiar a equipos de ahora como el Atlético, el Madrid o el Barça. Hoy, el mejor Dépor daría guerra y lo mismo quedaba primero que tercero o cuarto.

mura-al2¿Sigue al Lugo?

Nafti está haciendo una temporada fenomenal. Es difícil mejorarlo. Me alegro mucho por ‘Manolito’ Mandiá, gran amigo y jugador juvenil del Deportivo en mi época de presidente. Me alegro por él, por los aciertos en los fichajes, que creo que dependen en buena parte de Mandiá. Están en una posición que te permite mirar un poco hacia arriba y sobre todo no temblar si miras hacia abajo. Están en un momento cómodo.

¿Qué opina de la gestión de Tino Saqués?

Tiene un gatillo fácil. No sé si es cosa de los Tinos, porque Tino Fernández también lo tenía. Recuerdo aquellas películas del Oeste (risas), es de gatillo fácil. En el Noroeste, los Tinos están rápidos y atinados, nunca mejor dicho (risas). Le sonríen decisiones que a priori podrían ser debatibles o polémicas, pero la realidad es que va solucionando los problemas. Mira con Juanfran el año pasado, en un momento delicado. Hay que reconocer que tiene un tacto especial en el gatillo, pero le va bien. Yo no soy partidario de eso, no entendí la destitución de Fernando Vázquez en el Deportivo y le deseo lo mejor a De la Barrera, pero no entiendo estos cambios.

¿Hubiera mantenido a Fernando Vázquez?

Sin duda, pero también pienso que De la Barrera tienen un currículum interesante para su edad, y que puede llegar a gran nivel, pero la veteranía y la sabiduría de Fernando Vázquez es muy necesaria en este momento. Se necesita alguien que ha pasado por mil batallas para tener la tranquilidad necesaria en momentos tan duros.
 

"Tebas es un autoritario; tiene mucho dinero y cree que con eso se...
Comentarios