domingo. 15.09.2019 |
El tiempo
domingo. 15.09.2019
El tiempo

Mouriño tiende ahora la mano a Abel Caballero

El presidente del Celta de Vigo, Carlos Mouriño, saluda al alcalde de Vigo, Abel Caballero
El presidente del Celta de Vigo, Carlos Mouriño, saluda al alcalde de Vigo, Abel Caballero
El presidente del Celta está dispuesto a pactar con el alcalde y evitar así que el club marche de Vigo

El presidente y máximo accionista del Celta de Vigo, Carlos Mouriño, tendió este martes la mano al alcalde de la ciudad, Abel Caballero, para alcanzar un acuerdo sobre el futuro uso del estadio municipal de Balaídos y evitar así la marcha del equipo a otro ayuntamiento limítrofe.

"Estamos en la mejor disposición para el diálogo y el entendimiento pero las decisiones sobre el futuro del Celta las toma exclusivamente el consejo de administración del club en colaboración con todos los abonados", declaró el dirigente celeste, quien subrayó que cualquier propuesta debería de venir acompañada "de una parte jurídica y legal que diera tranquilidad de futuro.

En un mensaje dirigido a los aficionados a través de los medios oficiales del club, apuntó que para que el Celta aceptase la concesión que le ofrece el regidor socialista se tendrían que recoger todos los puntos que vienen solicitando desde un principio.

"Que el estadio tuviera aparcamiento, que pudiéramos aprovechar los locales comerciales, que se recogieran las aguas de las inundaciones, que los proyectos no se puedan modificar sin la aprobación del Celta", detalló.

"Todo eso se tendría que recoger en ese tipo de concesión, que yo no sé cual es a día de hoy. Si eso es lo que se propone, tendría que venir acompañado de una parte jurídica y legal que nos diera tranquilidad en el futuro. Ese proyecto está más o menos en tres o cuatro años", añadió.

El presidente del Celta pidió, además, que en el documento legal se recojan "qué partidas se van a usar, en qué tiempos, en qué plazos, qué cantidades, qué penalidades habría para el responsable de los retrasos" porque, a su entender, no pueden seguir "perdiendo el tiempo" con este asunto.

Dijo creer que están "en el camino correcto" para llegar a "grandes acuerdos", por eso emplazó a todos los grupos municipales a trabajar "en conjunto" y de manera "eficaz" para evitar que haya "ganadores o perdedores", pues para él lo único importante es que ganen la ciudad y los celtistas.

A pesar de su discurso conciliador, Mouriño no desaprovechó la ocasión para criticar al gobierno local: "Es muy desagradable para el Celta enterarse por la prensa que la Grada de Río ha sufrido una demora importante y que eso va a causar muchos problemas a los aficionados". "También nos extraña -continuó- que alguien totalmente ajeno al Celta -en referencia al alcalde- pueda decir que el Celta va a seguir jugando en Balaídos durante 100 años. Me parece que no corresponde. La decisión de donde juega y hacia donde quiere el Celta encaminar su futuro depende exclusivamente del Celta".

La comparecencia de Mouriño tuvo lugar en un día en que se oficializó la marcha de Álvaro Lemos al Lens y el fichaje de Jozabed Sánchez por cuatro temporadas por el club olívico.

Mouriño tiende ahora la mano a Abel Caballero
Comentarios