'La Mina de Valencia': la explosión goleadora del delantero gallego 

Santi Mina
photo_camera Santi Mina

La mina de Marcelino ha cerrado su puerta el pasado fin de semana por lesión muscular pero espera volver a abrir los antes posible, para el técnico asturiano y para Julen Lopetegui de cara al Mundial de Rusia.

El joven delantero vigués Santi Mina se machaca en los entrenamientos y en el gimnasio, marca goles y es actualmente el máximo goleador del exigente Valencia de Marcelino, con ya once goles en 1.193 minutos, un gol cada 107 minutos, un promedio de extraterrestres como son Leo Messi (23 goles en 2191 minutos) y Luis Suárez (20 en 2061).

La explosión goleadora de Santi Mina deslumbra (goles decisivos para apuntalar la cuarta posición), hasta el punto de hacer que el seleccionador español viaje con cierta frecuencia a tierras valencianas para saber se puede contar con él para el Mundial de Rusia.

Y es que Santi Mina es uno de los nombres que el ex técnico del Porto tiene anotado con lápiz rojo en su cuaderno de planes de futuro inmediato. Lopetegui cuenta con el vigués, lo mismo que también cuenta con Mariano (otro que triunfa en el Lyon después de su salida del Real Madrid) y con el que Santi se batirá el cobre para lograr un puesto de delantero en la lista definitiva del próximo verano. Otro que también está en la agenda de Lopetegui es el medio sevillista Pablo Sarabia.

Los delanteros que luchan por ir al Mundial

En la ultima convocatoria del mes de noviembre, para los amistosos frente a Costa Rica e Rusia, Lopetegui llamó como delanteros Callejón (Nápoles), Vitolo (Atlético de Madrid), Aspas (Celta), Morata (Chelsea), Silva (Manchester City) y Rodrigo (Valencia). El problema es la abundancia: Aritz Aduriz siempre ha sido un hombre importante para el seleccionador, la vuelta de Diego Costa, Gerard Moreno y su doce goles con el Espanyol, Santi Mina, Mariano… Algunos equipos buscan desesperadamente un delantero, España no.

LA HISTORIA DE SANTI MINA. Santi Mina no es muy hablador, es un joven (22 años) de gestos y mirada chispeante, que no duda en machacarse lo que fuera menester para alcanzar el nivel de estrella que dictan sus sueños. Lo vio claro Marcelino, un tipo que lleva un peso en el llavero y clava sus ojos en los jugadores que guardan el corazón en una mano.. Santi, hijo de futbolista (su padre, Santiago Mina Vallespín, aragonés, llegó a jugar en el Barça Atlético, pero una lesión grave lo dejó en la cuneta), nunca tuvo un camino fácil, pues su padre, el mejor de los maestros, le enseñó la dirección cuando todavía tenía dientes de leche. "No luches para vivir, vive para luchar", le dijo y el niño Santi no se salió un milímetro del carril, hasta el punto de llevar tatuada esa leyenda en la espalda.

Santi Mina tiene una efectividad increíble: 26 tiros y 11 goles, el 42,3% de los disparos. Iago Aspas del Celta, por ejemplo, para marcar 16 goles (igual que Griezmann del Atlético de Madrid) ha tenido que disparar 50 veces (el 30,7% de efectividad). 

Santi Mina ha doblado su cartel en el mercado y vuelve a ser un delantero con nombre tras dos temporadas complicadas en el Valencia, club al que aterrizó por 10 millones. Ahora vale como mínimo el doble. 

La efectividad de Mina