"A Luis Enrique se le está poniendo cara de Luis Aragonés"

Rubén Uría, periodista y redactor jefe de Goal España, será este viernes uno de los participantes en la mesa redonda que organiza la Peña Atlética Lucense sobre la Ley del Deporte. Crítico con el periodismo deportivo actual, Rubén Uría reclama más atención para el aficionado y los peñistas
Generated by  IJG JPEG Library
photo_camera Rubén Uría. EP

El aficionado centra el discurso de un Rubén Uría (Madrid, 1 de marzo de 1975) que echa de menos el periodismo de denuncia y que aborrece la posición de algunos medios contra el seleccionador español, Luis Enrique Martínez.

¿Cómo afectaría la Ley del Deporte a clubes pequeños como el Lugo?

Hay dos partes, una es lo que recoge la Ley del Deporte y otra lo que no. La nueva ley tiene cosas positivas, pero tiene otras partes negativas, como es el no defender los intereses de los aficionados, los peñistas. Es difícil sostener la industria del fútbol sin contar con los aficionados, es un todo para el pueblo pero sin el pueblo. Por más que haya crecido la industria, el papel del aficionado tiene que ser importante. Últimamente la sensación es que el fútbol está cada vez más cerca del dinero y más lejos del aficionado, y eso no puede ser.

El acceso al fútbol ya es prohibitivo y quieren crear una Superliga.

Estar en contra de la Superliga no es estar a favor de la Uefa. Es estar en contra de que se creen competiciones cerradas, insolidarias, generadas por clubes ultrarricos. Su nacimiento favorecería a dos o tres clubes en España y perjudicaría a todos los demás, a la fuerza de la competición estatal, a las canteras de los clubes, a clubes no profesionales que se verían abocados a la desaparición. Hay que defender el punto de vista del aficionado pero también sostener el negocio. Deben primar los méritos deportivos. El actual sistema permite que clubes como Villarreal, Ajax o Estrella Roja puedan jugar Champions por méritos deportivos.

Va a compartir debate con Tino Saqués. ¿Qué opina de su gestión al frente del Lugo?

Lo que me gusta de él es que no se casa con nadie, defiende su punto de vista y eso es importante en la vida. Es mejor equivocarse con tus ideas que con las ideas de otro. Además me parece que es una de las personas que más se ha mojado sobre la Ley del Deporte, sobre el futuro del fútbol y el modelo de club, y a mí eso me parece positivo. Al final, habrá mucha gente a la que no le guste lo que él predica pero creo que no engaña a nadie. Tiene claras sus ideas y sus objetivos. Comparto muchos puntos de vista con él sobre la Ley del Deporte, sobre qué modelo es el adecuado para el fútbol español y sobre el hecho de que trate de levantar la bandera de los derechos de los clubes modestos. No solo de Madrid y Barça vive el hombre. Hacen falta más dirigentes como él.

Estamos en pleno Mundial y parece que una parte del periodismo español está contra la selección.

En este país hay un deporte olímpico que es darle palos al seleccionador. A Luis Enrique se le está poniendo cara de Luis Aragonés, porque lo están destrozando, asesinando su reputación y machacando día tras día. Me parece una cacería mediática absurda que lleva extendiéndose demasiado tiempo. Hay gente que intenta cubrir de chapapote a la selección y a Luis Enrique.

¿Por qué ocurre?

Porque no quieren reconocer que se equivocaban, porque no quieren darse cuenta de que la selección no tiene nada que ver con el Real Madrid. Todo por querer imponerle lo que tiene que hacer y decir y pensar. Llega un momento en que la atmósfera es irrespirable. Es realmente triste cómo se manipula, se veja y se humilla a gente cuyo único pecado es llevar a la selección a lo más alto. Es el peor momento de la historia del periodismo deportivo de este país. Y no aprenden de sus errores. Machacaron a Luis Aragonés y después se subieron todos al barco. Si Luis Enrique llega lejos nos querrán meter a todos en la misma historia y dirán que era un fenómeno y que ellos nunca le criticaron. Me produce vergüenza ajena.

¿Qué le impulsó a dedicarse al periodismo?

Supongo que me gustó porque crecí escuchando a José María García, pero de aquel periodismo ya no existe nada, ni las raspas. Hoy nadie se cuestiona qué hace tal o cual presidente, cómo se fichó a tal o cual jugador, si hay dopaje en el fútbol… antes había periodismo denuncia y ahora hay periodismo cutre. Una especie de Sálvame Deluxe. Hablo del futbolístico, porque el deportivo nos lo hemos cargado. Los responsables son los medios de comunicación que lo han permitido y los que van de estrellitas y no paran de estrellarse.

Comentarios