Lunes. 19.11.2018 |
El tiempo
Lunes. 19.11.2018
El tiempo

Josephine Onyia, sancionada a perpetuidad, se dopó en Pekín 2008

Se trata del quinto positivo en su carrera y tal reincidencia constituye un caso sin precedentes en el atletismo mundial

Cuatro meses después de ser suspendida a perpetuidad por sus reiterados casos de dopaje, la atleta española de origen nigeriano Josephine Onyia habrá conocido este miércoles por los medios de comunicación que también en los Juegos Olímpicos de Pekín 2008 dio positivo, el quinto de su carrera.

El Comité Olímpico Español (COE) ha confirmado mediante un comunicado que ha recibido un escrito del COI en el que le comunica "un presunto hallazgo analítico adverso de un deportista que fue miembro del equipo olímpico español en los Juegos de Pekín 2008".

La infractora española fue la exatleta Josephine Onyia, que en Pekín 2008 alcanzó las semifinales de 100 metros vallas. El 18 de agosto compitió en la primera serie y acabó quinta con una marca de 12.86, a 16 centésimas de pasar a la final.

Solo dos semanas después de la clausura de aquellos Juegos, Onyia dio positivo por metilhexamina en la reunión Athletissima de Lausana y antes de que expirase septiembre fue cazada en un control del mitin de Stuttgart, esta vez por clembuterol.

Absuelta en primera instancia por la Federación Española, la IAAF presentó recurso ante el Tribunal de Arbitraje del Deporte (TAS), que la suspendió por dos años.

Regresó a las pistas en noviembre del 2010 y ya al año siguiente, en julio, volvió a dar positivo por la misma sustancia que la primera vez. La Federación Española la suspendió por otros dos años.

Por último, el año pasado cayó de nuevo en un control de dopaje, esta vez en los campeonatos de España de Castellón, por anabolizantes.

El 27 de enero pasado, Josephine Onyia, todavía en la actualidad plusmarquista española de 100 metros vallas con la marca de 12.50 que obtuvo el 1 de junio de 2008 en Berlín, fue suspendida por la IAAF a perpetuidad por sus reiteradas infracciones de dopaje.

El verano pasado, Onyia, que estaba seleccionada para competir en los Mundiales de Pekín, no viajó con el equipo tras conocerse que había dado positivo por anabolizantes en los campeonatos de España, disputados el primer fin de semana de agosto en Castellón.

La reincidencia de Josephine Onyia en prácticas de dopaje constituye un caso sin precedentes en el atletismo mundial, ya que no se conoce ningún otro caso de un deportista que haya dado cinco veces positivo en un control de dopaje.

El último ha sido con carácter retroactivo. El pasado día 17 el COI anunció que el reanálisis con "los ultimísimos métodos científicos" de 454 muestras conservadas desde los Juegos de Pekín 2008 había descubierto 31 nuevos positivos, cuyos responsables serán vetados para competir el próximo agosto en los juegos de Río.

Los nuevos casos corresponden a deportistas de 12 países -Rusia acaba de conocer 14 positivos de entonces- y de seis disciplinas distintas, según señaló el COI, cuyo presidente, el alemán Thomas Bach, dijo que las sanciones -pendientes aún de los resultados de los contraanálisis- tendrán en cuenta "tanto la responsabilidad individual como la colectiva".

Josephine Onyia, sancionada a perpetuidad, se dopó en Pekín 2008
Comentarios