miércoles. 20.10.2021 |
El tiempo
miércoles. 20.10.2021
El tiempo

Gómez Noya se queda muy lejos de las medallas en Tokio

Gómez Noya, durante la competición. EFE
Gómez Noya, durante la competición. EFE
Cerró una durísima prueba de triatlón en 25ª posición 

No pudo ser. Llegaba como uno de los integrantes del gran ramillete de candidatos a los metales, pero Javi Gómez Noya se quedó muy lejos de reeditar su podio de Londres 2012. El triatleta afincado en Pontevedra fue incapaz de posicionarse en la zona de cabeza ya desde el sector del agua y, tras una carrera muy sufrida, acabó desfondándose en el sector a pie y finalizó en 25ª posición a 2:42 del noruego Blummenfelt, oro olímpico. Mario Mola y Fernando Alarza, que compartieron buena parte de la prueba a la sombra de Javi, acabaron décimo y duodécimo, respectivamente.

Todo se empezó a torcer en el agua. Los españoles no lograron posicionarse bien y finalizaron los 1.500 metros en un líquido a más de 30 grados a 40 segundos de Vincent Luis. El francés, actual campeón del mundo, empezaba mandando en la prueba y trató de seguir líder en la bici. Con tres grupos bien diferenciados al inicio, los españoles tiraron codo con codo para engancharse a la segunda unidad, algo que consiguieron en torno al ecuador de los 40 kilómetros de la parte pedaleada. 

Todo estaba como al principio, ya que tan solo un par de triatletas buscaron la escapada sin éxito. Sin embargo, la Triarmada no lograba avanzar posiciones en el denso grupo, algo que les penalizó en la transición final hacia la carrera a pie. A ese sector llegó primero el suizo Salvisberg, al que pronto alcanzó el grupo de Blummenfelt, Yee y Wilde, a la postre actores del podio final.

Mientras, Noya iniciaba los 10.000 metros finales 32º, unido a sus otros dos compatriotas y a 23 Segundos de la cabeza. Todavía era posible reengancharse, pero Noya fue incapaz de recortar distancia alguna en la primera de las cuatro vueltas de la carrera pedestre y se desfondó a partir de los 2.500 metros iniciales. El pentacampeón mundial no logró aguantar el ritmo de los tres poderosos triatletas de cabeza y aunque fue escalando, no pudo mantener el paso de Mario Mola y Fernando Alarza, que lograron finalizar en el top-12. Con su vigésimo quinto lugar, Noya pone a sus 38 años el broche (¿final?) a su carrera olímpica con tres Juegos, en los que ha conseguido un diploma y una plata.

Gómez Noya se queda muy lejos de las medallas en Tokio
Comentarios