miércoles. 27.05.2020 |
El tiempo
miércoles. 27.05.2020
El tiempo

Carlos Méndez: "Es prioritario acabar el fútbol profesional"

Carlos Méndez, vicepresidente de la federación gallega de fútbol, ve "imposible" que las divisiones modestas terminen y estudia alternativas para un curso que empezará "viciado"

¿Cuándo volverá el fútbol en Lugo? ¿Cómo? ¿Habrá ascensos? ¿Y descensos? Son los temas candentes en el mundo del balompié, hoy en día suspendido a causa de la alarma sanitaria a causa del virus de Wuhan (China) y que ha llevado a todos a confinarse en los domicilios De todos estos asuntos, y alguno más, trata de dar luz el vicepresidente de la Real Federación Gallega de Fútbol y delegado de esta en Lugo Carlos Méndez, "Negrín", en una entrevista realizada por Pablo Durán en el programa "De bote en bote", que publicará íntegramente en la web de El Progreso.

¿Se volverá a jugar al fútbol esta temporada en Lugo?

Yo soy optimista por naturaleza, pero en la situación extrema en que estamos parece imposible que la competición pueda continuar. A día de hoy, hay una prioridad y es que el fútbol profesional finalice. Hay discrepancias, entre la federación y la Liga, la propia Afe, pero el interés de todos y del CSD es que el fútbol termine. Hay intereses económicos muy grandes, el CSD percibe una cantidad muy importante del reparto de los derechos televisivos, al igual que el resto del fútbol modesto. El conjunto de las instituciones están interesadas en que el fútbol profesional llegue a su conclusión. Dada la situación en que estamos viviendo, el fútbol, como bien decía alguien en su día el fútbol es la cosa más importante de las menos importantes. Por eso es bueno hablar de fútbol porque esto nos permite evadir un poco de la situación tan precaria.

¿Cómo van a quedar, por tanto, las competiciones de Lugo?

Hace dos años, en el congreso nacional de fútbol que se hizo en el País Vasco, Galicia propuso reestructurar el fútbol aficionado, incluso a nivel nacional. La propuesta que nosotros llevamos gustó mucho pero se quedó un poco apartada, en el congelador. Ahora se ha recuperado y la propuesta de la RFEF a las territoriales es la siguiente: que se dé por finalizada la competición, que se premie y que la promoción como era desaparezca y los cuatro primeros clasificados, en el caso gallego Compostela, Ourense, Arousa y Barco, jugarían un play off express. La idea es que en un campo neutral, a puerta cerrada y con unas condiciones de seguridad muy rigurosas, jugarían primero contra cuarto y segundo contra tercero, a partido único. Luego, los vencedores jugarían por una plaza, que daría al ascenso a Segunda B. Eso necesita pasos previos (no es definitivo). Si prospera nuestra idea, sin descensos, quedaría una Tercera gallega con 24 equipos. Quedarían los 20 los que juegan en Tercera, se añadiría al Estudiantil, porque se ganó la plaza en los juzgados; más los dos equipos que ascenderían desde Preferente y uno más en el play off express. A partir de ahí habría que consensuar los calendarios.

Habría pues un efecto dominó, dependería de ascensos y descensos en Tercera y otras categorías.

Una primera premisa es que el fútbol profesional concluya, porque todo esto está interrelacionado. La premisa es que el fútbol profesional finalice, que los descensos se hagan a través de lo establecido y a partir de ahí habría una Segunda B con un play off express. La idea es que queden cuatro grupos de Segunda B, otros dos de Segunda B élite, equipos a caballo entre Segunda B y Segunda A. Los cambios son de mucho calado, pero todo esto necesita un consenso, aprobado por la red y por las territoriales y, lo más importante, con un soporte jurídico y con el apoyo de las administraciones.

¿Si esta propuesta prospera estarían de acuerdo los equipos lucenses?

Vilalbés y Polvorín verían que ascendería a Tercera el Viveiro y la provincia de Lugo tendría tres equipos, siempre que está propuesta prospere y se acepte por todos. Sí es cierto, como dije al comienzo, es que desconocemos cuando se va a poder empezar, con lo cual la próxima temporada ya está viciada, así que se debe ser dinámico y la posibilidad de que en octubre haya brotes y se tenga que volver a suspender la competición. Por eso, hay que tenerlo previsto.

En cuanto a la Preferente, ¿se espera algún cambio?

La idea que se plantea a los clubes es que se da por finalizada la temporada (hasta ahí todos los clubes están de acuerdo) porque la situación económica lo complica todo. La propuesta es que ascenderían los dos equipos primeros de Preferente, grupo norte y grupo sur, a la fecha en que se suspendió la competición y no haría ningún descenso, es decir, no habría esa promoción que se venía haciendo de los terceros clasificados por si había ascensos desde las categorías superiores. Ascenderían en su caso, el Viveiro, que lleva una temporada excepcional, y el Fisterra, y no habría descensos.

¿Qué ocurrirá con la categoría de Primera Autonómica?

Siguiendo esta pauta se les presentó a los clubes de esta categoría el mismo razonamiento. Nosotros en la provincia de Lugo, en Primera Autonómica, cuando se decide la competición se decide que asciendan los dos primeros una vez que termine la temporada. Ese plan competicional es diferente en el resto de primeras autonómicas, donde hay que jugar un play off. Aquí lo que se ha propuesto a los clubes, si se aprueba, es que dos clubes, en este caso el Escairón y el Santaballés, irían a la competición de Autonómica Preferente y, de la misma forma, para no dañar a los clubes que están en posiciones de descenso, mantendrían la categoría.

Cómo quedarían, según esta propuesta, la Segunda y la Tercera Autonómica.

En la Segunda Autonómica se haría lo mismo que en las otras competiciones ya dichas, es decir, ascenderían lo establecido en el plan competicional, lo que es estrictamente los ascensos directos. Ocurre que los play off en estas categorías es sumamente complicado de jugar, no solo aquí, sino en toda Galicia. En Lugo no tendríamos problemas en los dos grupos de la Segunda y la Tercera Autonómica, pero sí tendríamos que darle una vuelta a la Tercera Autonómica, ya que al no haber descensos y sí ascensos se vaciaría, así que a día de hoy podríamos tener dos grupos de siete u ocho equipos cada uno, con lo cual sería muy complicado todo. Pero esto es precipitado. Habría que sentarse, negociar y ver qué se va haciendo de arriba abajo y en función de eso componer un plan competicional acorde con la situación en que estamos.

Carlos Méndez: "Es prioritario acabar el fútbol profesional"
Comentarios