miércoles. 23.10.2019 |
El tiempo
miércoles. 23.10.2019
El tiempo

El Deportivo, fracaso y caída presupuestaria

Pedro Sánchez celebra un gol .CABALAR (Efe)
Pedro Sánchez celebra un gol .CABALAR (Efe)

El conjunto coruñés tendrá que destinar parte de sus ingresos a seguir reduciendo la deuda, aunque en Segunda División el calendario de pagos es algo más flexible que en la élite

El Deportivo ha fracasado en su regreso a LaLiga 1/2/3, en la que partía como favorito al ascenso directo, acabó entrando de rebote en la promoción y fue eliminado en el partido de vuelta del playoff ante el Mallorca (3-0) tras haber dilapidado tras viajar a Palma con dos goles de ventaja.

El fracaso deportivo tiene consecuencias económicas para la entidad blanquiazul, que verá reducido drásticamente su presupuesto.

El equipo previó esta campaña unos ingresos de más de 42 millones de euros para intentar ascender a Primera División, de los que 6,72 corresponden a ingresos correspondían a traspasos, y estimaba un beneficio de 5,7 millones de euros a la conclusión del ejercicio 2018/19, lo que supondría un incremento del 138,3 % respecto al anterior.

De haber afrontado esta temporada en Segunda con uno de los que más capacidad de ingresos tenía y el tercer tope salarial (solo superado por Málaga y la UD Las Palmas), el Deportivo pasará a una posición bastante más modesta el próximo curso por la ayuda del descenso.

El presupuesto no es garantía de éxito, tal y como ha quedado demostrado las dos últimas temporadas

Una reducción a la que ya aludió el actual presidente del Deportivo, Paco Zas, cuando presentó su candidatura a dirigir el club en mayo: "Todo el deportivismo tiene que saber que en apenas un mes podemos pasar a un presupuesto estimado de 65 millones -de euros- a uno de 16".

Al final, pasará a gestionar la cantidad más baja después de que el proyecto deportivo fallara en la segunda oportunidad que tuvo para lograr el ascenso a través de la promoción.

No obstante, el presupuesto no es garantía de éxito, tal y como ha quedado demostrado las dos últimas temporadas, en las que ninguno de los recién descendidos fueron capaces de regresar a la máxima categoría en su primer intento.

Además de la configuración de la plantilla, el Deportivo tendrá que destinar parte de sus ingresos a seguir reduciendo la deuda, aunque en Segunda División el calendario de pagos sea algo más flexible que en la élite, al menos esta temporada que finaliza el próximo domingo y la siguiente.

El Deportivo, fracaso y caída presupuestaria
Comentarios