Croacia, Italia y Albania, rivales de España en la Eurocopa 2024

La selección, sin suerte en el sorteo, se estrenará el 15 de junio ante los croatas y se enfrenta al reto de salir viva del 'grupo de la muerte'

El italiano Buffon muestra la tarjeta de España en el sorteo de este sábado para la Eurocopa. FILIP SINGER (Efe)
photo_camera El italiano Buffon muestra la tarjeta de España en el sorteo de este sábado para la Eurocopa. FILIP SINGER (Efe)

Grupo complicado el que le ha tocado a la selección española en la Eurocopa 2024. El sorteo celebrado este sábado en Hamburgo ha decidido que se tenga que enfrentar en la fase de grupos a Croacia, Italia y Albania.

El primer partido del equipo de Luis de la Fuente será ante Croacia —semifinalista del Mundial de Qatar—, encuentro que se disputará en el estadio Olímpico de Berlín el sábado 15 de junio.

España se tendrá que medir después a Italia, viente campeón de la Europa, el jueves 20 de junio en Gelsenkirchen. Cerrará la fase de grupos ante la albanesa en Dusseldorf el lunes 24

Se clasifican para octavos de final los dos primeros de cada grupo y los cuatro mejores terceros.

Así quedan los grupos 
Grupo A: Alemania (A1), Escocia (A2), Hungría (A3) y Suiza (A4)

Grupo B: España (B1), Croacia (B2), Italia (B3) y Albania (B4)

Grupo C: Eslovenia (C1), Dinamarca (C2), Serbia (C3) e Inglaterra (C4)

Grupo D: Ganador repesca A (D1), Países Bajos (D2), Austria (D3) y Francia (D4)

Grupo E: Bélgica (E1), Eslovaquia (E2), Rumanía (E3) y Ganador repesca B (E4)

Grupo F: Turquía (F1), Ganador repesca C (F2), Portugal (F3) y República Checa (F4)

No hubo piedad para España en el sorteo. El tópico más que amasado del grupo de la muerte se lo llevó la Roja, que tendrá que dar la cara ante viejos conocidos frente a los que ha disputado diversas batallas con diferentes éxitos.

Croacia parte como el principal rival de España. El combinado balcánico vivirá, si no hay sorpresas, la última gran competición del mejor jugador de su historia: Luka Modric. El centrocampista del Real Madrid no querrá perderse la que será su última oportunidad de ganar un gran torneo que se le ha escapado de los dedos en varias ocasiones. Doblegado por Francia en la final del Mundial de Rusia 2018 y tercero en el de Qatar 2022, Modric y su selección tiene una deuda pendiente con la Eurocopa.

Nunca han pasado de los cuartos de final, una ronda que alcanzaron en Inglaterra 1996 y en Suiza y Austria 2008, torneo en el que Modric explotó para darse a conocer al mundo. Desde entonces, no se ha perdido ninguna gran competición y ha sido el director de una orquesta que se ha convertido en una de las más incómodas para cualquier rival.

Al frente de Croacia está un seleccionador de garantías como Zlatko Dalic. Ha dirigido al cuadro balcánico en los Mundiales de 2018 y 2022 y en la Eurocopa de 2020. No ha faltado a ninguna cita y se ha encargado de hacer la transición entre los viejos compañeros de Modric y las nuevas generaciones. Nombres con los que empezó como Mandzukic, Lovren, Rakitic o Strinic ya no forman parte de una plantilla con algún veterano que también podría decir adiós tras la Eurocopa de Alemania.

Juntos generarán muchos problemas a España, que también tendrá que mirar de reojo al otro coco del grupo, Italia. Aunque parezca mentira, es el vigente campeón. Alzó la Eurocopa de 2020 en un torneo que fue un oasis entre varios fracasos.

Y es que, la escuadra azzurra no consiguió clasificarse para los Mundiales de Rusia 2018 y de Qatar 2022. Acumula disgustos y no podía fallar, debía estar en Alemania 2024 y lo consiguió de milagro en un partido agónico ante Ucrania con polémica incluida por un penalti muy claro de Cristante a Mudryk en el tiempo añadido que habría mandado a los hombres de Luciano Spalletti a la repesca.

Aunque ya no cuenta con estrellas rutilantes como en el pasado, el equipo de Spalletti goza de la presencia de nombres más que solventes como Donnarumma, Jorginho, Chiesa o Zaniolo.

Pero en defensa aún sueña con el dúo Bonucci-Chiellini que tantos éxitos produjo en el pasado y con Acerbi y Buongiorno aún busca la solidez de otros tiempos. Pero, sin duda, las ganas de agradar después de varios reveses, harán del rival que España batió en la final de la Eurocopa 2012 a un equipo más que peligroso.

Albania, a priori, será la selección más débil a la que tendrá que enfrentarse España. Disputará su segunda Eurocopa tras el éxito de Francia 2016. Entonces, no pasó de la fase de grupos.

Ocho años después, repetirá experiencia. Si no hay sorpresas, su presencia en el grupo E servirá para agarrar más experiencia de cara al futuro. Pero, por qué no, intentará dar la sorpresa para colarse en la siguiente fase como uno de los mejores terceros que alcanzarán los octavos de final. La segunda plaza o la primera es una quimera para Albania. Sería un sorpresón que alcanzara alguna de esas dos posiciones.

Pero sus rivales tendrán que mirar su trayectoria en la fase de clasificación para mostrar sus respetos a un equipo que se clasificó en la primera posición dentro del Grupo E. Pudo con la República Checa, que quedó segunda, y acabó con Polonia, Moldavia y las Islas Feroe.

Comentarios