sábado. 29.01.2022 |
El tiempo
sábado. 29.01.2022
El tiempo

Carlos Sainz pierde el rumbo en el Dakar

El coche de Óscar Fuertes y Diego Vallejo, en plena competición. EP
El coche de Óscar Fuertes y Diego Vallejo, en plena competición. EP
Las dificultades en la navegación le hacen ceder al madrileño más de dos horas. Eduardo Iglesias sufre una caída, pero sigue en carrera ► Diego Vallejo, junto a Óscar Fuertes, acabaron la jornada en la posición 33 en la categoría de coches

Primer día de fuego real en el Dakar, tras el prólogo de 19 kilómetros del sábado, y primeras dificultades serias para casi todos los pilotos a la hora de encontrar el penúltimo punto de control del tramo cronometrado (especial) en el maldito kilómetro 280 en la jornada del domingo.

En lo que se refiere a la representación lucense, Diego Vallejo, junto a Óscar Fuertes, acabaron la jornada en la posición 33 en la categoría de coches, mientras que Eduardo Iglesias fue 118 en meta en motos. Eduardo Iglesias sufrió una fuerte caída y eso condicionó su participación, además de que le hizo perder posiciones. El monfortino sufrió bastante durante la jornada porque la navegación fue este sábado un quebradero de cabeza para prácticamente todos los pilotos.

El catarí Nasser Al-Attiyah (Toyota) no dudó en la navegación, la que hizo que los españoles Carlos Sainz y Lucas Cruz (Audi) se perdieran y dijesen prácticamente adiós a sus opciones de victoria al colocarse a 2 horas, 6 minutos y 7 segundos del liderato, y se impuso también en el segundo día de competición aventajando en la general de coches en 12 minutos y 44 segundos a su principal perseguidor, el francés Sebastien Loeb (Bahrain Raid Xtreme).

De los candidatos a la victoria, solo el galo, junto a su copiloto, el belga Fabian Lurquin, supieron responder al dominio del catarí en un primer día de competición real en el que el sexto punto de control, a los 280 kilómetros de los 334 cronometrados, causó estragos primero en motos y más tarde en coches.

Día negro para Audi y su innovador vehículo híbrido, que dice adiós todas las opciones de ganar

Con estos tres pilotos ya en meta, Sainz y Cruz lideraron el grupo de favoritos que se perdieron al buscar el sexto punto de control. El GPS del Audi mostraba las continuas vueltas intentando encontrar la pista buena, con la dificultad añadida de que las fuertes lluvias que cayeron durante la noche en Hail borraron referencias que aparecían en los libros de ruta. 2 horas, 6 minutos y 23 segundos se dejaron respecto a Al- Attiyah al llegar a este punto.

Día negro para Audi y su innovador vehículo híbrido, que dice adiós todas las opciones de ganar y no por problemas de fiabilidad que se podrían presuponer a principios de la prueba; lo que de ahora hasta el 14 de enero que acabe la prueba les tocará testear.

Por su parte, el francés Stéphane Peterhansel, vencedor del Dakar en 14 ocasiones —seis en moto y ocho en coches— rompió la suspensión trasera de su coche en el kilómetro 153 de la especial, cuando iba en segunda posición en la tabla de tiempos, y tuvo que esperar a ser asistido.

Ya en motos, el austríaco Daniel Sanders (Gas Gas) venció también en el segundo día de competición en el que se puso a la cabeza de los tiempos desde el primer punto de control, no se perdió y aventaja en 3 minutos y 7 segundos al chileno Pablo Quintanilla (Honda) en la general de la categoría.

Sanders cogió ventaja desde el principio y no la soltó. Eso sí, hasta el quinto punto de control no abrió brecha respecto a Quintanilla (47 segundos). Del kilómetro 200 al 240 ya se encontraron las primeras dificultades.

Solo en esos 40 kilómetros, Sunderland perdió 11 minutos y 25 segundos en ese punto; Benavides, actual campeón de la categoría, se dejó 30 minutos; mientras que Barreda cayó hasta los 39.48 minutos respecto a Sanders y dejó a Lorenzo Santolino (Sherco Factory) como el mejor español de la especial finalizando en quinta posición a 10 minutos y 4 segundos; igualando su mejor resultado en un Dakar.

Carlos Sainz pierde el rumbo en el Dakar
Comentarios