Cara y cruz para Girmay: primer africano en ganar en una 'grande' y al hospital

El eritreo se golpeó en el ojo al descorchar el champán y tuvo que ser trasladado al centro médico
Girmay, tras recibir el golpe con el corcho. MAURIZIO BRAMBATTI (EFE)
photo_camera Girmay, tras recibir el golpe con el corcho. MAURIZIO BRAMBATTI (EFE)

Biniam Girmay protagonizó este martes dos momentos insólitos en el Giro de Italia. El primero se produjo sobre la línea de meta, ya que el ciclista eritreo se impuso en el sprint a Mathieu Van der Poel y se convirtió en el primer africano en ganar una etapa de una Gran Vuelta.

Este primer hito, de hecho, fue el germen del segundo, bastante más desafortunado. Y es que Girmay, ya en el podio, se golpeó en un ojo con el corcho de la botella de champán que descorchó como triunfador en la etapa. 

El incidente fue más que anecdótico, ya que el golpe en el ojo hizo que Girmay tuviese que ser trasladado al hospital, y ni siquiera pudo comparecer en la rueda de prensa posterior a la etapa. 

El español Juan Pedro López, por su parte, fue capaz de mantener la maglia rosa un día más. 

Comentarios