Jueves. 27.06.2019 |
El tiempo
Jueves. 27.06.2019
El tiempo

FICHA TÉCNICA

3-0. El Atleti de 'monsieur' Griezmann quiere la Copa

Los jugadores del Atlético celebran un gol ante el Rayo
Los jugadores del Atlético celebran un gol ante el Rayo
Los de Simeone tuvieron la pólvora e hicieron estériles los intentos del Rayo por tener la pelota. Correa marcó un golazo y el francés sentenció con un doblete

El Atlético de Madrid entrará este viernes en el sorteo de los cuartos de final de la Copa del Rey con un gol del argentino Ángel Correa, dos del francés Antoine Griezmann y una victoria práctica contra el Rayo Vallecano (3-0), que se marchó del Vicente Calderón con dos ocasiones y sin opciones de pasar de ronda.

El equipo vallecano fue competitivo durante varias fases del encuentro, pero se quedó en eso, sin capacidad de marcar un gol ni poner en verdaderos aprietos al Atlético, que encaminó el pase con un golazo de Correa en el tramo final del primer tiempo y que sentenció en los últimos once minutos con dos dianas de Griezmann.

Un 3-0 quizá excesivo para el Rayo, un rival incómodo para el Atlético esta temporada. Ya lo fue en los dos compromisos anteriores en Vallecas, el 0-2 con el que ganó en la Liga y el 1-1 de la ida en la Copa con el que llegó abierta la eliminatoria al Calderón, donde el bloque rojiblanco tardó media hora en madurar su victoria.

Hasta el gol, el Atlético no había sufrido en defensa, con un Stefan Savic imponente por alto y sólo un disparo a la media vuelta de Javi Guerra parado por Moyá, pero tampoco había descubierto la fórmula para sacudirse la presión de su adversariol. Fue en el minuto 39 cuando marcó el 1-0 con un derechazo potente e imparable de Correa, que soltó un latigazo desde fuera del área que primero impactó con el larguero para alojarse en la meta sin opción para Yoel. 

Correa, el cuarto delantero por volumen de minutos en este curso en la plantilla rojiblanca, ya es el segundo atacante con más goles en esta campaña, cuatro, sólo superado por el francés Antoine Griezmann.

El Rayo necesitaba marcar sí o sí antes, con el 0-0, y después, con el 1-0. Reaccionó a ratos del segundo tiempo, con más control de la pelota, con menos sobresaltos atrás, con una buena transición, pero sin profundidad, condición indispensable para poner más en debate la eliminatoria.

Era, en cualquier caso, una situación de riesgo para el Atlético. Lo confirmó un potente e inquietante tiro de Embarba mientras Jackson se ofuscaba con el gol –lo intentó sin éxito en múltiples remates– y mientras Simeone recurría a Gabi y Griezmann, que sentenció la clasificación en los últimos once minutos con dos goles, uno de chilena en el área pequeña y otro al contragolpe.

3-0. El Atleti de 'monsieur' Griezmann quiere la Copa
Comentarios