lunes. 17.01.2022 |
El tiempo
lunes. 17.01.2022
El tiempo

FICHA TÉCNICA

1-0. Édgar fulmina el sueño del Celta

El centrocampista danés del Celta Daniel Wass se lamenta de una ocasión fallada
El centrocampista danés del Celta Daniel Wass se lamenta de una ocasión fallada
Un gol del Alavés en el 81 deja los vigueses sin la final de Copa

Un gol de Édgar Méndez en el minuto 81 dejó al Celta sin final de Copa del Rey. Los de Berizzo cayeron por segundo año consecutivo en semifinales y será el Alavés, un equipo que se mostró muy sólido y maniató por momentos a los vigueses, el que se dispute el título con el Barcelona. El conjunto vitoriano se clasificó a su segunda final, después de que llegara a la de la Copa de la Uefa hace 16 años.

El Alavés salió con fuerza en los primeros minutos y dio el primer aviso en el 4, pero Toquero no consiguió rematar en el área pequeña un envío de Ibai que se coló entre la zaga con habilidad.

El Celta se estiró en un par de ocasiones y en el minuto 10 Fernando Pacheco desbarató una gran ocasión de Iago Aspas, que recogió un pase de Hugo Mallo y logró rematar por abajo al segundo palo, pero la estirada del guardameta albiazul impidió el primer gol vigués.

Tras la salida en tromba del Deportivo Alavés, el conjunto del 'Toto' Berizzo se asentó en el terreno de juego y creó problemas a los locales con su presión, a la vez que llevó el murmullo a la grada cada vez que se aproximó a la frontal del área alavesista.

Berizzo hizo saltar al campo a Guidetti y Rossi en un intento desesperado de conseguir el empate, pero el Alavés se mostró sólido y rechazó los intentos de disparo de los celestes


Otra buena ocasión para los locales la generó Ibai Gómez (min. 19), que estuvo cerca de abrir el marcador al lanzar una falta, pero el disparo se fue rozando una escuadra de la meta de Sergio.

Iago Aspas, en el 26, recogió un mal despeje del marroquí Zou Feddal y desde fuera del área, en una posición escorada, buscó superar a Pacheco por arriba, pero el remate se fue por poco por encima de la portería. Posteriormente, el envite entró en un momento de letargo en el que ninguno de los contendientes creó peligro en sus intervenciones y llegó al tiempo de descanso con un justo empate a cero.

En la reanudación, el Alavés volvió a repetir la salida que tuvo al comienzo del partido, cuando metió atrás al Celta con un fuerte arranque, aunque los gallegos lograron frenar el ímpetu de los locales. En el 64, Deyverson se internó por la banda izquierda y su centro, rechazado por la zaga celtiña, le llegó a los pies a Ibai, que tuvo mucho tiempo para golpear desde la frontal del área, pero Sergio realizó una gran despeje. 

El delantero carioca tuvo una nueva oportunidad en la jugada posterior al ser habilitado por Camarasa, pero no pudo dirigir su lanzamiento entre los tres palos. Fueron momentos en los que el Alavés, espoleado por los cánticos de sus seguidores, se acercó con mayor claridad a la meta gallega, sobre todo por la banda izquierda, y desactivó los ataques del plantel vigués.

Los de Berizzo lo intentaron en el 76 con un balón colgado por Radoja que cabeceó Wass muy al centro y atrapó Pacheco con comodidad. 

Mauricio Pellegrino dio entrada a Édgar Méndez en lugar de un trabajador Toquero y el primer balón que tocó el futbolista albiazul fue para poner el 1-0 en el marcador, tras recoger el balón en el área y superar a Sergio tras un recorte a la defensa celtiña.

El técnico del Celta hizo saltar al campo a Guidetti y Rossi en un intento desesperado de conseguir el empate, pero el Alavés se mostró sólido y la zaga local rechazó los intentos de disparo de los celestes.

Méndez cayó lesionado en los seis minutos de tiempo añadido que dio el colegiado, Mateu Lahoz, y aunque el Celta colgó varios balones, no pudo lanzar a puerta.

En la recta final, Camarasa pudo sentenciar en un contraataque, pero el meta visitante volvió a desbaratar una ocasión vitoriana, lo que no impidió que el Alavés se metiera en la su primera final de Copa.

1-0. Édgar fulmina el sueño del Celta
Comentarios