domingo. 28.02.2021 |
El tiempo
domingo. 28.02.2021
El tiempo

"Rodar en África es más lento"

José Baños en Makoko (Lagos). JOSÉ BAÑOS
José Baños, en Makoko (Lagos).
José Baños estuvo trabajando en Adú, el filme de Salvador Calvo que cuenta con quince nominaciones a lso premios Goya El lucense dirigió a los figurantes como segundo asistente del director, un encargo complejo al tener que coordinar a personas que no están acostumbradas a rodar ni a comunicarse en inglés

Adú cuenta tres historias relacionadas con dos niños africanos que intentan entrar en Europa sin tener la documentación necesaria. José Baños, que es propietario en Lugo de la empresa audiovisual Visualset, destaca lo trabajoso que fue filmarla porque "rodar en África es más lento y complejo". "Es complicado tanto por los permisos como porque socialmente es mucho más lento".

Las escenas africanas las hicieron en Benín "por la seguridad política y la habilidad social", dos factores a considerar en un escenario tan agitado como el de ese continente. Hicieron un primer viaje para encontrar las localizaciones en las que iban a rodar. El lucense y otras cuatro personas viajaron al país del golfo de Guinea y establecieron allí la base de operaciones -los escenarios de Benín sirvieron para representar, en realidad, diferentes comunidades africanas-.

Desde ese momento tuvieron que hacerse con el service, que es el alquiler de cámaras, el personal, la figuración o las localizaciones. El service local de cada sitio les facilita "perfiles específicos" y completa el vestuario o la iluminación, "que se llevan en parte desde España".

A eso deben sumar el campamento en el que convive el equipo en las horas de rodaje, el cátering o el transporte. Los más difícil fue el transporte, "meter a 14 personas en una furgoneta como las que usan los africanos no es fácil".

El lucense José Baños es un habitual en los rodajes de Salvador Calvo. Se conocieron filmando una película de José Luis Cuerda, "Tiempo de silencio" y a partir de ahí sentaron la base de una buena amistad.

De ahí a "Adú" solo un paso. Y rodar en África era pan comido para José Baños. Los escenarios de trabajo, los equipos y el personal en el continente africano no eran algo desconocido para él. Los ritmos de rodaje, tampoco. Había estado en Guinea en 2016 para filmar "1898: Los últimos de Filipinas" como tercer ayudante del director.

"Nos pasaron muchas desgracias, nos lo acabamos tomando a broma", dice. "Cuando estábamos rodando en el mar volcó una canoa y una cámara cayó al agua. También nos cayó un árbol en el rodaje", recuerda.

Nigeria también estuvo en su agenda cuando participó en la serie La Unidad (2020), del monfortino Dani de la Torre, en la que fue ayudante primero de dirección, es decir, se encargó de los actores y el equipo. Su labor consistió en "coordinar la segunda unidad de rodaje".

El guion de La Unidad indicaba que los personajes iban a hacer unos "contactos con la mafia africana". "Los planos mas espectaculares los hicimos en el barrio de Makoko, en la ciudad nigeriana de Lagos. Rodamos en una zona de cabañas sobre el agua en las que viven, había mucha suciedad", apunta sobre esa favela inmensa de la capital nigeriana.

Otras localizaciones de La Unidad fueron A Coruña, Toulouse (Francia) y Madrid. La ciudad francesa fue en la serie la sede de un atentado yihadista. Allí hicieron los exteriores, mientras que los interiores fueron grabados en la estación de tren de A Coruña. El ámbito de filmación se decide en función "de que compense hacer un decorado".

TOSAR. José Baños ha trabajado con otros profesionales lucenses. Es habitual que coincida en rodajes con Luis Tosar. Se vieron en El desconocido, 1898: Los últimos de Filipinas, La sombra de la ley, Quien a hierro mata y Adú. "Él sabe que soy de Lugo, es un magnífico actor y una persona humilde", asegura.

Con Dani de la Torre también ha trabajado, pero su relación comenzó mucho antes, en el propio origen de la carrera de ambos. José trabajaba en Ficción Producciones en Santiago cuando conoció al director monfortino. Formaron "una pandilla de rodaje para hacer cortometrajes" con otros amigos.

Los primeros rodajes de De la Torre fueron Lobos y Buenos días, en el que Baños hizo de jefe de producción. Años después, ha vuelto a acompañar al monfortino en su último filme, La Unidad.

Además de esta producción, entre sus últimos trabajos figuran O sabor das margaridas, un videoclip de Dani Martín y un documental sobre los problemas de quienes abandonan las maras.

Por el contrario, el año pasado tuvo que abandonar la serie El desorden que dejas en el cuarto capítulo para atender a su hijo porque "el cine es una forma de vida".

"Rodar en África es más lento"
Comentarios