Viernes. 16.11.2018 |
El tiempo
Viernes. 16.11.2018
El tiempo

Reixa afirma que ''nunca'' estuvo ''de acuerdo'' con el despido de Fasero

El expresidente de la sociedad general de autores y editores (SGAE) Antón Reixa ha declarado hoy que "nunca" estuvo "de acuerdo" con la decisión del consejo de dirección de despedir al que fue delegado de la SGAE en la zona noroeste, Juan Carlos Fernández Fasero.

Fernández Fasero fue despedido poco tiempo después de que el periódico El País informase de una subvención recibida por una productora de Antón Reixa, Filmanova Invest, por parte del organismo público que antes de su llegada a la SGAE dirigía Fasero, la Asociación Galega de Industrias Culturais (Agadic).

La declaración de Reixa, que estaba prevista para las 12:00 horas, se postergó hasta las 14:50 después de que el músico gallego comunicase que llegaría con retraso a la capital ourensana debido a una "huelga de controladores aéreos en Francia".

En los casi 25 minutos que se prolongó su testimonio, el ex presidente de la SGAE negó en el Juzgado de lo Social de Ourense que hubiese tratado de salvar su puesto perjudicando a Fasero, e insistió en que "nunca estuve de acuerdo con la decisión del consejo de dirección".

"Yo sólo represento un voto de catorce. Tanto en la contratación como en su despido no tengo la última palabra", subrayó, unas manifestaciones que se producen después de que Fernández Fasero, delegado hasta el pasado 10 de mayo, acusase en su blog a Reixa de mentir "en general" para "mantenerse en el poder".

En su declaración, el ex presidente de la sociedad señaló que correspondía al departamento de Recursos Humanos realizar contrataciones y las entrevistas, y que él lo único que hizo fue proponer a Fasero para ese cargo "a la vista de su currículum".

Preguntado por la subvención concedida a su productora, en octubre de 2012, manifestó que él se enteró de esta concesión en enero de 2013, pero que no consideró relevante informar de ella, al entender que estaba suficientemente publicitada. "Era obvia la aportación", señaló.

A preguntas de la Fiscalía, insistió en que "nunca" pensó en una posible "incompatibilidad", respecto a que su productora recibiese dicha subvención, que ascendía a 142.000 euros, siendo presidente de la SGAE.

Expuso para ello que no era "una subvención que valora intangibles" sino que era una ayuda que había sido "baremada", y que estaba dentro de una convocatoria pública.

El abogado de Fasero ha solicitado por estos hechos despido nulo, lo que conllevaría su reincorporación, al entender que "ha quedado acreditado que -Reixa- ocultó información a sabiendas" y que "evitó su responsabilidad" para "echar las culpas a Fasero".

Para acreditarlo, presentó numerosos correos electrónicos que se enviaron el ex presidente de la SGAE y su mujer, por parte de la productora y Fasero, así como un acta y la subvención firmada por el propio Reixa.

Por su parte, la defensa de Reixa, ha manifestado que no queda acreditado que el ex presidente tuviera conocimiento de esta concesión y sí que no había participado de los procesos de selección y de despido.

El abogado apuntó que el despido se produjo "no por la existencia de irregularidades sino por no comunicar" estos hechos a la directiva, con la consiguiente "pérdida de confianza", hechos que considera como mucho constitutivos de despido improcedente.

Reixa afirma que ''nunca'' estuvo ''de acuerdo'' con el despido de...
Comentarios