sábado. 16.01.2021 |
El tiempo
sábado. 16.01.2021
El tiempo

El origen de la banda terrorista Eta desde ojos lucenses

Xoán Fórneas y Alba Loureiro, en el rodaje de 'La línea invisible'. EP
Xoán Fórneas y Alba Loureiro, en el rodaje de 'La línea invisible'. EP

Xoán Fórneas y Alba Loureiro interpretan en La línea invisible a la primera víctima del grupo terrorista y su novia. Una conmovedora historia de amor entre un guardia civil y una camarera que ha lanzado a los dos intérpretes al estrellato

Alba y Xoán (Amelia y José Antonio Pardines en la ficción). Una pareja de lucenses que da vida a la más bonita historia de amor entre un malpicano y una vasca a finales de los años 60. Un relato idílico si no fuese porque él, un guardia civil de 25 años destinado en el País Vasco, se convertiría en la primera víctima de Eta, la primera línea invisible que la banda cruzó y que derivaría en años de terror y sufrimiento.

Este relato, una de las tantas historias de gente anónima que la organización terrorista destrozó, es el que interpretan los actores Xoán Fórneas (Lugo, 1993) y Alba Loureiro (Lugo, 1988) en la exitosa serie de Movistar+ La línea invisible y que ha suscitado la ovación de crítica y espectadores. Ambos coincidieron en el teatro hace diez años en Lugo de la mano de Paloma Lugilde y esta ficción supone su primer trabajo juntos.

"Pardines era un chaval muy joven, que se le jodió la vida de pronto y en un momento dulce, cuando estaba enamorándose", cuenta Fórneas. Ponerse en la piel de la primera víctima de Eta no fue tarea fácil. "No se sabía mucho de cómo era Pardines. Me vi entrevistas de otras víctimas para saber cómo pensaban, y tuve la suerte de que una amiga de mi madre lo conoció". "No me atreví a ponerme en contacto con la familia. Estaba molesta por cómo cayó en el olvido Pardines", reconoce este lucense, que siempre ha tratado de dar la máxima naturalidad al personaje. "Espero lo hayan acogido con cariño", cuenta Fórneas.

"Es difícil meterse en la piel de una víctima de Eta. Tuve suerte de que una amiga de mi madre conoció a Pardines"

La línea invisible habla de una parte de la historia de España que "siempre ha habido miedo de analizar" y, pese a que hubo muchas críticas antes de ver la serie, después, los espectadores se han dado cuenta "de que es un ejercicio de reflexión", cuenta este lucense que, aunque amante de la capital, no duda escaparse siempre que puede por la parroquia de San Martiño de Goberno (Castro de Rei) para desconectar con su familia.

La serie (la más vista de Movistar+ en la semana posterior a su estreno) llevaba gestándose varios años, cuando Eta anunció el fin del conflicto armado. "La línea invisible llega en un momento en el que se puede echar la vista atrás y ver todo lo que ha pasado", reflexiona Fórneas.

Él y Alba Loureiro se conocían de antes, pero no habían compartido nunca focos. "Es una gran actriz, cuando coincidimos en el cásting fue un flechazo". Una afirmación que suscribe su compañera de reparto. "Ha sido emocionante y muy cómodo rodar con Xoán, compartimos los mismos nervios ante un proyecto de esta envergadura y estar al lado de alquien que conoces aporta tranquilidad", explica Loureiro, quien se mete en la piel de Amelia, novia y viuda casi al mismo tiempo de Pardines. "La de esta pareja es una historia hermosa, dos jóvenes enamorados a los que se les arrebata la felicidad en un instante", relata la actriz, quien señala que tuvo que trabajarse mucho su personaje "porque apenas había información de Amelia".

"El público ha empatizado mucho con la historia"

Reconoce que han sido muchas las horas de trabajo "donde he intentando dar lo mejor", pero el resultado final ha sido espectacular. "La gente ha empatizado mucho con esta historia. Estamos sorprendidos, porque dentro de la globalidad de esta serie que cuenta con muchos personajes, los nuestros han calado hondo, lo que es todo un orgullo", indica la joven y recalca que "es emocionante la repercusión que hemos tenido". Alba y Xoán, dos lucenses que a través de sus ojos han revivido una hermosa historia de amor en tiempos de Eta.

El origen de la banda terrorista Eta desde ojos lucenses
Comentarios