miércoles. 22.09.2021 |
El tiempo
miércoles. 22.09.2021
El tiempo

Medio centenar de puertas del Camino se abren en El Progreso

undefined
Xosé Tejero, Jorge de Vivero y Roberto Díaz. XESÚS PONTE
Jorge de Vivero, Pepe Tejero y Roberto Díaz inician este sábado una nueva serie en el diario

La serie Puertas del Camino mostrará desde el día 4 y cada sábado en la Revista del diario El Progreso medio centenar de estos accesos singulares de edificios civiles y religiosos que se encuentran en las diferentes rutas del Camino de Santiago en España, entre las que se cuentan las rutas francesa, primitiva, portuguesa, marítima o la Vía de la Plata.

Los textos serán del exprofesor del IES Nosa Señora dos Ollos Grandes de Lugo y colaborador de este diario Jorge de Vivero, que irán acompañados de imágenes del que fuera fotógrafo de este periódico Pepe Tejero y de Roberto Díaz.

Jorge de Vivero explica que la sección tratará de medio centenar de "sitios para entrar y salir, sitios para pasar" que serán casi todos religiosos con "dos o tres excepciones", como un arco de la playa de As Catedrais. El escritor reconoce la predilección del equipo por las portadas románicas.

Jorge de Vivero indicó que sus textos acompañarán las imágenes de Tejero y Díaz. Comenzarán con un breve comentario sobre la puerta que visiten cada día. A partir de ese arranque, El Viajero —como se refiere al trío— comentará los encuentros y los atractivos del entorno. "Cuento la experiencia".

Jorge de Vivero, Pepe Tejero y Roberto Díaz mostrarán cada semana una puerta interesante de una de las rutas jacobeas

La crónica empieza con un detalle que llama la atención del escritor. Refiere un pórtico en el que se representa una adoración, con su Virgen, su Niño y sus Reyes "y se ve a San José en un aparte. Duerme sobre su bastón, ajeno al milagro". Otra puerta que le sorprendió es la de la catedral de Astorga. "He entrado 20.000 veces en esa catedral y nunca me había fijado en que no tiene un centímetro sin decorar".

El interés de Jorge de Vivero por la biología hace que repare sobre todo en los animales, sean reales o mitológicos; incluso que los compare a veces con los querubines. "En el monasterio de Carboeiro, en Silleda, hay unos ángeles que agitan las alas y que me recordaron a los aguiluchos cuando las mueven muy rápido antes de echarse a volar por primera vez o a los cuervos marinos cuando se posan en una roca para secarse".

El cronista reconoce que nunca se había fijado en las puertas de los templos hasta que empezó a viajar a los sitios que querían retratar. Para explicar los sentimientos que le provocan cita a Flaubert: "Cuando miras algo con atención se vuelve interesante".

Medio centenar de puertas del Camino se abren en El Progreso
Comentarios