La llegada de 'Sibila' se convierte en un gran acontecimiento cultural en Lugo

 El cuadro de Diego Velázquez se podrá ver desde el próximo martes y hasta el día 7 de julio en el Museo Provincial.  "Vai ser o único museo de Galicia no que se poderá ver esta obra", asegura orgullosa la directora de la entidad lucense
El cuadro 'Sibila', de Velázquez. MUSEO DEL PRADO
photo_camera El cuadro 'Sibila', de Velázquez. MUSEO DEL PRADO

Velázquez vino al Museo Provincial de Lugo para quedarse durante casi un mes. El genio del pintor sevillano podrá ser contemplado en uno de sus cuadros, Sibila, prestado temporalmente por el Museo del Prado al Museo Provincial de Lugo dentro del programa El arte que conecta

Será la primera vez que se verá este cuadro en Lugo y en Galicia. Y también la primera que se verá en la provincia una obra de Velázquez. Un hito y una ocasión única para el Museo Provincial y para los lucenses, que podrán acudir a ver este cuadro de forma totalmente gratuita desde el próximo martes hasta el 7 de julio.

"Vai ser o único museo de Galicia onde se poida ver esta obra. É dicir, a Sibila de Velázquez só se poderá ver ou en Lugo, do 11 de xuño ao 7 de xullo, ou no Museo del Prado, en Madrid. É unha oportunidade única de ver esta obra mestra de Velázquez, de xeito gratuíto e coa única restrición do aforo que, dependendo da demanda, podería ser limitado", afirma la directora del Museo Provincial, Aurelia Balseiro

El cuadro ya está en Lugo, a donde llegó entre fuertes medidas de seguridad y con las garantías que marca el protocolo para su conservación puesto que el óleo tiene cerca de cuatro siglos de antigüedad (data de 1632).

"El cuadro viaja embalado en una caja con unas características determinadas, hecha de un material inerte que garantice que no va a haber vibraciones —algo importantísimo durante el viaje— y que tampoco va a sufrir la obra variaciones térmicas. Por eso, el camión que la transporte tiene que ser especial también, con el fin de que se mantenga siempre la temperatura adecuada para su conservación.

Además, el viaje se realiza con escolta policial para garantizar la máxima seguridad", afirma Víctor Cageao, un lucense que, además, es coordinador general de Conservación del Museo del Prado.

Este cuadro no fue de los más viajeros de Velázquez. Pero, aun así, visitó —como parte de exposiciones temporales y en préstamo por el Museo del Prado— capitales mundiales como Lisboa, Budapest, Tokio y Nueva York pero también otras ciudades españolas como Barcelona y Sevilla o el palacio de La Granja, en Segovia.

Precisamente del palacio de La Granja salió esta obra maestra, "cuya primera referencia conocida de este retrato data de 1746, cuando se levantó el inventario de las pinturas del palacio y allí se atribuyó a Velázquez", señala la web del Museo del Prado en la ficha técnica del cuadro en cuestión.

La Sibila de Velázquez es un óleo sobre lienzo de tamaño pequeño, 62 centímetros de alto por 50 de ancho. La mujer que aparece en el cuadro, de perfil y con una tabla en la mano, se identificó con la esposa del pintor, Juana, hija del maestro de Velázquez, el pintor Pacheco, y representa a una sibila, una profetisa.

"É unha obra de gran relevancia, aínda que non sexa moi coñecida, porque foi datada en 1632 unha vez que Velázquez volve da súa estadía en Italia e tecnicamente representa a súa madurez como pintor. Non é unha obra menor, non é un bosquexo. É unha obra mestra feita coa técnica de madurez dun dos xenios da pintura española. E é un orgullo amosar este cadro durante case un mes e de xeito gratuíto en Lugo", afirma Aurelia Balseiro.

Hace meses que la directora del Museo Provincial sabía que este cuadro vendría a Lugo, en forma de préstamo temporal y dentro del programa El arte que conecta, del Museo del Prado, incluso antes de hacerse público el anuncio, a principios de año.

Pero Aurelia Balseiro confiesa que no se lo acababa de creer, pese a que muestra, con orgullo, una carta de El Prado donde dice del Museo Provincial de Lugo que "es un ejemplo pionero y un modelo de éxito en la puesta en valor de la colección depositada por el Museo del Prado".

"Sentinme moi emocionada cando souben que o Museo Provincial de Lugo era un dos dezaoito museos que formarían parte do programa El arte que conecta e que albergaría unha obra de Velázquez por case un mes. Pero ata que se asinaron todos os convenios, non mo cría de todo", apunta.

Para poder traer este cuadro a Lugo hubo que firmar contratos de seguros sobre la obra y también sobre la instalación museográfica que acompaña a esta obra de arte. El Museo Provincial ofrecerá, además, en los días que dure la exposición, una programación cultural paralela relacionada con la Sibila de Velázquez que se dará a conocer a partir del lunes.

"Queríamos un retrato de mujer"

El hecho de que al Museo Provincial de Lugo le tocase exhibir temporalmente un cuadro de Velázquez y no de otro pintor fue algo casual dado que el artista no tuvo, que se sepa, ninguna relación con la ciudad.

Ni virgen, ni reina

Sin embargo, dentro de la obra de Velázquez, sí se escogió Sibila para Lugo por un motivo en concreto: se pensó en un retrato femenino y era de los pocos que hizo el pintor sevillano sin que la protagonista fuese una reina o una virgen, según cuenta Víctor Cageao, coordinador general de Conservación del Museo del Prado.

Perspectiva de género

"El Museo Provincial de Lugo se destaca por sus actividades con perspectiva y política de género. Por eso queríamos que fuese un retrato de mujer y salvo la representación de la reina o la Virgen, no había más retratos de Velázquez con mujeres que Sibila", apunta Víctor Cageao.

La 'Sibila', de Velázquez. MUSEO DEL PRADO
Imagen completa de la 'Sibila', de Velázquez. MUSEO DEL PRADO

A 22 grados

Las condiciones de conservación del cuadro en el Museo Provincial de Lugo han de ser idénticas a las del Museo del Prado.

"La temperatura ambiente tiene que ser de 22 grados con pequeñas variaciones pero, además, tiene que haber una humedad del 50 por ciento y solo podrá estar expuesto a 150 luces (unidad de medida lumínica) como máximo. En caso de no cumplirse estas características ambientales y de conservación, la pintura podría verse resentida", explica Víctor Cageao.

La cuarta ocasión para ver obra del pintor sevillano en Galicia

Será la primera vez que se podrá ver la Sibila de Velázquez en Lugo y Galicia, pero, en cambio, sí se vieron, en otras ocasiones, otras obras del pintor sevillano en otras localidades gallegas como Santiago, Vigo o la última, hace ocho años, en A Coruña.

Diego Velázquez (1599-1660) fue el principal artista de la corte de Felipe IV y del Siglo de Oro y uno de los más grandes pintores de todos los tiempos. Su catálogo consta de unas 120 obras.  su obra fue un referente para los pintores impresionistas franceses.

La llegada de la Sibila de Velázquez al Museo Provincial de Lugo es una oportunidad para poner en valor los fondos de esta entidad cultural, con piezas arqueológicas tan relevantes como  el torques de oro de Burela y entre los que se incluyen también 30 obras en depósito del Museo del Prado, que se pueden ver expuestas en la colección estable en diferentes salas. Se trata de 28 pinturas (15 de la Colección Real) y 2 esculturas, que están datadas entre los siglos XVI y XX. 

El último depósito efectuado por el Museo del Prado en Lugo fue en 2021 y se trata del retrato de Encarnación Rambau, de Federico de Madrazo y Kuntz.
A su vez, La defensa de la choza, de Antonio Fillol Granell, depósito del Museo del Prado en el Museo Provincial, está ahora en Madrid, en préstamo, como parte de la exposición que lleva por título Arte y transformaciones sociales en España (1885-1910).

Relación histórica

Pero la relación del Museo del Prado con Lugo data ya de finales del siglo XIX. Cuando todavía faltaban años para la creación del Museo Provincial (en 1932), la Diputación se convierte en 1887 en la institución depositaria de obras del Prado más antigua de Galicia, tras la recepción de una colección de seis cuadros que formaban parte de la  serie cronológica de los reyes de España encargada en 1847 por Isabel II.

También el Museo Provincial fue la primera entidad en España que hizo una exposición con todas las obras depositadas por El Prado. Fue en 2010.

Un año después, editó un catálogo con documentación de estos fondos.

Ambas instituciones museísticas también colaboraron en la restauración del cuadro titulado Cabeza de apóstol, atribuido al taller de Guido Reni.

Comentarios