Miércoles. 20.02.2019 |
El tiempo
Miércoles. 20.02.2019
El tiempo

La primavera se graba en Becerreá

Un grupo de alumnos, en una de las jornadas de grabación de 'O acordar'
Un grupo de alumnos, en una de las jornadas de grabación de 'O acordar'
El tránsito del duro, difícil y silencioso invierno de la montaña lucense a la explosión de vida que supone la entrada de la primavera es lo que han conseguido grabar con sus cámaras alumnos de quinto y sexto del Ceip San Xoán. El resultado es un documental que presentarán en Madrid el día 13 y para cuyo viaje buscan fondos

El invierno en la montaña lucense transcurre lento, silencioso, con repetitivas rutinas que solo la primavera es capaz de transformar en espectáculos de vida, de color y de emociones. Ese tránsito, casi milagroso, de estaciones es lo que los alumnos de quinto y sexto curso del Ceip San Xoán de Becerreá han logrado plasmar con sus cámaras para dar forma a un documental, titulado ‘O acordar’, que presentarán en Madrid el próximo día 13; en A Coruña, el 16, y en Becerreá, el 22.

El trabajo forma parte de una iniciativa pedagógica a nivel internacional, que en Galicia se articula a través del programa Cine en Curso, incluido dentro del plan Proxecta, de la Consellería de Cultura, Educación y Ordenación Universitaria, en colaboración con el Centro Gallego de Artes de la Imagen (CGAI). En esta comunidad participan en el proyecto un total de ocho centros -el Ceip San Xoán es el único de la provincia de Lugo- y en la presentación en Madrid se podrán ver los trabajos realizados por los demás colegios participantes, muchos de ellos de Madrid o Cataluña, entre otras regiones.

Los alumnos del centro becerrense buscan ahora la financiación necesaria para poder costearse el desplazamiento a la capital de España, donde presentarán su cinta junto a las de los demás centros. Solo podrán viajar los de sexto y, para conseguir el dinero, han puesto en marcha diferentes iniciativas. La última, montar un puesto en la pasada feria de Becerreá, en el que vendían repostería elaborada por ellos mismos y manualidades en forma de broches, imanes, muñecos, velas, lapiceros o fundas para el móvil, entre otros muchos artículos. "As vendas foron ben e todos estamos desexando ir xa ao estreo do documental en Madrid", afirma Jorge, uno de los alumnos que realizará el viaje.

Ante la proximidad del estreno, los 28 escolares que participaron en la filmación del documental son ahora un manojo de nervios, pero pase lo que pase con su trabajo, lo que no ocultan es su satisfacción por haber participado en un proyecto, "no que aprendimos moitas cousas sobre cine", explica Ainhoa, otra alumna de sexto.


«Aprendimos a coñecer os distintos tipos de planos, a xogar coa luz e o sonido ou a facer montaxes», explican los autores del documental


La cineasta Jaione Camborda fue la encargada de adentrar a los pequeños en el mundo de la cinematografía. "Explicounos os diferentes tipos de planos, como xogar coa luz ou o que é un paneo", cuenta Ainara, otra escolar que participó en las grabaciones y cuya explicación completa su compañera Anne, "tamén sabemos utilizar a cámara, montar o trípode, facer locucións e utilizar os programas informáticos necesarios para montar as imaxes".

Los pequeños recuerdan que, al principio, practicaban planos con sus propios teléfonos móviles y que iniciaron el trabajo de campo justo cuando les llegó el material de grabación, cedido por el CGAI.

"Fixemos moitas saídas ao campo, pasamos frío na neve, madrugamos moitísimo para grabar o amencer", cuentan al unísono estos alumnos de sexto, mientras no dejan de atender su puesto en la feria. "Incluso intentamos grabar o parto dun animal, pero ao final non foi posible, aínda que si temos planos dun potro e tamén dun poliño saíndo do ovo", aseguran entusiasmados.

Gema Lombó es la profesora del Ceip San Xoán que se encargó de coordinar esta actividad. Destaca "o alto nivel de compromiso" de los niños que participaron en el proyecto y las facilidades que tuvieron tanto desde la Consellería como del CGAI.

"A filmación do documental acabou por implicar a todas as asignaturas, xa que os nenos podían aplicar na práctica moitos conceptos teóricos que case nunca saen das aulas", argumenta. Esta docente también explica como los niños pudieron conocer de forma global todo el trabajo que hay detrás de una producción audiovisual, "as tarefas non se repartiron por oficios, senón que todos os nenos fixeron de todo. Todos grabaron, traballaron co sonido e participaron na montaxe final".

Ahora, el resultado de todos esos meses de trabajo, quedará plasmado en ese documental de 12 minutos, cuyo estreno esperan con impaciencia.

La primavera se graba en Becerreá
Comentarios