Sábado. 25.05.2019 |
El tiempo
Sábado. 25.05.2019
El tiempo

"La muestra nace de la necesidad de volver al tiempo de la inocencia"

Una de las fotografía de la exposición. SEBAS SENANDE
Una de las fotografía de la exposición. SEBAS SENANDE

La fotógrafa Virginia Rota expone en Lugo un proyecto en el que colaboraron 24 niños

"Este proyecto nace de la necesidad de volver al momento anterior a la toma de conciencia del horror, al tiempo de la inocencia, a los años en los que la integridad pertenecía al lenguaje y la verdad resultaba infranqueable", explica la fotógrafa malagueña Virgina Rota al respecto de su exposición 'O mundo ao principio. Infans', que estos días se puede ver en la Diputación Provincial de Lugo.

La muestra nace hace unos tres años y los niños son los absolutos protagonistas, tanto como objeto del retrato como fotógrafos amateur. Niños de cuatro a once años. "Cuatro, porque se supone que a esa edad el lenguaje es inteligible para los humanos. Y once, porque supone el fin de la infancia y el comienzo de la adolescencia", dice la artista.

Virgina Rota consiguió reunir a 24 niños y niñas que se encontraba por la calle y le llamaban la atención. "Hablaba con sus padres de mi proyecto, les enseñaba mi trabajo y así fue como conseguí que colaboraran. Ahora ya somos una gran familia", comenta entre risas.

Rota facilitó a los niños cámaras desechables y ellos fotografiaron cosas que eran importantes y su concepto de belleza

A esos pequeños aprendices les facilitó cámaras fotográficas desechables con rollos en blanco y negro y después de unas instrucciones mínimas sobre su manejo les pidió -dándoles el tiempo que necesitaran- que inmortalizaran cosas importantes para ellos y lo que consideraran bello.

ENCUADRE. "Han hecho unas fotos maravillosas. Es increíble el encuadre, el concepto. Incluso los padres de niños de cinco años me decían que hablaban con ellos de cosas que no creían que iban a hablar, como de la naturaleza o de la libertad". El resultado, 42 fotografías en blanco y negro que conviven con 26 retratos de esos niños realizados por la fotógrafa.

"Lo que más me han llamado la atención no es lo que han fotografiado, sino cómo. Con el encuadre parece que hayan estudiado. Y no han pasado por alto lo que han fotografiado, han intentado como agarrarlo", dice Rota.

"Casi todos han fotografiado la naturaleza. Había una nena, Olga, la mayor, de once años, que todo su trabajo versaba sobre sobre la naturaleza, y cuando le pregunté por qué, me dijo que tenía la sensación de que era algo muy grande y que cuando volvía a casa de excursión sentía mucha pena porque no se la podía llevar".

"La muestra nace de la necesidad de volver al tiempo de la inocencia"
Comentarios