Miércoles. 26.09.2018 |
El tiempo
Miércoles. 26.09.2018
El tiempo

Gaitas y aplausos para aliviar este calor

Algunos de los jóvenes que participaron. XESÚS PONTE
Algunos de los jóvenes que participaron. XESÚS PONTE

La música y los bailes tradicionales inundaron de buen ambiente la Praza do Campo de la ciudad de Lugo e hicieron moverse hasta a aquel que no sabía ni jota

La Praza do Campo de Lugo se llenaba este viernes por la tarde para asistir a la actuación del grupo de música tradicional Os Valuros de Castro de Rei. Este evento sorprendió a muchos que pasaban por la zona en ese momento, además de los que se encontraban tomando una cerveza para solventar el calor que hacía. Entre ellos, una turista polaca escapada de Compostela para hacer noche en Lugo, que descubrió este viernes en la ciudad de la muralla a qué suena la tradición gallega.

Os Valuros abrieron paso por las calles del centro de la ciudad lucense hasta llegar a la plaza, con sus gaitas, tambores y panderetas. En este grupo, desde el más pequeño, de 5 años, hasta el más longevo -con los setenta más que cumplidos- dominaban a la perfección lo que llevaban entre sus manos; sabían que iban a divertirse al igual que todos aquellos que estuvieron como espectadores.

La agrupación de Castro de Rei vino bien respaldada, como por ejemplo, por una madre que acompañaba a sus dos hijos que estaban actuando. "Para mí es un orgullo ver a mi hijo y a mi hija actuar. Me hubiese gustado tocar la gaita, pero no tuve la oportunidad. Por eso, es mucha honra tener dos hijos que la toquen", dijo.

Los sones populares chairegos se introducían entre los oídos de aquellos que estaban allí, incluso alguno de ellos danzaba sobre sí mismo al son del ritmo. Los novatos en esta experiencia musical pudieron ver cómo los integrantes de Os Valuros sacaban a bailar a los asistentes.

Asimismo la recien llegada turista polaca pudo sorprenderse de cómo unas conchas de vieiras, uno de los símbolos del camino de Santiago, también cumple la función de instrumento de percusión. Si esta visitante hubiese tenido la oportunidad de hablar con Fran, profesor de música instrumental de Os Valuros, sabría que ellos andan por las aldeas para "recoger las canciones de bailes -el encargado es Lis- e instrumentales", de las que se ocupa el propio Fran.

"Si no fuera por los grupos regionales, estos bailes y esta música que siguen perdurando caerían en desuso", aseguró este viernes este profesor, cuyos alumnos ofrecieron este viernes un buen rato a locales y foráneos en la Praza do Campo.

Gaitas y aplausos para aliviar este calor
Comentarios