Jueves. 15.11.2018 |
El tiempo
Jueves. 15.11.2018
El tiempo

El nuevo presidente de la SGAE pretende una ''gestión menos presidencialista''

El nuevo presidente de la Sociedad General de Autores y Editores (SGAE), José Luis Acosta, encaminará su cargo hacia una "gestión menos presidencialista" y tratará de dar solución a los "graves" problemas de la entidad

Esos problemas son la crisis económica, la subida del IVA cultural y el anteproyecto de la Ley de Propiedad Intelectual, según ha hecho saber Acosta a los socios y compañeros de la SGAE mediante una carta a la que ha tenido acceso EFE.

Para el guionista jienense, son problemas que no han sido generados por la "actual Junta Directiva" pero ante los que buscará "vías de futuro arreglo".

Se trata, en concreto, de problemas como "la crisis económica terrible" que, según ha expresado en la carta, implica para la SGAE "menos publicidad y presupuesto en las cadenas de radio y televisión", así como "menor consumo" en música, teatro o cine.

En cuanto a la subida del 21 % del IVA en productos y servicios culturales, Acosta la ha calificado de "torpeza recaudatoria" que "lejos de recaudar más para el Estado" ha hecho que se "resten ingresos" en las tan "necesitadas" arcas de la Hacienda Pública.

En tercer lugar, el presidente de la SGAE ha reconocido como "problema" el anteproyecto de la Ley de Propiedad Intelectual.

"Este anteproyecto dinamita en muchos aspectos lo que debería ser el alma de una Ley así -ha escrito- que es proteger a aquellos que crean la cultura, a los autores, y a las sociedades que defienden, amparan y gestionan sus derechos".

Además, para Acosta, esta ley dejará a la SGAE "indefensa" frente a grandes compañías, a la vez que "esquilma" el valor de sus "derechos como autores".

Según el andaluz, se trata de un anteproyecto que, "cuando se convierta en Ley", podría tener que ser "de nuevo reformado" en muchos puntos ya que, ha apuntado, Bruselas está diseñando lo que será la Directiva europea de Gestión colectiva, "a la que la Ley española deberá adecuarse en su totalidad".

"¿No será más sensato esperar a esa Directiva antes de aventurarse en anteproyectos condenados a ser reformados al poco tiempo? Es en Bruselas donde ahora también deben de intensificarse nuestros esfuerzos y la presión para que, en la UE, el derecho de remuneración se extienda a la mayor cantidad de países miembros", ha escrito a sus socios.

Otro de los problemas que la nueva Junta Directiva de la SGAE, reconoce, es la inversión en la compra de teatro de la "fatídica" Arteria, un asunto que reconocen que sí "nació dentro de la entidad".

"Es algo que algunos de nosotros ya denunciamos en varias asambleas en la época de Teddy Bautista", ha concretado.

Para empezar a afrontar estos problemas, según recoge la misiva, Acosta y su equipo han abordado "con entusiasmo" un "ambicioso" plan comercial con varios frentes: buscar nuevas vías de recaudación, exigir que se incluya a la SGAE en la lista de acreedores del Estado, y "optimizar" la maquinaria de la institución.

Al término de la carta, Acosta cuenta a sus socios que se encamina a una "gestión menos presidencialista" con el fin de llevar a la SGAE hacia un "perfil acorde" con el de la mayoría de las sociedades de gestión del mundo.

El nuevo presidente de la SGAE pretende una ''gestión menos...
Comentarios