viernes. 15.01.2021 |
El tiempo
viernes. 15.01.2021
El tiempo

Death Whistle, en busca de los límites del sonido desde Viveiro

Death Whistle, alter ego electrónico de Víctor García. FANZINE FEST
Death Whistle, alter ego electrónico de Víctor García. FANZINE FEST
El programador y taxista Víctor García participa en el Fanzine Fest, festival gallego consagrado a la música electrónica

El programador y taxista gallego Víctor García, conocido en el mundo musical como Death Whistle, es uno de los artistas que completan el cartel de la singular sexta edición del festival de música electrónica de vanguardia Fanzine Fest de A Coruña, donde buscará los "límites del sonido".

Víctor García (Viveiro, 1979), creador de bandas sonoras para proyectos como Decorado, Psiconautas, los niños olvidados -ambas galardonadas con un Goya- o Sangre de unicornio, define, en una entrevista con Efe, sus actuaciones sobre el escenario como "contundentes", ya que busca en ellas "trasladar el sonido cinemático".

El mismo festival que vio nacer en 2017 a Death Whistle lo verá este año transformado, evolucionado y adaptado al contexto. "Antes actuaba más tarde", afirma conocedor de que las horas y la música van de la mano. Se ha adaptado a una propuesta diferente, en esta ocasión en un museo, un escenario que aprovecha y usa en su "beneficio".

"Estos entornos desarrollan un sonido más personal y puedo explorar otros derroteros", cuenta este programador de videojuegos que, sobre las tablas, traslada el aura potente de sus obras a través de paisajes sonoros, "ruidismo" y punzantes melodías que involucran al espectador en una experiencia diferente.

Este particular "ruidismo" lo define como "un arraigamiento a la tierra" pues su intención es "buscar ese contrapunto entre el ruido y la música experimental», haciéndolo «agradable a al oído".

García, que combina su faceta artística como Death Whistle con su trabajo como taxista, cree que "es un gran momento" para hacer música electrónica y otras propuestas artísticas, ya que hay más herramientas que nunca para que la música "pueda escucharse en todo el mundo", aunque reconoce que "la competencia es enorme".

Admite también que "la dificultad es máxima" para promover las actuaciones presenciales en tiempos de coronavirus, por lo que agradecen las iniciativas como el Fanzine Fest. "Lo fácil sería cruzarse de brazos, sentarse en el sofá y dejar morir la iniciativa", considera.

Presentará su actuación el próximo sábado, a las seis y media de la tarde, en la fundación Luis Seoane, donde también actuarán Arcanoid y David Karro, en el marco del Fanzine Fest, uno de los festivales de música electrónica de referencia en España, que este año tendrá públicos reducidos a treinta personas.

El codirector del evento y responsable del sello discográfico Fanzine Records, Pablo Cubeiro, confiesa, en una charla con Efe, que, aunque la "incertidumbre" ha marcado los pasos de la organización, nunca perdieron "la esperanza" de poder celebrarlo.

Aforos limitados, con entradas ya agotadas, constituyen el formato que presenta la cita que arrancó este miércoles. "Las condiciones son las que son, pero decir en 2020 que el Fanzine Fest sigue vivo ya es un exitazo", asegura Pablo Cubeiro, también conocido como The Panic Room.

La iniciativa busca reflejar su "pasión por la música electrónica y todas las vanguardias que la acompañan", como las artes visuales y la creación de una escena propia.

De hecho, este año ha conseguido que el cabeza de cartel sea el DJ Óscar Mulero, que presentará este viernes su proyecto Monochrome AV, una experiencia audiovisual en directo que Cubeiro define como "única".

Death Whistle, en busca de los límites del sonido desde Viveiro
Comentarios