sábado. 24.08.2019 |
El tiempo
sábado. 24.08.2019
El tiempo

"Me angustiaba el futuro por cosas que no llegaron a pasar"

Christina Rosenvinge. TORBEN CHRISTENSEN (EFE)
Christina Rosenvinge. TORBEN CHRISTENSEN (EFE)

▶ La cantautora realiza un viaje por sus 25 años de carrera en solitario en las páginas de su no-biografía 'Debut: cuadernos y canciones’

▶  Con Álex y Christina dio sus primeros pasos y ‘Un hombre rubio’, su último disco, será presentado el jueves en Cambados

CHRISTINA Rosenvinge (Madrid, 1964) es de esas artistas que siempre está ahí. Fue la niña pija de Chas! Y aparezco a tu lado. De ella solo queda un recuerdo que, tras una montaña rusa de vivencias en la Movida madrileña, hasta ella quiere olvidar. Rosenvinge — que toca el jueves en la Festa do Albariño de Cambados— se ha detenido a analizar todo lo ocurrido entre conciertos, giras y grabaciones a lo largo de 25 años de carrera en solitario para plasmarlo en Debut: cuadernos y canciones

Aunque Debut no es una biografía tampoco se asemeja a una novela, ¿cómo lo definiría?

Nació como una antología de todas las canciones de mi carrera en solitario, además de un ensayo sobre la técnica de letrista y una defensa de la escritura musical como literatura. Cuando esto llegó a manos de Claudio López Lamadrid empezó a crecer la otra parte, los textos que explican el origen de las canciones. A mí me pareció que escribir esas pequeñas explicaciones sería algo torpe, por eso me propuse hacer capítulos que integren cada disco. No quería que fuese algo testimonial, sino que todo a su vez formase un relato con una forma literario. No son solamente unas memorias, he prestado muchísima atención al estilo. 

El lenguaje que utiliza es claro y conciso, cargado de humor y metáforas inesperadas, ¿es este el sello de su narrativa?

Los que hacemos esto cogemos una historia verídica, la nuestra o la de otro, y elegimos qué contar y cómo para darle un interés inherente. Hay una apuesta por un tono directo que fluctúa entre el humor y la veracidad que, de repente, pega cambios drásticos. Es la única manera de retratar la realidad, el testimonio se me quedaba corto. Puedes adoptar la disciplina que quieras o dar la forma que prefieras. La cuestión es la filosofía de cada uno, cómo mirar al mundo para sobrevivirlo.

Su libro arranca hablando sobre los momentos tranquilos donde no pasa nada.

Lo que digo ahí es que las canciones tienen una carga evocativa muy potente, así es como vuelven a mí los recuerdos. Para quien ha escrito una canción, su letra es indisoluble al contexto en el que la concibió. Los momentos tranquilos suelen ser los más importantes, porque es cuando escribes estando de gira o entre conciertos. Me hacía mucha gracia empezar ahí, por eso tampoco son unas memorias. No he buscado las anécdotas de celebridad que se suelen encontrar en las biografías. Esas anécdotas no representan lo que soy y probablemente tampoco representen a nadie. Donde nos construimos es en los momentos cotidianos, de soledad, silencio y en los problemas más aburridos. Es un material literario de primera porque te aproximas honestamente a las personas. 

En Debut hay un momento en el que confiesa que sus poemas acaban en canciones o en la papelera. ¿Cómo ha salvado este libro?

Se ha quedado mucho material fuera. En general, tiro mucho. De hecho, el día que comencé a tirar sin reparos, pegué un salto cualitativo muy grande como letrista. Cuando uno escribe es muy normal que le coja cariño a lo que hace, pero también lo es acabar criticándolo con el tiempo. La creatividad es una cosa fabulosa que hay que ejercitar a cada momento. Si tiras todo, lo que viene detrás suele tener más sentido porque lo anterior era calentamiento. Hay que tirar con más alegría. 

Se refiere a usted misma en varias ocasiones como La Niña, ¿se llegó a sentir así de encasillada?

Por supuesto. Sin embargo, creo que debía apropiarme de ese apelativo y darle un uso positivo. En el libro se ve que ha habido una lucha constante contra los prejuicios. Vivimos en un mundo que funciona así: te quitas un prejuicio y te cae otro.  

Vivimos en un mundo que funciona así: te quitas un prejuicio y te cae otro

De hecho, Debut empieza hablando de usted como una niña pija en Madrid. ¿Eso lo vio desde la distancia de la edad?

No era consciente entonces, esta visión me la ha dado el tiempo. La gente que se puede dedicar desde siempre a cualquier forma de arte proviene de familia acomodada. Lo formulo en el libro porque quiero reivindicar que nos perdemos muchos talentos en la clase trabajadora, la gente no puede ni siquiera plantearse empezar una carrera artística. Puedes ser más fiel a tu visión artística cuando no tienes problemas económicos. Como sociedad es algo que nos tenemos que plantear. Y más en el círculo de artistas que trabajan con ideas más que con pragmatismo. 

Después de ver su carrera en papel, ¿qué conclusiones ha extraído?

La principal y más bonita conclusión es que, al mirar atrás, me he dado cuenta de que todos los momentos de mi vida en los que me angustiaba el futuro, lo hice por cosas que no llegaron a pasar. El futuro siempre ha sido sorprendente. Me gustaría compartir es que lo que crees no va a ocurrir.

El año pasado estuvo por Galicia en bastantes festivales, ¿tiene algo preparado para este? Hoy tocamos en Cambados, el repertorio será principalmente Un hombre rubio y los clásicos. 

Una artista de la Movida madrileña en zona de Galicia Caníbal.

Toda España se contagió con Golpes Bajos. Son un grupo clave y fundadores de la Movida. Es muy difícil vivir sin sentir que Galicia es un poco tuya, que está dentro de ti. Para mí es una tierra poderosa, tiene mucha personalidad.

"Me angustiaba el futuro por cosas que no llegaron a pasar"
Comentarios