Entrevista... Carlos Hipólito

"El texto reivindica el burro como animal maltratado en la Historia"

Cambió su personaje del Carlos Alcántara adulto en 'Cuéntame' –serie donde también fue narrador 22 años— por uno de los trabajos que lo hizo más feliz. Se trata de 'Burro', la obra que abre este sábado la Mostra de Teatro Clásico de Lugo y que protagoniza con catorce papeles
Carlos Hipólito. CUCO CUERVO
photo_camera Carlos Hipólito. CUCO CUERVO

Un simple burro puede inspirar ternura. Y eso fue lo que le cautivó de esta obra a Carlos Hipólito, un actor ya veterano que hizo televisión (Cuéntame, Hospital Central, Médico de familia o El Ministerio del Tiempo), cine (nominado a un Goya con Historia de un beso, de José Luis Garci) y teatro, donde recibió siete premios de la Unión de Actores y tres Max.

Este sábado lo veremos en el auditorio Gustavo Freire de Lugo, a las ocho y media, protagonizando Burro, con catorce papeles distintos y con la compañía Ay Teatro. Una obra hecha con fragmentos de textos clásicos –desde las Fábulas de Esopo hasta Platero y yo, de Juan Ramón Jiménez, pasando por El Quijote– en los que este animal es protagonista. Las entradas, a 8 euros, se compran en entradaslugo.es.

Sorprende que, a estas alturas de su carrera y dicho en tono jocoso, tenga que hacer el burro durante toda una obra. ¿Satisfecho con este papel?
[Risas]. Estoy feliz y muy contento por este papel. Es un personaje precioso que escribió Álvaro Tato y es un ejercicio, para mí como intérprete, muy bonito porque es un papel tierno, divertido, conmovedor y que tiene la singularidad de ser un burro.

"Estoy feliz por el papel porque es tierno, divertido, conmovedor y tiene la singularidad de ser un asno"

También es curioso que la obra se centre en este animal y se base en distintos textos clásicos donde es el protagonista. ¿De dónde salió la idea?
Fue una idea en común de Álvaro Tato, el dramaturgo, y Yayo Cáceres, el director. Es un proyecto teatral sobre el asno realizado después de reunir muchos textos clásicos en los que este animal aparece como protagonista y que, al final, conforman un retrato de este animal. Y es una reivindicación del burro como un animal maltratado por los hombres a lo largo de toda la Historia.

¿Le resultó difícil dar vida a este animal todo el tiempo que dura la obra y bajo la óptica de los textos de distintos autores?
Hemos intentado hacer una semblanza, no una imitación del animal pero sí hay gestos y movimientos que lo evocan. El personaje central es un burro atado a una estaca que le cuenta la historia de su vida, y de la humanidad, a su sombra mientras se acerca un incendio forestal. Y, en medio de todo esto, yo hago los papeles de catorce personajes distintos en esta obra, entre los que se engloban animales y seres humanos.

"La obra relata distintas etapas de la humanidad a través de la presencia de este animal en textos literarios"

¿Pero el papel de burro lo hace usted, no? Perdóneme que se lo pregunte... ¿Se disfraza de burro en la obra?
No, ¡qué va! A lo largo de toda la obra van apareciendo otros personajes y escenas, no solo se ve el burro, y se van relatando distintas etapas de la Historia a través de la presencia de este animal en la literatura: desde textos clásicos como las Fábulas de Esopo, El asno de oro de Apuleyo, Misa del asno y Testamento del asno (anónimo), Disputa del asno de fray Anselmo de Turmeda, Don Quijote de La Mancha de Miguel de Cervantes hasta llegar a Platero y yo de Juan Ramón Jiménez. Se van incorporando estos textos en el relato que hace el burro sobre su vida y sobre la historia de la humanidad.

La obra también incluye música en directo, lo que no es muy habitual. ¿Qué aporta, en este caso, a la representación de Burro?
Le da un encanto especial el hecho de tener música en directo. Los tres músicos son extraordinarios y dos de ellos son, además, actores. La obra tiene una estructura de monólogo pero salgo acompañado en escena. La música es original del director de la obra, Yayo Cáceres, y hace un recorrido por distintas músicas del mundo. Hay folclore sudamericano, hay un tango, música española... En algunos momentos, también cantamos los actores canciones. Todo esto le da a la obra una viveza y alegría especiales. Y la hacen, desde luego, mucho más atractiva para los espectadores.

"Hasta que llegó Juan Ramón Jiménez, con Platero, los burros no tenían nombre"

Carlos Hipólito. CUCO CUERVO
Carlos Hipólito. CUCO CUERVO

Entre todas las buenas críticas que está recibiendo la obra están las que hablan de su poder sugestivo. ¿Qué es lo que nos sugiere Burro?
Burro es un alegato en defensa de los burros que, por el trato recibido, se convirtieron en la clase obrera de los animales. El burro acompañó a los seres humanos desde hace millones de años y, sin embargo, cuando le preguntas a alguien por un animal de compañía nadie habla de él pese a que siempre estuvo ahí.

¿Esa misma visión negativa del animal se da también a lo largo de la historia de la literatura?
Sí. De hecho, hasta que llegó Juan Ramón Jiménez, con Platero, los burros que conocimos en los textos literarios anteriores no tenían nombre. Incluso Rucio, el burro de Sancho Panza, no era un nombre en sí porque rufio es un determinado color. Fue Juan Ramón Jiménez quien le dio esa capa de ternura a este animal, con su libro Platero y yo.

Comentarios