sábado. 29.01.2022 |
El tiempo
sábado. 29.01.2022
El tiempo

La capilla ardiente de Verónica Forqué se instalará en el Teatro Español

El mundo de la cultura llora la muerte de la actriz a los 66 años

La capilla ardiente de la actriz Verónica Forqué, fallecida este lunes a los 66 años en Madrid, se instalará este miércoles en el Teatro Español de 11 horas a 16 horas "como se hace con las grandes cómicas del país". 

Así lo ha anunciado este martes la delegada del área de Cultura del Ayuntamiento de Madrid, Andrea Levy, quien ha indicado que este "último adiós a la artista" es "una bonita tradición" donde Forqué "interpretó grandes montajes como Doña Rosita la soltera". 

PERFILUna actriz de leyenda gracias a su desparpajo

Forqué, hija del director y productor José María Forqué y de la escritora Carmen Vázquez-Vigo, se estrenó como actriz en el cine en 1972 a la edad de 17 años de edad y en la película de Jaime de Armiñán Mi querida señorita
No obstante, el éxito le llegó en la década de los años 80, de la mano del cineasta manchego Pedro Almodóvar, con quien dio vida a Cristal en la película ¿Qué he hecho yo para merecer esto? Ello le abrió la puerta a trabajar con otros reconocidos cineastas españolas en la siguiente década. 

Así, llegarían importantes papeles en su carrera cinematográfica junto a Fernando Trueba, con Sé infiel y no mires con quien o El año de las luces, con la que obtuvo uno de sus cuatro Premios Goya. 

Con el director Fernando Colomo trabajó en dos comedias de gran éxito, Bajarse al moro y la que le dio su primer Goya como actriz protagonista, La vida alegre, en 1988, un año en el que logró asimismo otro Goya más, como actriz de reparto por Moros y Cristianos, de Luis García Berlanga.

De hecho, Forqué ha sido la primera intérprete femenina en ganar dos premios Goya en la misma ceremonia. Este hito solo lo consiguió casi 30 años después, en 2017, la actriz Emma Suárez. 

OBITUARIO. Hallan muerta a Verónica Forqué en su casa de Madrid

Ya en los años 90, comenzó a colaborar con Manuel Gómez Pereira en Salsa Rosa o en ¿Por qué lo llaman amor cuando quieren decir sexo?. En 1993 obtendría su cuarto Premio Goya por su papel como protagonista en Kika, de Pedro Almodóvar. 

Mientras que en los escenarios destacaron interpretaciones como su papel en la obra de José Sanchís, ¡Ay, Carmela!, también cabe destacar que en la última etapa se reinventó como directora escénica, poniéndose al frente del montaje de la obra Adulterios, de Woody Allen, en 2009. 

Fue muy popular también para los españoles a través de sus papeles en series de televisión como Ramón y Cajal (1982), Eva y Adán, agencia matrimonial (1990-1991) y Pepa y Pepe (1995) o en La que se avecina. No obstante, este último año había vuelto a recuperar protagonismo mediático gracias a su participación en el programa Masterchef, siendo una de las concursantes más relevantes durante la emisión del espacio.

La capilla ardiente de Verónica Forqué se instalará en el Teatro...
Comentarios