Camela: "Somos cuñados y parecemos un matrimonio mal avenido"

El dúo más rumbero del panorama nacional hace parada este viernes a las 0.30 horas en la discoteca Hermo de Muimenta para presentar su 17º disco. Un álbum que no será el último, pues a pesar de llevar 30 años sobre los escenarios, Dioni y Ángeles aún tienen palmas para rato.
Ángeles y Dioni forman el dúo Camela.
photo_camera Ángeles y Dioni forman el dúo Camela.

Cuando Camela suena, su inconfundible estilo es reconocible en cualquier punta de España y parte del extranjero. Háblale de mí, Cuando zarpa el amor... Sus canciones han ido pasando de generación en generación y Dioni y Ángeles se han ganado un hueco en el corazón del público, aunque no tanto en el de la industria musical. Con más de 9 millones de discos vendidos, el dúo madrileño saca ahora nuevo disco que, por supuesto, sigue sonando a Camela.

Crearon la tecno-rumba y son historia de la música en España. ¿Se consideran incombustibles?
Eso nos gustaría. Lo que tenemos muy claro es que nosotros vamos a seguir haciendo música y nos vamos a quedar hasta que vayamos con taca-taca (risas).

Poca gente sabe que por poco se llaman Los Linces...
Efectivamente, ese fue en el embrión de Camela, antes de que estuviera consolidado el grupo. Fue una ocurrencia, pero no cuajó.

Acaban de lanzar su 17º disco: ‘¡Qué la música te acompañe!’. ¿Por qué escogieron ‘Star Wars’ para caracterizarse? 
Porque a Dioni le encanta la saga. Fue idea suya y la verdad. A mí (Ángeles) me pareció bien, aunque no soy muy seguidora.
Ya es una tradición que las portadas de sus discos rindan homenaje a películas. Juan Antonio Bayona ha sido siempre un aliado en sus creaciones.

Tenemos muy claro que vamos a seguir haciendo música hasta que vayamos con taca-taca

¿Cómo surgió su colaboración? 
En el momento en el que trabajamos con Bayona él estaba empezando y decidió comenzar su carrera haciendo vídeos musicales. Los primeros que hizo fue con OBK y después con nosotros, y desde entonces somos como familia ,estamos orgullosísimos de él.

Es un disco con sonidos más renovados, pero sigue manteniendo la esencia que no ha perdido nunca desde 1994. ¿Cuáles son los ingredientes para que algo suene a Camela?
Eso es verdad. Tú escuchas el comienzo de una canción nuestra y piensas: es Camela. No sabemos lo que es, pero hay algo diferente en nuestras canciones. 

Escuchas el comienzo de una canción nuestra y piensas: es Camela. No sabemos lo que es, pero hay algo diferente en nuestras canciones. 


Cuando en 1992 reunieron 200.000 pesetas y repartieron casettes con ‘Junto a mí’. ¿Se imaginaban el éxito que vendría después? 
¡Qué bah! No podíamos ni soñar que 28 años más tarde estaríamos aquí.

¿Por qué el amor y el desamor suelen ser el tema de sus canciones?
Hemos hecho canciones al alzhéimer, a la violencia de género, a la seguridad vial… Lo que pasa es que las de amor cuajan más porque la vida es eso, amor y desamor.

Casi 30 años de carrera y 9 millones de discos vendidos. El apoyo de sus fans es indiscutible y son ellos los que reclaman el reconocimiento de Camela también por parte de la industria musical. ¿Lo han echado en falta?
Al principio sí, no entendíamos qué habíamos hecho para que no se nos tuvieran en cuenta. Después dejó de importarnos poco a poco. Nosotros seguimos a lo nuestro, con el apoyo de la gente que siempre lo hemos tenido. Ahora, por suerte, creemos que por fin ha llegado nuestro momento.

Tardaron 26 años en cruzar la meta simbólica de actuar en el Palacio de los Deportes de Madrid. Pero llegaron y arrasaron. ¿Cómo recuerdan ese día?
Fue muy entrañable y nos emocionó mucho. Fue un gran día y de hecho repetiremos el próximo 13 de enero para ir a presentar nuestro último disco.

Tanto actúan en el WiZink Center como en el pueblo más remoto.  ¿Alguna vez han dicho que ‘no’ a alguna actuación?
Nunca. Si no hemos ido a algún sitio ha sido por cuestiones de agenda, porque el día que ellos querían ya estaba cerrado en otra  población.

¿Por qué a pesar de ser uno de los grupos con más ventas no tienen tantos premios cómo otros?
No los sabemos, pero no nos importa. Nuestro premio es la gente que día tras día llena nuestros conciertos, no nos hace falta más.

Andy & Lucas confesaron que la discográfica no les dejó colaborar con ustedes porque su música no estaba valorada. ¿Les ha pasado con más artistas?
Si, alguna vez más, pero creemos que afortunadamente esa etapa ya ha pasado. 

Nuestro premio es la gente que día tras día llena nuestros conciertos, no nos hace falta más.


¿Por qué creen que antes se pensaba que la música de Camela era ‘de segunda’, de gasolineras...?
Nacimos en una compañía muy pequeñita que era un distribuidor de los stands que había en las gasolineras. Después pasamos a vender en los sitios habituales y grandes artistas de renombre se ‘pegaban’ por estar en las gasolineras. Cuando salimos con un millón de discos vendidos la revolución fue tan impactante que la industria no supo cómo entender el fenómeno.

Ustedes no han cambiado, siguen siendo los de siempre ¿Qué ha cambiado para que ahora sí, por fin, les reconozcan su trabajo?
Después de tantos años han visto que no éramos flor de un día. Que habíamos llegado para quedarnos y que la gente nos seguía.

¿Se plantearon en algún momento tirar la toalla?
La verdad es que no, a nosotros siempre nos ha gustado lo que hacemos.

Delante de los focos tienen una sintonía increíble. ¿Cómo se llevan Ángeles y Dioni por detrás?
Como un matrimonio mal avenido (aunque como ya saben, somos cuñados). Unos días mejor y otros peor, pero en el fondo nos queremos y nos llevamos bien.

Llegan hoy a Muimenta para actuar en la discoteca Hermo. ¿Qué  es lo que se van a encontrar sus fans?
Los fans se van a encontrar a Camela en estado puro y lo van a pasar muy bien.

Comentarios