viernes. 24.09.2021 |
El tiempo
viernes. 24.09.2021
El tiempo

Bárbara Grandío: "Mi madre me decía que fuese natural como Fernando Tejero"

Barbara Grandío. CRIS ANDINA
Bárbara Grandío. CRIS ANDINA
La actriz coruñesa Bárbara Grandío llegó a la popular serie "La que se avecina" para un episodio y se quedó. Tímida, pero arrolladora, ha estrenado la película "Historias lamentables" en Amazon Prime con el conocido director madrileño Javier Fesser

LA ACTRIZ gallega Bárbara Grandío es una mujer todoterreno: aunque actualmente triunfa en Madrid, ha vuelto a su Coruña natal para poder vivir cerca del mar.

De pequeña quería ser astronauta, pero terminó siendo actriz.

Realmente lo de la astronauta duró muy poco. La pasión por la Luna sigue aquí, pero lo del mundo astronauta ya no.

¿Por qué decidió dedicarse a la actuación?

Empecé diferentes estudios porque al final todo era parte de lo mismo. Era como si pudiese probar varias profesiones y al final pensé: "Si soy actriz, voy a poder interpretar a todos esos personajes a la vez".

Para usted la familia es muy importante. ¿Qué consejo le dieron?

Mi madre siempre me decía que tenía que hacerlo lo mejor posible y que sea súper natural, como Fernando Tejero (Ríe). Era su personaje favorito en la serie Aquí no hay quien viva y le encantaba como lo hacía. Antes de hacer un cásting o antes de currar me decía: "Tú como Fernando Tejero" y la vida me llevó a trabajar con él. Todavía no se lo he dicho y se va a dar cuenta con esta entrevista.

¿Cuál fue su primer trabajo?

Un anuncio de patatas en el que salía cruzando la calle y diciendo: "¡Qué ricas!" (Ríe).

Entró en La que se avecina para un capítulo y se quedó. ¿Tanto convenció su actuación?

Pues no lo sé la verdad, nunca lo he hablado con los creadores de la serie. Pero aluciné porque al final yo iba para poquito y quería darle un toque diferente. Y se me ocurrió lo de ponerle voz de pito al personaje. Al principio en la serie me dijeron: "No, esto qué es" (Ríe). Pero yo ya conocía de antes a Ernesto Sevilla (Teodoro) y a Pablo Chiapella (Amador) y ellos me animaron muchísimo a que lo hiciera porque estaba muy guay.

La voz es lo más característico de su personaje. ¿La gente se sorprende cuándo la escucha en otros registros?

Muchísimo, incluso había gente en el equipo que se pensaba que era mi voz real. Normalmente cuando te ponen a trabajar te potencian lo bonito, aquí es al revés, te potencian todo lo feo, ya que mi personaje es muy rancio. A mí me viene muy bien porque a la gente le dicen: "Eres más guapa en la tele", y a mí no, porque es imposible (Ríe).

Se define como una persona tímida. Con el boom de La que se avecina, ¿lo pasa mal cuando la reconocen por la calle?

Me hace muchísima ilusión que la gente me reconozca aunque es más por redes sociales donde lo noto, porque con la mascarilla y todo… Me han parado pocas veces, no es que vaya a la calle y se me tire la gente encima. Aunque sí que es verdad que en redes sociales he descubierto un mundo que no sabía que había.

¿Tuvo miedo a las consecuencias de ser un personaje conocido en redes sociales?

Sí, porque además mi personaje se iba a llevar mal con el personaje de Amador, que es muy querido por el público. Pero no he recibido nada malo y espero que siga así porque no sabría cómo gestionarlo. Un día descubrí todos los mensajes que tenía y aluciné. Da una alegría tremenda ver que lo que haces llega, gusta y divierte a la gente.

Dice que por su físico no normativo la gente no sabe dónde encajarla.

Esa es una lucha que yo tengo a mayores de todo lo que es el trabajo en sí. Con ‘no normativo’ me refiero a no ser la típica que te puede hacer una cosa y la otra con cuatro cambios de pelo, que yo pienso que podría porque soy normal como todo el mundo. Cuando haga un casting para algo que no sea comedia pues tendré que demostrar mucho más porque van a pensar de primeras que no lo puedo hacer.

Hace seis años se definía como "tímida, camaleónica e independiente". ¿Cómo se define ahora?

Madre mía, pues la verdad es que me sale fatal lo de definirme. Me definiría igual, pero ahora también como normal. La gente no me mete en ese saco y yo creo que soy muy normal (Ríe).

"Voy a Madrid a trabajar y vuelvo a A Coruña, pero merece la pena vivir en el mar"

Se fue muy joven a trabajar a Madrid. ¿Quizá demasiado pronto?

Me he ido a donde había trabajo y formación. Me encanta trabajar en Galicia, me flipa. Aunque yo creo que ahora hay más trabajo en general gracias a las plataformas de streaming.

Hablando de plataformas, debido la pandemia de covid, tuvo que estrenar la película Historias lamentables en Amazon Prime. ¿El streaming acabará con las salas de cine?

Quiero creer por mi parte romántica del cine que me fascina, que no va a desaparecer. Creo que hay mucha gente que necesita la pantalla gigante, las palomitas y ese sonido maravilloso del cine. Me parece una ventana más y creo que no se cargará el cine, sino que es otra manera de mostrar el trabajo y de que llegue a mucha más gente. Creo que pueden convivir perfectamente.

En Galicia hay muchas historias por contar.

Y mucho paisaje precioso que enseñar.

De hecho, usted ha vuelto.

Voy a currar a Madrid y vuelvo a A Coruña. A lo mejor voy todas las semanas, pero no pasa nada. Vuelvo a casa y he decidido vivir en el mar, que se vive muy bien.

¿Merece la pena?

Sí, sí y sí. Porque yo me fui muy joven a Madrid y trabajé todo el tiempo. Tuve muchísima suerte, ya que fui enganchando una cosa con otra. Ahora quiero estar en los dos sitios, pero de verdad.

Bárbara Grandío: "Mi madre me decía que fuese natural como Fernando...
Comentarios