Jueves. 20.06.2019 |
El tiempo
Jueves. 20.06.2019
El tiempo

Antonio Tizón reúne locura, amor y muerte en 'A antesala luminosa'

Aser Álvarez, Lucía Pérez, Antonio Tizón, Ramón Rodríguez y Manuel Bragado
Aser Álvarez, Lucía Pérez, Antonio Tizón, Ramón Rodríguez y Manuel Bragado
El autor coruñés presenta en Santiago su primera novela, un relato que califica de "mulato"

Amor, locura y muerte son los tres elementos esenciales de 'A antesala luminosa', la primera novela publicada por el coruñés Antonio Tizón, presentada este miércoles en la librería Couceiro de Santiago de Compostela. Amor, locura y muerte son, también, las 'antesalas luminosas' a las que hace referencia el título de esta novela que acaba de publicar Edicións Xerais y que ya vivió hace unos días una primera presentación en A Coruña.

La muerte es la que arranca la novela, pues ésta empieza con la aparición de dos cuerpos en la coruñesa playa de O Matadoiro, quemados en la siempre concurrida noche de San Xoán. A partir de ahí, se inicia una investigación policial, en la que se entremezclan dos peripecias: la del inspector Xosé Sánchez, narrador de los animados y muy dialogados capítulos impares, y la de Gustavo Gallego, autor de los introspectivos capítulos pares. Sánchez le da a 'A antesala luminosa' el toque de novela negra, aunque tanto Tizón como Manuel Bragado, director de Edicións Xerais, coincidieron en calificarla de "novela mestiza" o "mulata".

La peripecia de Gustavo Gallego introduce el tema de la locura, a través del trastorno bipolar. En la presentación en Santiago estuvo presente la psiquiatra Lucía Pérez Ramírez, quien resaltó que la novela "acerca lo que es el mundo interno del enfermo", un Gustavo Gallego que puede aparecer desinhibido o vivir fases de depresión, como cualquier enfermo bipolar.

Tizón sostuvo que la locura en su novela es presentada "como antesala luminosa que oscurece todos los demás temas". El autor coruñés apuntó otros temas del relato, profundamente autobiográfico. Así, habló de la política, ya que la novela que escribe Gustavo arranca en la Transición.

También aparece la gastronomía, con locales y menús concretos especialmente de A Coruña, Madrid y Ourense, lo que llevó a Aser Álvarez, jefe de prensa de la Asociación de Hostelería de Santiago, a calificar 'A antesala luminosa' como "una novela gourmet".

El filólogo Ramón Rodríguez, que también habló en la presentación, recordó el "sentido mágico de la literatura" que guía a Tizón, un hombre "al que le gusta andar en el límite", como le ocurre a sus protagonistas. Precisamente, Rodríguez es, con otro nombre, uno de los 72 personajes de 'A antesala luminosa'

Antonio Tizón reúne locura, amor y muerte en 'A antesala luminosa'
Comentarios