lunes. 18.10.2021 |
El tiempo
lunes. 18.10.2021
El tiempo

Últimas regulaciones de juego en España

España es un país conocido por su próspero mercado del juego, y el gasto medio en juegos de azar por persona desde 2011 ha sido de unos 60 euros. Según los ingresos brutos del juego online, las apuestas deportivas en vivo son las que más interesan a los habitantes del país. Teniendo en cuenta que los españoles son ávidos aficionados al juego, tiene sentido que el número de empresas de apuestas y juegos de azar que se dirigen a este mercado siga creciendo. 

Es interesante señalar que España no se encuentra entre los países en los que el juego tiene una larga historia, ya que estas actividades se legalizaron en 1977. Sin embargo, esto no quiere decir que antes de esa fecha, los españoles estuvieran impedidos de participar en cualquier actividad de juego, ya que anteriormente, podían aprovechar para jugar a la lotería, a las quinielas deportivas y a los sorteos, entre otros. 

Debido a los cambios fundamentales que se produjeron tras la legalización del juego, el número de casinos físicos sigue creciendo y ya supera los 50. Siga leyendo para conocer la actual normativa sobre el juego en España, así como la que determina el marco legal. 

Leyes de juego y autoridades competentes en España

El cambio más radical en la legislación relacionada con el juego en España tuvo lugar con la aprobación de la Ley del Juego de 2011.  Su principal objetivo era armonizar la legislación existente y, sobre todo, proporcionar la tan necesaria supervisión sobre el juego online.  

Una de las primeras cosas a tener en cuenta sobre la legislación, que se aplica al juego en España, es que el país tiene un gobierno central, dos ciudades autónomas, así como 17 comunidades autónomas. 

Así, las competencias de regulación se distribuyen entre las distintas regiones y el Estado, y a las primeras se les delega la supervisión, la fiscalidad y la regulación de las actividades de juego. El Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas es quien supervisa, regula, autoriza y, en su caso, sanciona en todo el país, no sólo en los estados individuales. Actualmente, cada una de estas regiones ha introducido su propio régimen de licencias y lista de juegos que los operadores pueden ofrecer. 

El organismo gubernamental que expide las licencias, tiene poderes de ejecución y supervisa los juegos en España es la Dirección General de Ordenación del Juego. 

Según la legislación española, se distingue entre juego público y privado. En cuanto al juego público, este término se utiliza para describir las actividades monopolísticas ofrecidas por la Organización Nacional de Ciegos Españoles o por Loterías y Apuestas del Estado. El juego privado, por su parte, se refiere a las formas de juego online y offline que ofrecen los operadores con licencia.

El Real Decreto, que también se presentó en 2011, es otra pieza legislativa importante porque configura los requisitos técnicos de las actividades de juego. Ese mismo año se aprobó otro Decreto para presentar el régimen normativo que la Ley del Juego establecía. Ya en 2020, se introdujo un Real Decreto para regular la comunicación comercial de las actividades de juego.

Según la legislación actual, los españoles tendrán prohibido participar en actividades de juego si no tienen al menos 18 años y si han solicitado voluntariamente dicha prohibición. 

Al igual que muchos otros países en la actualidad, España también se ha propuesto abordar el problema de la ludopatía y, por ello, las autoridades están trabajando en un nuevo proyecto de Real Decreto. Se espera que el Decreto vea la luz a finales de este año, y su objetivo es abordar con mayor detalle las responsabilidades de los operadores. 

Entre ellas, un mejor control de la protección de los menores y los jugadores vulnerables y una supervisión más estricta del comportamiento de los jugadores. 

¿Pueden los sitios de apuestas en el extranjero acoger a jugadores de España?

Cuando el gobierno español reforzó su control sobre las actividades de juego en 2011, también se tomaron medidas para hacer frente a los intentos de los operadores extranjeros de prestar sus servicios a los residentes del país sin solicitar una licencia. 

Según las disposiciones de la Ley del Juego de 2011, los operadores extranjeros pueden prestar sus servicios en una sola región, en varias regiones o a nivel estatal, siempre que se les conceda una licencia. Naturalmente, la mayoría de los operadores prefieren solicitar una licencia federal ya que, de este modo, no tendrán que solicitar un sello regional. 

El régimen de licencias para los juegos de azar en tierra no es el mismo en todas las regiones, y obtener la autorización o licencia administrativa necesaria implica pasar por un proceso de concurso público. Hasta la fecha, se han realizado tres concursos públicos, el último de los cuales se celebró en 2017. 

La duración de las licencias y su coste son específicos de cada región, y en la mayoría de los casos, los sellos de aprobación tienen una validez de diez años y pueden renovarse una vez finalizado este periodo. Los costes de los sellos de aprobación también difieren y se basan en el tipo de licencia.

Últimas regulaciones de juego en España