La Selección Española sorprende a pesar de su traspié frente a Portugal

balón de fútbol

Nadie parecía entender las decisiones de Luis Enrique al construir su 11 titular para la Liga de las Naciones. Sin embargo, la selección española de fútbol ha logrado dar la sorpresa ante un rival con uno de los mejores jugadores de todo el mundo. España ganó a Portugal con un escueto 1 - 0 gracias a un gol de Morata cerca del descuento final. Una delantera a última hora que ha servido al equipo para volver a la fase final de esta liga internacional y que afianza la posición del equipo, aunque también muestra sus problemas.

De la total desconfianza al apoyo más fuerte. Así ha evolucionado la visión del conjunto por parte de los fanáticos. Se nota dentro y fuera del campo, hasta en las casas de apuestas online que han empezado a reducir las cuotas a favor del conjunto, buena señal de que hay confianza en él. Pero, ¿realmente tiene esta selección madera para alzarse campeona ahora y arrasar en el Mundial de Qatar de este año?

España es fuerte, pero tiene serios problemas

Un tanto de ventaja para alzarse con la victoria frente al equipo de un Cristiano Ronaldo que no es ni la mitad de lo que era. La rojiblanca ha ganado por la mínima al conjunto luso en un partido en el que ha mostrado sus fortalezas, pero también sus flaquezas. La selección española ha dominado en posesión, sin embargo, la falta de destreza ha demostrado que los uno contra uno en la ofensiva no son lo suyo. Durante la primera mitad del partido, ni uno de los extremos logró dejar atrás a sus marcadores por más que lo intentaba. Algo que, al mismo tiempo, complicaba enormemente la posibilidad de crear peligro en el área de portería.

Situación que también se extiende a la defensa española. La mayoría de goles recibidos en contra en los últimos encuentros ha sido por la incapacidad de los defensores de frenar a los atacantes, sobre todo en los balones aéreos. Si no se refuerzan ambas debilidades, la selección española lo tiene muy difícil para llegar arriba en el Mundial que se avecina en los próximos meses.

Falta estabilidad en el conjunto y una mayor coordinación, como también creatividad a la hora de aplicar sus estrategias ofensivas. Parece que el conjunto tenga un manual claro y directo a seguir cada vez que va a atacar y se ciñe únicamente a lo que ponga en sus páginas. Esto abre un problema enorme, y es que el buen estudio de sus estrategias permite a sus rivales prever lo que van a hacer, cómo lo van a hacer, cuándo y dónde.

Es un equipo repleto de jóvenes con fuerza y talento, pero que necesita más cohesión y más firmeza a la hora de moverse y atacar en el campo. Queda tiempo por delante y una Liga de Naciones por superar, pero también muchos deberes con los que ponerse si quieren traer a casa otra alegría como la del Mundial de Fútbol de 2010. ¿Lo conseguirán?