Reclamación de vuelos: ¿Cómo reclamar por un vuelo retrasado?

avión vuelo viaje

Los retrasos o cancelaciones de vuelos comerciales son situaciones muy estresantes y complicadas para los pasajeros, ya que afectan sus planes de viaje y diferentes compromisos laborales, sociales e incluso familiares. En tales circunstancias, es crucial estar muy bien informado sobre sus derechos y las opciones disponibles para reclamar una indemnización adecuada. 

Por lo anterior, desde Reclamaciondevuelos.com se explica cómo reclamar por un vuelo retrasado o cancelado; los derechos de los pasajeros según la legislación vigente; y las diferentes opciones de compensación a las que pueden acceder los afectados.

En primera instancia, para reclamar un retraso en el vuelo se debe tener presente que existen dos leyes que regulan los derechos del pasajero por cancelación de vuelo, las cuales son:

1.  Reglamento 261/2004 de la UE

El Reglamento 261/2004 de la UE se aplica a situaciones de retraso, cancelación y denegación de embarque cuando la aerolínea es europea o cuando el vuelo despega de un país europeo. En caso de presentarse incidencias relacionadas con equipaje siempre se debe aplicar el Convenio de Montreal. 

Asimismo, se deben ofrecer compensaciones que varían según la distancia del vuelo en kilómetros. Por ejemplo, para vuelos de menos de 1,500 km, la indemnización es de 250 €, entre 1,500 km y 3,500 km la indemnización será de 250 € y para más de 3,500 km una indemnización de 600 €.

También, la aerolínea debe ofrecer:

  • Reembolso del precio del billete en un plazo de 7 días
  • Transporte alternativo hasta el destino
  • Cubrir los gastos de transporte hasta el aeropuerto de salida
  • Proporcionar un impreso con la normativa de compensaciones y asistencia por cancelación de vuelo
  • Ofrecer comida, bebida y dos llamadas telefónicas si el pasajero lo solicita
  • Informar al pasajero sobre la posibilidad de transportes alternativos

2. Convenio de Montreal

El Convenio de Montreal se aplica a situaciones similares cuando la aerolínea no es europea ni despega de un país de la Unión Europea. Las compensaciones son similares a las del Reglamento de la UE y oscilan entre 250 y 600 €, siendo el juez el encargado de establecer la indemnización.

De igual manera este convenio aplica a todas las incidencias con el equipaje, incluso si la aerolínea es europea o despega de un país europeo.

En situaciones como estas, las compensaciones económicas no se otorgan automáticamente debido a circunstancias objetivas, ya que se basan en el daño moral causado por la cancelación y deben ser justificadas y probadas al ser de naturaleza subjetiva. 

Tanto en el caso de un retraso como de una cancelación de vuelo, si se presenta una demanda, se tratan de manera similar, y es necesario justificar el daño o perjuicio, por ello, la determinación de la indemnización la realizará el juez en función de la demanda presentada.

Aspectos a tener en cuenta

Para tener éxito en los procesos de indemnización es importante no tirar las tarjetas de embarque, guardar el PIR en caso de problemas con el equipaje y asesorarse con expertos como abogados especializados en reclamaciones de vuelos.

Asimismo, tener presente los siguientes datos para comprender la importancia de hacer valer los derechos como pasajero:

  • La posibilidad de que un pasajero intente gestionar una reclamación por retraso de vuelo por sí mismo y no sepa cómo hacerlo, no logre contactar con la aerolínea o se desanime debido a la burocracia, es del 54%.
  • De las personas que logran contactar para reclamar el retraso, el 83% menciona que dedicó más de 40 minutos rellenando el formulario.
  • De los que logran contactar, el 22% experimenta algún problema al enviar la reclamación, el 34% enfrenta al menos dos problemas, el 13% se encuentra con hasta tres problemas, y el 31% tiene más de cinco intentos fallidos al reclamar.
  • La probabilidad de que un pasajero afectado supere este proceso y pueda realizar una reclamación por retraso por sí mismo pero no reciba respuesta, es del 27%, lo que se conoce como silencio administrativo.
  • Las indemnizaciones medias obtenidas por los clientes cuando realizan la reclamación por su cuenta son un 42% inferiores a las obtenidas a través de Reclamación de Vuelos.